martes, 17 septiembre 2019, 17:29
Viernes, 02 Noviembre 2012 09:52

Bloqueo yanqui a Cuba, esa aberración de más de medio siglo

Escrito por  Marcos Alfonso
Valora este artículo
(0 votos)

El bloqueo económico, comercial y financiero se concibió para rendir a Cuba por las vías de las carencias y la subversión.

 

 

   Parece que las sucesivas administraciones estadounidenses no han aprendido las enseñanzas de la vida en relación con Cuba.


   No acaban de entender que a los de esta parte del Caribe insular no les gusta asimilar bravuconerías y terquedades.


   El bloqueo económico, comercial y financiero se concibió para rendir a Cuba por las vías de las carencias y la subversión.


   Simple ilustración: Dwight \"Ike\" Eisenhower, rubricó un documento del Departamento de Estado (seis de abril de 1960), que reza entre sus partes: “(...) enajenar el apoyo interno a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las dificultades económicas”, a fin de “(...) causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno\". Desde entonces, nada ha cambiado para mejoría, por el contrario, esa política se ha recrudecido.


   Diversos cancilleres cubanos, al hablar ante el plenario de las Naciones Unidas, han ratificado la disposición de Cuba a convivir en clima de paz, respeto e igualdad soberana. Todo lo cual es de conocimiento oficial de las máximas autoridades norteamericanas.


   Incluso, el 14 de julio de 2009, el titular cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, hizo públicas en el plenario de la Asamblea General la agenda de diálogo y las iniciativas de cooperación bilateral presentadas al gobierno del Presidente Obama… Aún no respondidas.


   El aspecto esencial en las relaciones bilaterales es el bloqueo criminal que la Casa Blanca mantiene contra Cuba de manera directa, y mediante la aplicación extraterritorial de sus leyes aleatorias como la Torricelli y la Helms-Burton.


   Denuncias y resoluciones en el seno de la ONU no han faltado. Apoyo casi unánime de todos los estados miembros reclamando la eliminación de esa tozuda y cruel política yanqui, tampoco.


   Parece mofa, pues ante cada sonado documento aprobado por el organismo internacional, sucede todo lo contrario, se acentúan las medidas contra la Isla.


   Visto en otro plano. No se ha dejado de invadir el espacio radioeléctrico de la Antilla Mayor con trasmisiones de radio y televisión más todos los retruécanos vía Internet… Los millonarios fondos federales a tales fines, no cesan. “Hay que promover el descontento popular, la escasez y la desestabilización política en la Isla”, se prosigue esgrimiendo.


   No existe sector de la sociedad de la Isla ajena a este engendro malévolo. Pero los cubanos siguen sobre Rocinante, adarga al brazo. Y para bien, otros jinetes se suman a la caballería.

Visto 1191 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar