viernes, 28 febrero 2020, 14:24
Domingo, 26 Enero 2020 08:31

Centroamérica: Nueva caravana de migrantes

Escrito por  Odalys Troya Flores
Valora este artículo
(0 votos)

El pasado 15 de enero, una nueva caravana de migrantes, la primera de 2020, partió desde la norteña ciudad de San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos, integrada por miles de personas.


Niños sin compañía, madres solteras, jóvenes sin futuro, hombres desempleados, familias aterrorizadas por la criminalidad, son algunas de las caras de la nueva oleada migratoria que partió de Honduras en busca del añorado, distante y casi inalcanzable sueño americano.

El pasado 15 de enero, una nueva caravana de migrantes, la primera de 2020, partió desde la norteña ciudad de San Pedro Sula rumbo a Estados Unidos, integrada por miles de personas, cifra que creció durante el trayecto, tal como ocurrió el pasado año.

Ingresar a Estados Unidos es una de las mayores incertidumbres de quienes cargan consigo solo con pocas ropas, documentos que los identifican, algo de dinero o ninguno y algunas tortillas de maíz y agua para mitigar el hambre y la sed en el largo trayecto.

La política antiinmigrante llevada adelante por la administración de Donald Trump, a pesar del temor que desata, no constituye una barrera para los que huyen de la violencia del crimen organizado, la desigualdad y la pobreza.

Esta caravana siguió la misma ruta de las anteriores: Honduras-Guatemala-México para cruzar la frontera y llegar a Estados Unidos.

Datos recientes del Gobierno de Honduras indican que hasta mediados de 2019 más de 20 mil hondureños se incorporaron a la mencionada travesía. La mayoría fueron deportados o regresaron voluntariamente al país ante la imposibilidad de entrar a suelo estadounidense.

El primero de estos grupos del área de Centroamérica partió en 2018, integrado por unas tres mil personas, un fenómeno cuestionado por las duras condiciones a las que son sometidos niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y enfermos.

El año pasado, México y Estados Unidos firmaron un acuerdo que frena la migración no regulada.

Ante la reciente ola, el Gobierno mexicano subrayó que está a favor de una migración ordenada, regulada y segura, al tiempo que ofreció cuatro alternativas a los migrantes que ingresaron por la frontera sur: refugio, permiso temporal de trabajo, inclusión en algún programa de bienestar o retorno asistido a su país.

El istmo no solo es corredor de migrantes, fundamentalmente de sur a norte, sino que desde sus países son considerables los movimientos de personas que buscan nuevas oportunidades de vida.

Centroamérica, por su condición geográfica, su desarrollo económico y la propia historia de la región, es una de las zonas del planeta donde se acentúa este fenómeno.

Las causas son muchas y van desde la falta de desarrollo económico sostenido, la inestabilidad sociopolítica, guerras civiles, inseguridad, hasta espejismos afines al llamado sueño americano.

En el azaroso trayecto acechan las pandillas, extorsiones, las propias políticas anti migratorias de Estados Unidos, lesiones físicas, robos, asesinatos, accidentes por caídas en trenes que transportan mercancías, abusos sexuales y, al final, la probable deportación.

(Tomado de Orbe)

Visto 512 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar