domingo, 23 febrero 2020, 02:16
Domingo, 29 Diciembre 2019 05:20

Raúl Torres: sueño con la canción perfecta

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)

Así, lejos de otras vanidades, Raúl Torres llega a sus 30 años de vida artística soñando una canción, pretendiendo, así de simple, más canciones…

¿Desde el cariño? Claro ¿Y desde la izquierda siempre? También. Con esa confianza verdadera que llama las cosas por sus nombres, conversamos con el autor de Candil de Nieve.   

¿Dónde marcas el inicio de tu carrera artística?

En el vientre de mi madre tuve que haber escuchado canciones cantadas por mi papá, ya que crecí en un ambiente totalmente musical. Pero, de forma profesional, fue en esos días con Pablo (Milanés) y Xiomara (Laugart) en agosto de 1989, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba.

¿Cuántas canciones en 30 años?

No controlo el número. Esa respuesta sólo te la pueden dar mis familiares y amigos más allegados. Y si te digo mi cálculo, podría parecer petulante. Según mi hermana tengo más de mil y no se lo discuto.

¿Alguna o algunas preferidas, especiales para ti?

A todas las necesito, a todas las quiero. Prefiero la que sea más compatible con mi estado sentimental según la circunstancia.

Y qué nombres habría que mencionar para contar la historia de estos 30 años

Andy Mayo, Nino Bravo, Silvio, Pablo, Santiago Feliu, Amaury Pérez, los muñequitos de Matanzas, Joan Manuel Serrat, Djavan y Chico Buarque.

¿Hay períodos o etapas en tu creación?

Sí. La primera fue la etapa del despertar, de búsqueda, de imitar a mis ídolos. Luego, fue la etapa de empezar a moldear mi figura, mis gustos y mi manera de decir y hacer la canción. E inmediatamente pasé a la más larga de las etapas, que es en la que creo que estoy ahora, que es muy parecida a la primera, por la búsqueda y despertar, pero pisando firme y creyendo plenamente en lo que defiendo con mis canciones.

El tiempo que has vivido fuera de Cuba,  especialmente Brasil ¿Qué marcas te dejó musicalmente y humanamente?

Me dejó marcas profundas, pues intenté estar en los lugares donde he admirado maravillosos músicos y géneros musicales. Y como ser humano las experiencias fueron demoledoras. No pensé nunca que fuera a ser tan abismal la diferencia con Cuba, de las sociedades en que estuve. Fui testigo de atrocidades e injusticias sociales que describirlas en una entrevista solo me podría causar vergüenza, por lo que te pido omitirlas. Por tal motivo, a pesar de mi considerable estancia en esos países, no quise nunca ni tener residencia, ni pedir ciudadanía. Fui una especie de ácrata rebelado contra esos abusos. Volver a Cuba a vivir, ha sido uno de los regalos más lindos que he tenido (contados con una mano).

¿Cuál sería tu primera canción política?

No creo tener ninguna canción política. Mis canciones no narran epopeyas. Ni siquiera creo que sean épicas las canciones a las que te refieres. Pienso que son canciones de amor por la humanidad, cuando exalto a una personalidad en una canción, lo hago impresionado y emocionado por los sentimientos que les impulsan a ellos a proyectarse ante la humanidad anhelando un mejoramiento universal.

Algunos dicen que te has radicalizado, otros insinúan que es parte de un plan bien pensado, has sido acusado de misógino, de oportunista, etc. ¿Cuál es la respuesta de Raúl Torres a las tantas versiones que se inventan sobre ti?

He notado en los últimos tiempos como mi trabajo  ha llegado a rincones insospechados hasta entonces para mí, por lo tanto una obra como la mía genera también detractores y enemigos, aunque muchísimo menos que amigos y admiradores. Tengo 12 discos y en cada uno, el 80% son canciones dedicadas  a la mujer, con eso digo más.

Eres Diputado a la Asamblea Nacional ¿Por qué un artista asume semejante responsabilidad?

El pueblo creyó que yo reunía las condiciones para asumir esta responsabilidad, por lo tanto yo también lo creí. Y estaré siempre donde se necesiten mis esfuerzos para ver a mi país progresar defendiendo nuestros principios.

Para esta celebración has presentado dos discos bastante diferentes entre sí ¿Qué propones con cada uno de ellos?

De estos dos discos solo te puedo decir que son puntos extremos. Reflejan lo que soy y lo que quiero ser. El Vendedor de nubes soy yo en mi esencia con mi guitarra y mi voz intimista y el Niñito historia es el trovador de la búsqueda de horizontes, con la incertidumbre de no saber si logro figurar un segundo en el gusto contemporáneo y más popular de la música.

¿Para los próximos 30 años de vida artística qué sueñas?

Sueño con la canción perfecta, una que está en el éter, que ya fue de Serrat, que ya fue de Sabina, que ya fue de Silvio, que ya fue de Pablo, que ya fue de Llupanqui ?, de Carlos Valera, de Violeta, de Polito, de Gerardo, de Santiago, que ya fue de Chico, una a la que le estoy cazando la pelea. Que cuando la componga dejaré de hacer canciones  y ese día me dedicaré a pescar... otras

Visto 1429 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar