lunes, 24 febrero 2020, 22:59
Lunes, 25 Noviembre 2019 05:59

Teatro del Viento: 20 años de creación sobre las tablas

Escrito por  ACN
Valora este artículo
(1 Voto)

Con el estreno de la obra Un hombre en el horizonte este fin de semana, el colectivo camagüeyano Teatro del Viento celebró sus dos décadas de fundado.



Con el estreno de la obra Un hombre en el horizonte este fin de semana, el lugareño colectivo del arte de las tablas Teatro del Viento celebró sus dos décadas de fundado, caracterizado por la constante búsqueda de nuevos presupuestos estéticos, y también la preservación de otros que sedimentan su trayectoria desde el principio.
  
El espectáculo forma parte de una trilogía fragmentada cuyo tronco común es un mismo escenario: el mar, la costa y un hombre que pesca en el horizonte sobre una recámara inflable, mientras a la distancia es observado por varias personas, quienes se toman la libertad de construirle una historia, según sus propias percepciones.
  
Ese el principal motivo por el cual toda la puesta en escena deviene una especie de metáfora donde reina la poesía y cada quien valida el concepto de imaginar lo que quiere de la forma que desee, y así lo exprese desde los más variados lenguajes.
  
De la autoría de Freddys Núñez Estenoz, creador de Teatro del Viento, la pieza se entrelaza con cierta sutileza para, a manera de juego de palabras, buscar que el espectador reflexione y dé una mirada a los temas polémicos que caracterizan a la realidad de la nación, siempre presente en su obra.
  
Yo escribí Un hombre... en 2013, en la ciudad de Matanzas —comentó a la ACN—, y tuve la suerte de estrenarla con el grupo Icarón, de esa ciudad, en una temporada muy breve, y luego quedó dormida, hasta hace muy poco que decidí re-escribirla para los actores que tengo ahora.
 
Ya yo no soy el mismo, y mi ejercicio profesional también ha cambiado —agregó—, pero mantiene la esencia de todas mis puestas en escena, lo que con un lenguaje menos rudo y directo, como sucede en No tengo saldo o Heaven-Sola-Cubitas; por eso se trata de un teatro de arte de un mayor placer estético.
  
Quien sea seguidor de Teatro del Viento podrá valorar que se trata de un espectáculo para reconectar con los cimientos fundacionales de la compañía por el lenguaje y la estética dramatúrgica con los cuales se desarrolla.
 
Sin embargo, bien válidos sean esos recursos para poder lograr una mayor conexión entre los actores fundadores del colectivo y los más jóvenes, una simbiosis que requiere de una labor formativa muy profunda al interior del colectivo, algo que, a pesar de complicado, es favorable porque el grupo está en constante renovación de pensamiento, y así lo agradece su público.

Visto 529 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar