martes, 10 diciembre 2019, 14:54
Miércoles, 30 Octubre 2019 10:58

Ken Loach: "La mayoría de las películas transportan ideas políticas"

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(0 votos)
El director de cine británico Ken Loach. El director de cine británico Ken Loach. EFE/Ian Langsdon/Archivo

"A todo el mundo le gusta pasar un buen rato, reírse, compartir una emoción y que lo lleven a otro mundo, eso no está mal -considera el director de "Lloviendo piedras" (1993)-, pero la mayoría de las películas transportan ideas, y hablo del cine comercial de Hollywood".



A sus 83 años, el director británico Ken Loach sigue poniendo el dedo en la llaga con sus películas directas, reflexivas y de denuncia a gritos, como hace con su último título "Sorry, We Missed You", la frase que dejan los repartidores comerciales en Inglaterra cuando el destinatario no está en su domicilio.

Pero que no se engañe nadie. El veterano cineasta advierte con pocas palabras que no solo el llamado "cine social" contiene mensajes: "La mayoría de las películas transportan ideas políticas".

"A todo el mundo le gusta pasar un buen rato, reírse, compartir una emoción y que lo lleven a otro mundo, eso no está mal -considera el director de "Lloviendo piedras" (1993)-, pero la mayoría de las películas transportan ideas, y hablo del cine comercial de Hollywood".

Y se detiene a precisar que "si un hombre con una pistola va a resolver tus problemas, un superhéroe, ese es un mensaje muy de derechas. O ver a gente muy rica en una casa fantástica con grandes coches, te puedes preguntar de dónde saca el dinero para comprar todo eso. Y si lo muestras así, natural, como hacen ellos, es un gesto político también".

"Sorry, We Missed You" es un nuevo golpe en la mesa de este comprometido luchador, esta vez con el punto de mira puesto en los repartidores autónomos que acaban siendo trabajadores empobrecidos y endeudados que queman su vida familiar y personal en tratar de cumplir con las inhumanas exigencias de empresas como Amazon.

Conocido por sus filmes de conciencia social como "Tierra y Libertad", "Riff-Raff", "Agenda oculta" o "Ladybird, Ladybird", y más recientemente "Yo, Daniel Blake", donde dejaba en evidencia al sistema de amparo a los desempleados británicos, Loach acusa en esta última directamente a las empresas que casi esclavizan a sus empleados.

"Cuando empecé, hace mucho tiempo, los trabajadores estaban explotados, pero su trabajo era seguro, la comunidad era estable y no sabíamos nada del cambio climático. Ahora las grandes empresas compiten por el mejor precio, y para lograrlo reducen los costes laborales y el trabajo es cada vez más inseguro", denunció Loach en una entrevista con varios medios de comunicación entre los que estaba Efe durante su visita al pasado festival de cine de San Sebastián.

El director inglés, que tiene en su haber dos Palmas de Oro de Cannes, se pone aún más serio para advertir que "si seguimos así, el planeta se colapsará" y no sólo porque "el modelo de negocio Amazon es insostenible", sino porque "la gente que trabaja en ese tipo de empresas es tremendamente pobre".

Además, denuncia la generalización del uso de combustibles fósiles mientras "el crudo está desapareciendo". "Es un modelo que no podemos sostener por muchos años, porque no solo destruye el individuo, también el planeta", afirma.

Preguntado por las posibles soluciones y por el papel de los gobiernos para detener esta dinámica, Loach opina que hace falta que se intervenga con impuestos a estas grandes empresas "para proteger a los trabajadores, reconstruir los centros de las ciudades, que se están quedando vacíos, y fortalecer a los sindicatos".

"Porque ahora parece que los trabajadores son autónomos, pero son falsos autónomos, carecen de vacaciones, no pueden ponerse enfermos porque nadie les paga, trabajan catorce horas diarias, seis días a la semana...esto no puede seguir", denuncia el veterano director.

En ese sentido, considera que los trabajadores deberían sindicarse y confiar sólo en partidos o movimientos políticos "creíbles" que apuesten por "cambiar las cosas" y que no consideren la situación "inevitable". "Y quizá -dice- necesitemos ir más lejos, porque esto es también una amenaza a nuestra propia existencia".

Desde su convicción activista, recomienda no confiar en propuestas "fantasiosas" ni en políticos ególatras": "Creo que está muy mal hacerlos estrellas" y agrega que le interesa más "la gente, la masa, el pueblo y su lucha, eso es lo más interesante".

"Puede que la gente diga que no le importa la política, pero si cada uno se pregunta si su trabajo es seguro, o si sus hijos tendrán empleo cuando terminen sus estudios o tendrán que emigrar como muchos españoles, o si estás seguro de que te cuidarán y te pagarán cada mes si estás enfermo, seguro que esto sí les importará".

La película llega mañana jueves a las salas españolas.

Visto 453 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar