martes, 17 septiembre 2019, 18:39
Martes, 05 Marzo 2013 11:57

El reto de mantener dos hombres con dos mil 700

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros (http://guajiroarrepentio.blogspot.com/)
Valora este artículo
(5 votos)

Para una nación pequeña y con grandes dificultades económicas, es bien complicado poder mantener a un ajedrecista por encima de los dos mil 700 puntos de Elo.



Para una nación pequeña y con grandes dificultades económicas (y donde ningún deportista es dejado solamente a su suerte), es bien complicado poder mantener a un ajedrecista por encima de los dos mil 700 puntos de Elo.

En el caso de Cuba, el problema se multiplicó el pasado año con el arribo a esa privilegiada cifra de Lázaro Bruzón, y la justa aspiración de que pueda seguir con ese coeficiente, con el cual puede aspirar a ser invitado a certámenes más exigentes de todo el planeta.

No es fácil, al otro en esa situación, Leinier Domínguez, le costó años para ser considerado un contendiente a tener en cuenta a la hora de conformar la nómina de cualquier evento, por eso Bruzón debe tener paciencia.

También por eso debemos entender que no participen en el Campeonato Nacional, porque se pone en riesgo ese total que tanto trabajo ha demandado a ambos, aunque eso devalúe el certamen doméstico.

Por cierto, el pasado año se utilizó una fórmula que parecía haber llegado para quedarse: con partidas rápidas y sin reportar lo sucedido a la Federación Internacional (FIDE), con lo cual se protege a Bruzón y Leinier, pero esta vez no fue así.

En un inicio se había anunciado que se haría otra vez de esa manera, pero a última hora se cambió la bola, no sé si a solicitud personal de ambos trebejistas o por el reclamo de los demás, que de aplicarse ese sistema no podrían subir su Elo o aspirar a normas de Grandes Maestros.

Lo cierto es que la Comisión Nacional tiene un gran quebradero de cabeza con esta situación, y los propios ajedrecistas no pueden sentirse verdaderos monarcas de Cuba si no dejaron en el camino a los dos más avalados.

Desde el punto de vista internacional, ya el mayabequense está habituado a codearse con la elite y muestra un juego sólido en casi todas sus presentaciones, algo a lo que debe habituarse el tunero, y estamos seguros de que lo hará en un futuro cercano. El pasado año le fue muy difícil y debió asistir a más lides de las consideradas en un inicio, pero al final logró el objetivo. En la medida en que mejore su repertorio y gane en confianza esto se hará menos complejo.

Visto 1608 veces

Comentarios  

 
#1 Ismael Gonzalez 06-03-2013 09:37
Sí, periodista, es difícil y muy duro mantener a los ajedrecistas en la elite mundial, pero espero q coincidirás conmigo q es mucho más fácil mantener un ajedrecista q a un equipo de béisbol, por el costo de ambos se hace prohibitivo este último, caso q te pongo como ejemplo.
Lo importante no es eso, sino hallar las vías para q los mismos progresen poco a poco, e ir insertando la mayor cantidad posible dentro de la elite mundial, no se le puede tener miedo a q un ajedrecista viaje y represente a nuestro país en cualquier evento y lugar, a pesar de las dificultades y visicitudes q los mismos tengan q atravesar (en la mayoría de los casos ellos se costean sus propios viajes y participaciones en torneos).
Ha quedado demostrado q nuestros ajedrecistas la gran mayoría son de ley y siempre han dado lo máximo, no solo en el tablero frente a su rival de turno, sino representando dignamente nuestras ideas y ejemplo, de esos hay miles, q no voy a señalar.
Eso sí te puedo dcir, q si limitamos y constreñimos el desarrollo del ajedrez cubano a dos ajedrecistas de nivel y ya, vamos por mal camino, pues estaríamos negando el marxismo, el desarrollo de cualquier tarea está en la lucha constante y a cualquier nivel, solo así podremos aspirar a tener cada día mejores hombres y mujeres ajedrecistas
q representen dignamente a nuestro país en cualquier lugar del mundo, y q pongan muy en alto el proceso social q se ha desarrollado en nuestra patria.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar