viernes, 22 noviembre 2019, 03:12
Miércoles, 28 Septiembre 2011 15:48

Y continúan las ejecuciones en EE.UU. Ahora le tocó a un cubano

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(1 Voto)

Manuel Valle, un cubano que lleva 33 años en el corredor de la muerte en Florida (sureste de Estados Unidos), será ejecutado  este miércoles por el asesinato de un policía en 1978.

Manuel Valle, un cubano que lleva 33 años en el corredor de la muerte en Florida (sureste de Estados Unidos), será ejecutado este miércoles por el asesinato de un policía en 1978, un caso que provocó nuevas protestas de organismos humanitarios y la intervención hasta último minuto del gobierno de España.

 

Valle, de 61 años, fue condenado por matar a un policía en 1978 en el sur de Florida, y su ejecución está prevista para las 16H00 locales (20H00 GMT).

 

De realizarse, se convertiría en la primera persona ejecutada en Florida a  la que se le administra la sustancia pentobarbital, un medicamento para tratar la epilepsia que en Estados Unidos se utiliza como componente de inyecciones letales, aun cuando médicos aseguran que su uso es inconstitucional.

 

La representación del gobierno de España en Estados Unidos intercedió hasta último minuto «por cuestiones de principio» para evitar la ejecución de este hombre, probablemente nieto de un español.

 

«Por cuestiones de principio, hemos escrito ayer al gobernador de Florida, Rick Scott, para intentar evitar esta ejecución, y aun cuando faltan pocas  horas y las respuestas no han sido positivas, no perdemos las esperanzas», dijo a la AFP Cristina Barrios, cónsul general de España en Miami.

 

«Tomamos esta causa porque desde nuestra constitución somos un país que se opone a la pena de muerte», explicó la diplomática al indicar que han realizado diversas gestiones sobre el caso en los últimos meses.

 

La aplicación de la pena de muerte de Valle se produciría una semana  después de la controvertida ejecución de Troy Davis, un negro de 42 años que se convirtió en un símbolo de la lucha contra la pena capital.

Davis recibió en Georgia (sureste) una inyección letal tras haber luchado  por su inocencia hasta el final en un caso repleto de dudas sobre su  culpabilidad y una movilización internacional sin precedentes.

 

Las organizaciones Amnistía Internacioanl y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) hicieron llamados para realizar vigilias en contra de las ejecuciones y para pedir al gobernador de Florida que conmute la pena de Valle.

 

Barrios aclaró que, aunque su gobierno tiene «noción de que a lo mejor el señor Valle tendría un abuelo español, no es por su parentesco que hemos asumido gestiones para evitar su ejecución».

 

«Ha sido por tratarse de una situación de carácter humanitario. Es como  principio del gobierno de España», reiteró la diplomática.

Cuando faltaban más de dos horas para su ejecución, Valle ya había recibido su última comida, pollo frito con arroz, y fue visitado por su hija, hermanos, cuñado y sobrinas, según informó el Departamento de Justicia de Florida en un breve comunicado.

 

De acuerdo con este parte, «el prisionero estaba tranquilo» y se reunió  también con un sacerdote católico.

 

El neurólogo David Nicholl presentó el lunes una petición ante la Corte Suprema de Florida para detener la ejecución de Valle, alegando que el uso de la sustancia pentobarbital por parte del Departamento de Correccionales de Florida es ilegal.

 

Según el médico, la utilización de esta sustancia en ejecuciones viola la  ley de Sustancias Controladas, que prohíbe el uso de pentobarbital para  propósitos no médicos.

 

Además, de acuerdo con otros expertos, el pentobarbital no anestesia debidamente al condenado y hace su agonía más dolorosa.

Pero la Corte Suprema de Florida rechazó la demanda el martes.

 

Barrios explicó que en los dos últimos meses, ha estado en contacto con la organización humanitaria Reprieve, con sede en Londres, la cual denunció que Valle no ha podido beneficiarse de la atención consular que le correspondía porque el Estado de Florida no comunicó a las autoridades cubanas su detención.

 

Hasta el momento, la delegación cubana en Estados Unidos, representada en una sección de intereses en Washington, no emitió comentarios sobre el caso al ser contactados por la AFP.

 

En Florida hay 397 personas en el corredor de la muerte, cuatro de ellas  son mujeres.
 

Visto 3344 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar