martes, 25 febrero 2020, 17:38
Jueves, 02 Enero 2020 05:53

DEPORTE EN CUBA: Diálogo con el presidente del INDER

Escrito por  Roberto Ramírez / JIT
Valora este artículo
(1 Voto)
El presidente del INDER, Osvaldo Vento impone la Medalla de la Dignidad al pesista Yoelmis Hernández El presidente del INDER, Osvaldo Vento impone la Medalla de la Dignidad al pesista Yoelmis Hernández Foto: Trabajadores

Mantener a Cuba entre los 20 países vanguardistas en los Juegos Olímpicos de Tokio será el reto a enfrentar por el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) durante el 2020.

El propósito, exigente de por sí, redobla su alcance en medio de los azotes del Bloqueo Económico, Comercial y Financiero impuesto por el gobierno estadounidense, un obstáculo que nos limita en todos los ámbitos y demanda el máximo de creatividad posible.

«Se impone como nunca antes que apelemos a la inteligencia colectiva, al aporte de todos, al sentido de pertenencia y al uso de los recursos en función de las potencialidades reales con que contamos, sinónimo  de pensar como país», dijo al respecto el presidente del Inder, Osvaldo Vento Montiller.

Su diálogo con JIT incluyó un apretado repaso a los importantes pasos concretados durante el 2019, y quedó igualmente marcado por la convicción de que se trabaja por una buena demostración en los Juegos Paralímpicos de la capital nipona.

«Más allá de esos y otros eventos, que constituyen clara expresión del seguimiento de que disfrutamos de parte de nuestros compatriotas, la máxima es hacer realidad que en Cuba el deporte es un derecho y deber del pueblo», afirmó Vento al puntualizar la visión integradora que rebasa los límites de las medallas.

A continuación, el intercambio sostenido al cierre de su habitual recorrido por la Ciudad Deportiva…

¿Qué acciones demandarían mención en un intento de resumen anual?

Este año avanzamos en el proceso de perfeccionamiento del sistema deportivo cubano, concebido desde la base y con la contribución de la totalidad de sus estructuras. Destacaría la recuperación de instalaciones, que dejó huellas positivas en todo el país, con un impacto especial en La Habana a partir de la amplia inserción del Inder en las acciones por su 500 Aniversario, sobre todo en la Ciudad Deportiva y el Estadio Latinoamericano.

Todo eso sucedió a la vez que enriquecimos los vínculos con las provincias y el Municipio Especial Isla de la Juventud, labor que vivió un paso superior a partir de las visitas realizadas como parte del sistema de trabajo del Presidente de la República.

Hablemos de la formación de los recursos humanos…

Hemos sostenido una sólida alianza con la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo y su sistema de facultades en provincias, que como se sabe pasaron al Ministerio de Educación Superior. Continuamos dando prioridad a la atención a las Eide y las Epef, dígase a sus matrículas, condiciones de vida y entrenamiento, y a la calidad de los claustros.

Al mismo tiempo se mantuvo el énfasis en la actividad científica, particularmente afianzada desde la explotación de entidades como el Centro de Investigaciones del Deporte Cubano (CIDC), el Instituto de Medicina del Deporte (IMD), el Laboratorio Antidoping y el Centro de Recursos de Información para el Deporte Cubano (CRIDC).

Además evaluamos de positiva la Convención Internacional de Actividad Física y Deportes (Afide 2019), y ponderamos los avances en la Tarea Vida.

A propósito del Laboratorio, sigue erigiéndose como un paradigma…

Sin dudas, a pesar de las limitaciones enfrentadas como consecuencias del Bloqueo, gracias a la voluntad política del país y la consagración de su colectivo sostuvo su acreditación ante la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) y elevó a cinco mil las pruebas realizadas, cuatro mil de esas provenientes del exterior.

Además se fortaleció la labor de la Brigada Nacional Antidopaje, en apego a la filosofía de juego limpio impulsada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz como rasgo distintivo de nuestro desarrollo deportivo.

¿Qué destacaría hacia lo interno?

La integralidad a que estamos llamados y el propio proceso de Perfeccionamiento nos condujo a esfuerzos por ordenar y sistematizar la plataforma jurídica del organismo, y a convertirla en herramientas de trabajo de los cuadros en todos los niveles.

Lo mismo sucedió con la labor desplegada para el control de los recursos materiales y financieros, y en la renovación de conceptos en el sistema de inspección y control del trabajo en la base, lo que se traduce en más compromiso con la labor en municipios y provincias.

¿El deporte en la base?

Seguimos trabajando en el perfeccionamiento de la educación física en todos los niveles. Los esfuerzos desplegados en función de rescatar las instalaciones llegaron a las existentes en las escuelas. Se avanzó además en el programa nacional para el rescate de los festivales deportivos recreativos en cada localidad. Y se sostuvieron los programas de promoción de salud y la atención a los diferentes grupos etarios.

Por otro lado, se cumplió en alto grado el calendario deportivo del país, con destaque para los juegos escolares y juveniles, y la mayoría de los campeonatos nacionales. El Proyecto Marabana-Maracuba desarrolló un amplio programa de eventos y logró récords de participación en el Maratón de La Habana el 10 de noviembre.

¿Quiere decir que estamos satisfechos?

Claro que no. Nunca será suficiente mientras subsistan problemas como la carencia de implementos, el incumplimiento de los horarios asignados a la actividad física en los centros estudiantiles; o si la calidad de la clase de educación física dista de lo deseado.

¿La proyección internacional del organismo?

Pese al acoso de Estados Unidos, con claras manifestaciones extraterritoriales, se continuaron estrechando lazos con organizaciones deportivas internacionales, federaciones y entidades homólogas. La colaboración sumó capítulos de dignidad y profesionalidad y se mantuvo la presencia de técnicos en varias naciones.

El organismo trabaja en la creación de su sistema empresarial y en la elevación de sus ingresos por concepto de exportaciones, a través de proyectos evaluados sistemáticamente con el Ministerio de Comercio Exterior. En ese terreno necesitamos mayor dinamismo y una proyección más contemporánea.

A tono con esta arista del trabajo… ¿Cómo valora el comportamiento de las contrataciones en el exterior?

Hemos insistido en que se trata de un proceso en perfeccionamiento, convertido en aprendizaje para todos. Este año volvió a tener como mejores ejemplos a los peloteros insertados en la liga profesional japonesa, especialmente a Alfredo Despaigne, Yurisbel Gracial y Liván Moinelo; a la ciclista Arlenis Sierra; a los luchadores que actúan en Alemania; a los voleibolistas que militan en Argentina e Italia; al baloncestista Javier Justiz en España y a los balonmanistas presentes en Europa.

Simultáneamente continuó la aplicación de la política que permite a los atletas retornar al sistema del deporte cubano, con algunos buenos ejemplos entre los que destaca el del voleibolista Robertlandy Simón.

No pudo sostenerse el Acuerdo entre la FCB y la MLB…

Los federativos y abogados cubanos y de la MLB hicieron todo lo posible para hacer realidad el Acuerdo, y para que se dieran los primeros pasos en la implementación. Se avanzaba en la dirección correcta, daríamos un golpe certero al tráfico de atletas, al contrabando de personas. Pero los enemigos de la Revolución, y del deporte, lógicamente, influyeron en la pérfida decisión de cancelarlo, tomada por Donald Trump bajo infames argumentos.

Abordemos lo acontecido en la alta competencia…

Los Juegos Panamericanos de Lima resultaron el compromiso fundamental, enfrentado con una delegación que sobresalió por su disciplina y entrega en todo momento. Un total de 20 deportes aportaron medallas, nueve de esos de oro, y se lograron tres medallas más que en Toronto 2015.

El reciente reordenamiento de la tabla de posiciones, provocado por casos de dopaje en otras delegaciones, nos colocó en el sexto lugar con una cosecha de 33 oros, 28 platas y 39 bronces. Imperó un lógico sentimiento de inconformidad, pero vale recordar que no pocos países de superiores desarrollo y población siguieron por detrás en esa relación.

En los Juegos Parapanamericanos se alcanzó el séptimo lugar con 13 medallas de oro, 10 de plata y 16 de bronce, tributados con una delegación de apenas 33 atletas, de los cuales el 71,7 por ciento subió al podio, muestra de que primaron la efectividad, la disciplina y la entrega total.

Fue, además, otro año de campeones y medallistas mundiales entre mayores y juveniles, con destaque para los reyes absolutos del orbe Ismael Borrero (lucha), Andy Cruz (boxeo), Yaimé Pérez (atletismo) y Rafael Alba (taekwondo).

La elección de los mejores atletas del año demostró la calidad de las votaciones y el potencial deportivo existente en el país, no solo a base de atletas consagrados, sino de estrellas en ascenso como la luchadora Milaymis Marín Potrillé, su compañero Gabriel Rosillo y el canoísta José Ramón Pelier, entre otros.

Nada de lo conseguido aporta motivos para la complacencia, pero quienes escribieron esas hazañas merecen reconocimientos, extendidos a entrenadores, demás integrantes de los colectivos técnicos y a las muchas personas que aseguran su labor.

¿Tokio y otros desafíos para el 2020?

Cerramos el año con 26 clasificados para los Juegos Olímpicos. Están definidos los escenarios donde enfrentaremos la búsqueda de las plazas restantes, así como la ruta crítica y la atención diferenciada a quienes llegarán con opciones de medallas y títulos. Debemos ratificarnos en una posición entre los 20 primeros países.

Ese y otros propósitos pasarán por seguir sorteando los obstáculos del Bloqueo y el asedio enemigo, y por dar cumplimiento a lo planteado en los documentos programáticos del PCC y lo pautado en la nueva Constitución de la República.

Por otra parte, prevemos concluir el Perfeccionamiento del Sistema Deportivo Cubano; continuar con la recuperación de instalaciones a todos los niveles; fortalecer el control de los recursos financieros y materiales; acrecentar los vínculos de trabajo con la base y la UCCFD Manuel Fajardo; impulsar la recuperación de las Eide y las Epef; y dar pasos hacia la reapertura de la Espa Nacional, una necesidad que ha encontrado total comprensión en la dirección del país.

Se impone también continuar fortaleciendo la plataforma jurídica del sistema deportivo cubano, y su sistema de comunicación institucional; además de mejorar servicios como la educación física, el deporte masivo y la recreación; profundizar en la actividad científica y la Tarea Vida; desarrollar con éxito, racionalidad y eficiencia el calendario deportivo nacional; incrementar los ingresos por concepto de exportación de servicios; apoyar invariablemente al hermano pueblo de Venezuela y profundizar la atención al béisbol y su nueva estrategia de desarrollo.

Hay mucho por hacer, de ahí que insistamos en lo necesario de enfrentarlo con la contribución de todos y teniendo en cuenta a otros organismos y ministerios. Seguimos comprometidos con el significado de un deporte convertido en orgullo para nuestro pueblo, a partir de la concepción de Fidel.

Visto 722 veces

Comentarios  

 
#1 oscar serrano 19-01-2020 07:21
creo que se hace muy necesario la reactivacion nuevamente de todas las EIDE y ESPA porque independienteme nte de ser un logro del pais seria volver a estar en lo mas alto del mundo del deporte, no olvidar de volver a estos centros pero con todas las disiplinas deportivas donde vayan acompañada de los mejores tecnicos que hayan obtenido los mejores resultados en su carrera pedagogica
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar