martes, 18 febrero 2020, 21:04
Martes, 24 Diciembre 2019 07:22

México denuncia excesiva vigilancia en su embajada en Bolivia

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(0 votos)
Conferencia de prensa del ex presidente boliviano Evo Morales, en Buenos Aires, Argentina 19 de diciembre, 2019. Conferencia de prensa del ex presidente boliviano Evo Morales, en Buenos Aires, Argentina 19 de diciembre, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian

La cancillería mexicana dijo en comunicado que confía en que se respete la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y se garantice el resguardo y la protección del edificio de la misión diplomática así como de los agentes acreditados.



El gobierno mexicano expresó el lunes su preocupación por lo que considera una presencia “excesiva” de personal de inteligencia y de seguridad que “vigilan” tanto la residencia del embajador como la representación diplomática en Bolivia, y denunció ante la Organización de Estados Americanos (OEA) las medidas.

La acusación llega días después de que el expresidente Evo Morales dejó México, donde recibió asilo, tras renunciar al cargo presionado por militares y policías y luego de una serie de protestas por las cuestionadas elecciones en octubre, en las que buscaba su reelección.

La cancillería mexicana dijo en comunicado que confía en que se respete la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y se garantice el resguardo y la protección del edificio de la misión diplomática así como de los agentes acreditados.

Poco después, la Misión Permanente de México en la OEA detalló en una carta que desde el 21 de diciembre unos 150 funcionarios policiales y de inteligencia de Bolivia rodean la residencia oficial mexicana en La Paz.

Agregó que el 23 de diciembre, como parte de las “acciones intimidatorias”, se intentó detener e inspeccionar el vehículo de la embajadora de México en el país sudamericano.

Las acciones, según la carta dirigida al organismo internacional, contravienen la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, por lo que México pidió informar los actos al resto de los países que integran a la organización.

El gobierno boliviano no ha respondido a los cuestionamientos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero la presidenta interina, Jeanine Áñez, criticó el asilo que se le concedió a Morales.

La cancillería de Bolivia, que anunció la adhesión del país al Grupo de Lima para ayudar a “lograr una solución a la crisis venezolana”, dijo el domingo que no acudiría a una reunión latinoamericana en México, el 8 de enero.


“Estamos comunicando a todos los países miembros de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) que hemos representado el accionar de México alejado de toda norma de respeto a los estados y de injerencia en los asuntos internos de Bolivia”, dijo el domingo la canciller boliviana, Karen Longaric.

México ha sostenido que Morales, quien estuvo al mando de Bolivia desde 2006 entrando a la historia como el líder que más tiempo la gobernó, fue objeto de un golpe de Estado y defendió el asilo dada su tradición histórica y por considerar que la vida del otrora líder cocalero corría peligro.

A inicios de diciembre, el expresidente viajó a Cuba para una consulta médica y posteriormente se trasladó a Argentina, en donde permanece en condición de refugiado.

Visto 361 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar