lunes, 20 enero 2020, 16:20
Martes, 26 Febrero 2013 09:17

De paso por Edo: béisbol con dientes afilados

Escrito por  Fausto Triana, enviado especial
Valora este artículo
(7 votos)

El estadio Fukuoka Dome acogerá del 2 al 6 de marzo la fase de clasificación de la llave A del torneo, en la cual se ubican Cuba, Japón, Brasil y China.

 

Para llegar al otro lado del mundo, el nombre de Edo recuerda las historias de samurais y las películas inolvidables del maestro Akira Kurosawa, aunque el cine tenga poco que ver ahora con la impronta del béisbol mundial.

 

Edo era una de las denominaciones del actual Tokio, también conocido como Tokei y Yedo. En fin, que en unos días la ciudad de Fukuoka primero y luego la capital de Japón, serán escenarios de un importante fragmento del III Clásico de Béisbol.

 

El estadio Fukuoka Dome acogerá del 2 al 6 de marzo la fase de clasificación de la llave A del torneo, en la cual se ubican Cuba, Japón, Brasil y China. Los dos primeros pasarán a la segunda etapa con sede en la principal urbe nipona.

 

Tokio es una de las mayores megaciudades del universo. En 23 barrios aglomera a más de ocho millones de personas y en total con sus 26 ciudades supera los 36 millones de habitantes. De hecho, el aeropuerto de Narita está a 66 kilómetros de la ciudad.

 

Vale la pena añadir que Japón, con sus casi 127 millones de población en sus cerca de siete mil islas, es uno de los siete países más ricos del mundo, donde el béisbol goza de enorme popularidad desde su introducción.

 

Fue en 1872 cuando el estadounidense Horace Wilson trajo el deporte de los jonrones a la tierra del Sol Naciente. A lo largo de su trayectoria cosechó notables éxitos en la arena internacional, muy en especial los dos títulos en los Clásicos anteriores.

 

En realidad, el "yakyu" (nombre japonés de béisbol) supera en estos momentos en popularidad al fútbol y su palmarés incluye lauros relevantes en citas olímpicas y del orbe.

 

Entre sus figuras más recordadas sobresalen el slugger Sadaharu Oh, los jardineros Ichiro Suzuki, de gran ofensiva en las Grandes Ligas estadounidenses, y Nobuhiko Matsunaka, y los pitchers Hideo Nomo y Daisuke Matuzaka.

 

No puede olvidarse que el carismático Sadaharu Oh (868 jonrones en su carrera) tuvo el honor de fungir como mentor del seleccionado que conquistó el título en la primera versión del Clásico.

 

Por cierto, Brasil, que lidiará con Cuba, China y Japón en el grupo A en Fukuoka, tiene en su nómina a varios peloteros de origen nipón. Son los casos de los lanzadores Gabriel Asakura, Hugo Kanabushi, Kesley Kondo, Oscar Nakaoshi y Carlos Yoshimura.

 

En añadido aparecen el receptor Bruno Hirata y los jugadores de cuadro Daniel Matsumoto, Pedro Okuda y Marcio Tanaka.

 

Los brasileños debutarán el 2 de marzo contra los anfitriones y al día siguiente enfrentarán a Cuba, en el duelo a priori crucial para el futuro de ambos elencos latinoamericanos en el Clásico.

 

Sólo dos boletos en cada serie permitirán conformar la segunda ronda del torneo, en Tokio por la zona asiática, y Miami, Estados Unidos, en el continente americano. Luego los cuatro mejores irán a San Francisco, California, escenario de la semifinal y final de la justa.

Visto 1642 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar