viernes, 28 febrero 2020, 14:39
Jueves, 26 Diciembre 2019 06:35

China acelera 'des-americanización' de infraestructura tecnológica

Escrito por  PL
Valora este artículo
(0 votos)

China reemplaza componentes tecnológicos como los semiconductores y servidores hechos en Estados Unidos, por los de factura nacional, un proceso alentado por la guerra comercial entre ambas potencias.


De acuerdo con el diario Global Times, como parte de la denominada campaña de 'des-americanización' el fabricante local de chips Loongson tiene una nueva generación de unidades que ofrecen mejor desempeño, son compatibles con estándares internacionales y podrán competir en 2020 y 2021 con gigantes globales como Intel y Arm.

El ingenio recordó- está acorde con los propósitos gubernamentales de reducir la dependencia de tecnología externa y evitar que se repitan casos como el de Huawei, blanco este año de restricciones para operar y mantener negocios con socios norteamericanos.

Global Times confirmó reportes sobre un creciente número de oficinas, bancos e instituciones públicas que cambiaron equipos, computadoras, sistemas operativos, aplicaciones de software y el cableado de fibra óptica procedentes del extranjero por los desarrollados en China.

Ese paso también lo darán gradualmente hasta 2022 organismos vinculados a la seguridad nacional como el Ejército y, según estimados, generará en total 200 mil millones de yuanes (28,6 millones de dólares) este año y el próximo.

El periódico mencionó a firmas domésticas del ramo como Lenovo, Sugon y Founder Group, entre las que comenzaron a incorporar dispositivos y redes con soporte en los chips de Loongson.

Expertos en el tema le aseguraron al diario que el movimiento ayudará al país a lograr autosuficiencia en el sector y a construir un sistema mucho más seguro y controlable.

Pero alertaron que tomará al menos tres años establecer una plataforma para las aplicaciones tecnológicas, terrenos dominados por Intel, Microsoft, Arm y otros competidores fuertes.

Las barreras de Washington en mayo provocaron que China reaccionara con un recorte en los tributos aplicados a la industria nacional de softwares y circuitos integrados para estimular la producción, sustituir importaciones y mermar la dependencia de mercados internacionales.

Solo el cambio de computadoras supondrá una pérdida de mil millones de dólares para los proveedores prioritarios de hardware a las oficinas gubernamentales chinas como HP, Samsung, Dell, Intel y Sony, alertan especialistas.

Visto 440 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar