lunes, 18 noviembre 2019, 17:34
Miércoles, 17 Agosto 2011 09:29

Una fiesta a partir de un clásico

Escrito por  Yuris Nórido
Valora este artículo
(0 votos)

Carlos Díaz ha hecho con Noche de Reyes, de William Shakespeare, una auténtica fiesta para la escena.


Carlos
Díaz ha hecho con
Noche de Reyes, de William Shakespeare, una auténtica fiesta para la escena. Su compañía, Teatro El Público, presenta en la recién reabierta sala Trianón una singular puesta de esta obra.


El original es una comedia pletórica de peripecias, en la que el célebre dramaturgo volvía sobre el asunto de las identidades cambiadas, las máscaras y los disfraces… como para reflexionar sobre la verdadera influencia en el comportamiento humano de determinadas marcas: género, condición social.


Una cosa es lo que es y otra lo que parece, nos quiere decir Shakespeare. Y de hecho, en las representaciones isabelinas los personajes femeninos eran asumidos por jovenzuelos, por lo que estas tramas ya de por sí resultaban hilarantes.


En la puesta de El Público hay mucho más: un franco regodeo en un humor mucho más contemporáneo, provocativo si se quiere; una exploración divertida (y corrosiva) de ciertos aspectos de nuestra cotidianidad; un espectacular y hasta chillón muestrario de las maravillas y desengaños del hecho mismo de representar…


Carlos Díaz ha tomado el argumento original casi de pretexto. De hecho, en el espectáculo, con tanta parafernalia escénica, cuesta seguir la trama. En cada acontecimiento radica la posibilidad de desdramatizarlo, ya sea desde el texto —que los actores asumen con afectada y burlona grandilocuencia—, o desde la propia visualidad (el diseño de vestuario de Roberto Ramos es un prodigio de imaginación).


En esta versión de Noche de Reyes, Norge Espinosa ha querido mostrar la fuerza arrolladora del salero de estas tierras, que puede tomar caminos nada ortodoxos. La puesta en escena constituye un entramado lleno de lentejuelas, que no duda llegar hasta el escándalo con tal de llamar la atención.


Algo parecido hizo Carlos Díaz con otra muy popular puesta de su agrupación, La Celestina: una relectura parrandeada de un clásico. De hecho, como ya es habitual, la historia termina en conga.

Visto 2159 veces

Comentarios  

 
#2 Carlos 23-08-2011 07:40
Es penoso que las funciones estén interrumpidas. ¿Qui&eac ute;n responde por la rotura del sistema de climatizaci&oac ute;n en un teatro recién inaugurado?
Estuve en la última función, en la que los actores se sobrepusieron a la fatiga y el calor. Quedé impactado por la entrega y respeto al público de esta compañ&i acute;a. Lo mejor para ellos, lo merecen... Solo tiene grandeza, quien desea alcanzarla.
 
 
#1 Eugenio Leyva 17-08-2011 15:01
Yuri, qué bueno tenerte de nuevo con tus buenos criterios, y gracias mil por estar de nuevo en tu puesto, mucha salud para ti.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar