Martes, 19 Marzo 2013 06:13

Para jóvenes cubanos, el trabajo propio cuenta

Escrito por  Luisa María González García/PL
Valora este artículo
(11 votos)
Para los jóvenes cubanos puede resultar seductor involucrarse en proyectos propios de trabajo que les permitan desplegar su iniciativa y capacidades creativas.


Para los jóvenes cubanos puede resultar seductor involucrarse en proyectos propios de trabajo que les permitan desplegar su iniciativa y capacidades creativas, una oportunidad que crece con la apertura de puertas al sector no estatal de la economía. Desde que en la isla se inició el proceso de actualización socioeconómica, vienen apareciendo de manera paulatina las disposiciones oficiales y jurídicas encaminadas a ampliar las facilidades para emprender labores por cuenta propia, como se le conoce en Cuba al sector privado de la economía.

No son pocos los jóvenes que incursionan en esta variante de inserción laboral, lo cual se corrobora al caminar por las calles de cualquier ciudad del territorio nacional y observarlos atendiendo cafeterías, tiendas con muy diversas ofertas, en el timón de taxis particulares, entre otros empleos.

También lo confirman investigaciones preliminares sobre el reciente fenómeno -cobró fuerza a partir de octubre de 2010- realizadas por el Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ), las cuales indican que un número creciente de jóvenes se ha involucrado en diversas modalidades del trabajo por cuenta propia.

El especialista asesor del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) José Roberto Luna valoró como positivo este nuevo escenario laboral, pues brinda oportunidades reales para desarrollar un proyecto de vida propio a las nuevas generaciones, sobre las que recae la sostenibilidad presente y sobre todo futura de la sociedad. Por su parte, la investigadora del CESJ María Josefa Luis explicó a Prensa Latina que las motivaciones más frecuentes expresadas por los jóvenes cuentapropistas son las posibilidades de mayor remuneración y la flexibilidad de horarios que les permite organizar el tiempo con mayor autonomía.

También destacan con fuerza la perspectiva de realizar una actividad relacionada con su creatividad e intereses personales.

No obstante, alerta la experta, la mayor parte de la juventud cubana se encuentra vinculada al sector estatal, lo cual se relaciona con el hecho de que para el Estado cubano continúa siendo prioridad acogerlos en sus entidades y organismos.

"Para el Estado es importante preparar a sus recursos humanos y después garantizarles una ubicación laboral, así ha sido desde el triunfo de la Revolución en 1959 y se ha proyectado en la vida del país, incluyendo el momento actual", argumentó.

Un aspecto resaltado por Luis es que ya sea dentro o fuera del sector estatal, la vinculación al trabajo se concreta en la mayor parte de la población joven en Cuba, pues el 42,5 por ciento de quienes tienen de 20 a 24 años ya labora.

Asimismo, el 32,5 por ciento estudia y el 7,7 simultanea ambas actividades, al tiempo que menos de cinco por ciento busca trabajo.

Esta realidad contrasta con la situación en otros países, donde las filas de jóvenes sin empleo llegan a extremos insospechados.

En España, por ejemplo, está desempleado más del 70 por ciento de los muchachos de 16 a 19 años, así como casi el 50 por ciento de los de 20 a 24, informó recientemente el catedrático catalán Carles Feixa.

AHORA NECESITAN ALGO MÁS QUE MATEMÁTICAS Y LETRAS

El joven capitalino Juan Carlos Martínez, quien atiende una cafetería de otra persona, confesó a Prensa Latina que las semanas iniciales de su trabajo tuvo que esforzarse mucho para encontrar la mejor manera de tratar a los clientes.

Yo tengo 21 años y hasta que empecé aquí me relacionaba principalmente con familiares y amigos con quienes tengo un trato de confianza, explicó, por eso no sabía bien cómo comunicarme con las personas que vienen a la cafetería.

"Es que el trato debe ser con respeto, pero a la vez con un toque de simpatía que los haga sentir bien, para que la gente te compre los productos; a mí me ayudó en eso el dueño de la Cafetería, pero a la vez me exigía", advirtió.

La historia de Juan Carlos resultó ser muy similar a otras, pues cuando el trabajo por cuenta propia se convierte en una oportunidad adicional dentro del abanico de posibilidades que tienen las nuevas generaciones, la sociedad se encuentra ante el reto de prepararlas para una labor en cierta medida novedosa.

De acuerdo con la investigadora del CESJ María Josefa Luis, tras la apertura a las iniciativas privadas, los jóvenes tienen acceso a un tipo de trabajo para el cual no están del todo formados.

Al respecto, mencionó la importancia de determinadas competencias generales, entre las cuales destacó la capacidad que debe tener el individuo para analizar y tomar decisiones en situaciones difíciles y condiciones de riesgo.

"Son momentos que ponen a prueba a la persona y para eso hay que estar preparado en la vida", apuntó.

Asimismo, subrayó la capacidad de emprendimiento necesaria para iniciar y consolidar cualquier proyecto por cuenta propia, lo cual debe incentivarse en los jóvenes y las familias con el propósito de que ganen en independencia y habilidad de trazarse retos y buscar los caminos para lograrlos.

"Ahora se impone cultivar la responsabilidad individual de las nuevas generaciones para que ellos desarrollen de manera más autónoma su proyecto de vida", señaló.

Los criterios de la especialista se muestran en sintonía con las ideas explicadas recientemente en esta capital por el subdirector general de la Unesco, Quian Tang, durante el Congreso Internacional Pedagogía 2013.

En una conferencia sobre los desafíos que tiene hoy el planeta para insertar laboralmente a la mayor población joven de la historia, en una coyuntura de altísimas tasas de desempleo, Tang se refirió a la necesidad de proveerlos de tres tipos de habilidades:

Las formales que se adquieren en las escuelas primarias y secundarias; las técnicas-vocacionales, referidas a los conocimientos específicos para determinado tipo de trabajo; y las llamadas transferibles, pues son las capacidades de tipo comunicativas y de liderazgo.

En esta última clasificación de "transferibles" entrarían las habilidades mencionadas por Luis, pues inculcarlas en los niños adolescentes y jóvenes va más allá de enseñarles números y letras, sino que se trata de actitudes ante la vida.

PARA QUE LOS JOVENES NO QUEDEN EN DESVENTAJA

Cuando Prensa Latina conversó en las calles con varios jóvenes vinculados al sector no estatal, o con intenciones de hacerlo, algunos de ellos manifestaron que las mayores dificultades se refieren al acceso a los recursos para echar adelante un proyecto propio.

En el caso de Yaidelis Santana, su aspiración es disponer de un local y medios propios para organizar fiestas de cumpleaños y bodas "bien lindas y por todo lo alto"; y aunque ahora no tiene los recursos para ello, está trabajando en otro tipo de actividad por cuenta propia para ahorrar dinero y lograr su objetivo.

Este tema fue abordado por el especialista asesor del Fondo de Población de las Naciones Unidas José Roberto Luna, quien consideró en entrevista con Prensa Latina que existe un desafío vinculado a las condiciones de que disponen las nuevas generaciones para iniciar un proyecto particular.

El Estado debe ir viendo, explicó, cómo facilitarles la adquisición de medios para emprender una iniciativa, porque de lo contrario los jóvenes pueden quedar en desventaja con respecto a generaciones adultas en términos de disponibilidad de recursos.

A partir de la actualización económica en marcha en la isla, el Gobierno ha comenzado a aplicar acciones como el acceso a créditos y la ampliación de las actividades no estatales, entre otras.

Visto 1699 veces

Comentarios  

 
#3 Jaime Cuevas 25-04-2013 22:41
Es importante que los jóvenes emprendan sus propios negocios y puedan trabajar por su cuenta, aca en mi país he visto emprendimientos muy interesantes especialmente relacionados con las nuevas tecnologís, por ejemplo han creado una bolsa de trabajo online www.trabajopolis.bo/ muy interesante y gratuita, es necesario motivar a los jóvenes para que puedan iniciar sus propias empresas, Gracias
 
 
#2 REY 01-04-2013 16:24
Hola a todos!!! Estoy muy deacuerdo con abogado82 y ademas queria decir que veo muy bien que los jovenes como yo tengan el deseo y pongan el empeño de trabajar por Cuenta Propia...aunque todavia quedan esas mentalidades obsoletas de personas que critican esta "Nueva Forma". Los jovenes como siempre estamos siendo mas "revolucionario s" es decir...revoluc ionando la Sociedad Cubana a fin de lograr los intereses del Estado. Trabajar por Cuenta Propia es una manera de ingresar dinero directamente a la economia y pienso que suple mejor las necesidades de las personas que lo practican. Super bien por los jovenes que lo hacen...hay muchas personas en nuestro pais que ni eso!!! Nosotros somos el futuro del pais y mas ahora que esta envejeciendo tanta gente...en pocos años veremos los resultados. "Tiempo al tiempo". Gracias.
 
 
#1 abogado82 19-03-2013 14:18
Mi opinión

Pienso que ya es tiempo que cambien los términos y se les deje de llamar como tan mal se nombran, trabajadores por cuenta propia a estos ejemplos de pequeños empresarios, pues ellos realizan actividades mercantiles, son comerciantes, pero no tienen ese título tal como debería establecerlo el Código de comercio...

Por que entonces ese Código reconoce como Comerciante a personas naturales extranjeras y no a los nacionales que en fin realizan la misma actividad.

Por que en los casos de aquellos con un capital suficiente en el banco, cuentas bancarias corrientes, estabilidad en su actividad, con patrimonio necesario, y varios trabajadores, se le continua llamando trabajadores por cuenta propia, si realmente son pequeños empresarios, hagan una búsqueda en el termino PYMES, documéntense, investiguen, busquen información del tema, establezcan comparaciones y verán lo que es evidente, porque continuamos cambiando los términos.

Es necesario para impulsar el desarrollo económico del país continuar flexibilizando la política en ese sentido, reconocer la Pequeña y Mediana Empresa Privada, debemos transitar inevitablemente por ese camino si queremos preservar nuestro socialismo, que como dije antes, es mi opinión, debe ser DIVERSO, claro esta sin la existencia de grandes empresas, ya lo dije Pequeñas y medianas, solo eso.

Todavía se aprecian en muchos territorios trabas en ese sentido, por ejemplo, en correspondencia con la aplicación de la Instrucción 7/2011 emitida por el Ministerio de Economía y Planificación, en el órgano local del Poder Popular de una Provincia Oriental se emitió un procedimiento para la contratación de trabajadores por cuenta propia, lo cual me llamo la atención entre otros los siguientes aspectos que deben tenerse en cuenta para concretar la contratación.

• Certificar que la entidad no tiene brigada ni trabajadores propios, incluyendo interruptos, que puedan utilizarse en las labores a contratar.

• Para cumplir con el principio de oferta y demanda, certificar que no hay entidad estatal que comercialice bienes o preste servicios, de los que se propone contratar a precios iguales o inferiores y con la calidad comparada, con los que oferta el TPCP.

• Aval, del área económica de la entidad, que certifique que la contratación de TPCP, para la adquisición de los bienes o servicios que se proponen adquirir, se ajusta a lo aprobado en el plan y que la utilización de esta fuerza resulta beneficioso económicamente, al compararla con otras opciones.

…Al respecto, como dice TALADRID, saquen ustedes sus propias conclusiones…

No lo veo mal intencionado, pero solo imagínense la reacción de muchos empresarios y directivos, antes de contratar un servicio de este tipo, deben hacer más análisis que lo acostumbrado, y de ser mal interpretado puede convertirse en una traba para el desarrollo de estas relaciones contractuales.

Por otra parte quería hacer una observación respecto al financiamiento para que los TPCP o pequeños empresarios inicien las actividades, ya que hace unos días interesándome por el tema un amigo me comentaba que había solicitado un crédito para iniciar su negocio, el había quedado disponible en su trabajo y optó por comenzar su propia gestión aventurándose a montar una cafetería en su domicilio, pero cual fue su sorpresa al recibir como respuesta que debía tener al menos 6 meses en su actividad como cuentapropista para poder recibir un crédito en caso que el banco lo aprobara de acuerdo a la rentabilidad del negocio, Ufff, el pobre muy molesto se desahogaba conmigo, con tanta rabia pues no tiene el capital de trabajo inicial para la inversión, ahora yo pregunto…

Por que el estado no ha previsto esta situación, que opción tiene ese hombre para iniciar un negocio, de donde sacará el dinero, acaso están esperando a que surjan instituciones bancarias ilegales, o garroteros que den los prestamos…

Por que si mi amigo da garantías, y además tiene codeudores, el banco no aprueba el crédito, porque es necesario iniciar la actividad y estar en ella 6 meses, en caso que el TPCP decida no continuar, el banco puede ejecutar sus garantías…

Por que el estado no extiende al sector no estatal de los TPCP la opción de financiamiento que brinda el Arrendamiento financiero o Leasing, es una buena opción y creo que la mejor, porque se puede apreciar como en las tiendas por CUC hay varios equipos e insumos destinados a este sector que no tienen salida por los altos precios, quizás esta pudiera ser una solución alternativa, ya que si esos equipos se adquieren por el banco, este a su vez puede arrendarlo a los cuentapropistas con una opción de compra al final del periodo pactado…

No saben cuantas empresas tienen equipos e insumos deteriorados o casi de baja que pueden ser reparados y vendidos o arrendados a los cuentapropista, conozco una empresa constructora que tienen botado en un patio más de 5 mezcladoras de cemento, oxidadas totalmente destartaladas, que todavía un constructor privado puede arreglar por sus propios medios, echarla a andar y sacarle provecho para humanizar más el trabajo y hacerlo más eficiente, y solo es uno de tantos ejemplos…

También puede emplearse el factoraje como forma de financiar algunas actividades, por favor debemos ampliarnos, ya es hora de estar a tono con la realidad, es necesario crear otras formas para financiar las actividades de este tipo, que incluso pueden emplearse para los campesinos que luchan día a día para fortalecer la seguridad alimentaria, debemos reforzar más la infraestructura y crear las condiciones sí, pero hay pasos que pueden darse sin necesidad de tanta espera…


En fin esa era mi opinión, espero que la publiquen, soy un revolucionario, fidelista y chavista 100 %, pero creo en mis principios y por encima de todo en nuestro socialismo que estamos luchando por actualizar y además diversificar…
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar