miércoles, 18 septiembre 2019, 07:50
Viernes, 28 Junio 2013 06:09

Ley de Ajuste Cubano: Con respiración artificial

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(12 votos)
Hasta un senador republicano de esa casta, Marco Rubio, declaró el martes ante editores de periódicos reunidos en Washington,  que esa ley debería “volver a examinarse”. Hasta un senador republicano de esa casta, Marco Rubio, declaró el martes ante editores de periódicos reunidos en Washington, que esa ley debería “volver a examinarse”.

La titulada Ley de Ajuste Cubano, hija del sector ultraderechista de esa comunidad en Estados Unidos, inicia sus pasos hacia la conversión de sus integrantes en una especie en extinción.



La titulada Ley de Ajuste Cubano, hija del sector ultraderechista de esa comunidad en Estados Unidos, inicia sus pasos hacia la conversión de sus integrantes en una especie en extinción.

Hasta un senador republicano de esa casta, Marco Rubio, declaró el martes ante editores de periódicos reunidos en Washington,  que esa ley debería “volver a examinarse”.

No obstante, a pesar de que ayudó a redactar el actual proyecto legislativo de inmigración, aprobado este jueves en el Senado, su texto ni siquiera menciona la referida la Ley de Ajuste Cubano.

Muchos cubanos han obtenido residencia en Estados Unidos desde que el Ajuste se legalizó allí en noviembre de 1966, pero durante  tiempos recientes ha sido colocado entre signos de interrogación.

El motivo lo explicó este miércoles en Miami el Nuevo Herald: La ley ha estado bajo un escrutinio cada vez mayor, porque se cuestiona “si los cubanos dejan la isla más por razones económicas que políticas”.

Fuerte golpe a una conocida campaña propagandística que, transcurridas ya varias décadas, peina canas y pierde cabello: los cubanos huyen del comunismo y se refugian en el Paraíso de Estados Unidos.

Cuando hace poco el periódico Tampa Bay Times insistió en preguntarle a Rubio porqué su iniciativa de inmigración no aborda  la Ley de Ajuste Cubano, este respondió:

“Simplemente no ha salido a relucir en esta conversación y en los otros muchos asuntos que tenemos que resolver”, y a continuación puntualizó:

No critico a quien desea ir a Cuba para visitar a un familiar muy enfermo, pero es difícil justificar el status de alguien como exiliado cuando “año y medio después de haber llegado a este país, regresa a Cuba una y otra vez”.

Voceros de grupos protectores de los derechos de inmigrantes reiteran la injusticia de otorgar beneficios federales a los cubanos y negarlos a otros millones de personas.

Hace unos 6 meses, el senador Marco Rubio declaró, cuando se calentaba el tema de la inmigración : “No estoy seguro que podamos evitar una conversación sobre la Ley de Ajuste Cubano”.

Observadores recordaron que algunos cambios recientes en Cuba y Estados Unidos sobre el tema hacen más fácil que los cubanos viajen.

Incluso dos congresistas del ala ultra de Miami, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, también han reclamado cambios a la titulada legislación de Ajuste que antes defendieron.

Fue en ese contexto que luego de tres semanas de encendidos debates, el Senado de Washington aprobó este jueves la reforma migratoria que atañe a unos 11 millones de indocumentados.

De inmediato, órganos de la prensa estadounidense calificaron el hecho como “un camino hacia la ciudadanía” de esas numerosas personas.

Un diario derechista español, El País, quemó sus naves al opinar:   “Estados Unidos ha dado un paso de gigante en su confirmación como gran nación de inmigrantes”.

No satisfecho con decir eso prosiguió: El Senado aprobó este jueves, “definitiva y contundentemente” la reforma que permitirá la legalización de más de 11 millones de indocumentados.

Sin embargo, el líder de la mayoría en la Cámara Baja, John Boehner, alertó que no permitirá considerar otra medida que no cuente con el apoyo de la mayoría de los 234 republicanos que la integran.

Observadores subrayaron en Washington que esa decisión tiende a entorpecer la posible luz verde a la legislación, una de las prioridades de campaña y gobierno de Barack Obama.

Vale recordar que esa iniciativa de Obama resultó finalmente suscrita por el Congreso, aunque abundantemente mutilada respecto a su versión original.

¿Y la Ley de Ajuste Cubano de 1966? Según dijo el senador Marco Rubio, otros asuntos más importantes no permitieron ni mencionarla.

Por ahí va la ley que un día impulsaron los “duros” de la comunidad cubana en Miami y que hoy oscila entre la desaparición o la anemia crónica.      

 
Visto 3357 veces

Comentarios  

 
#1 Guasón 28-06-2013 13:19
Bueno, bueno, bueno, le dijo la mula al freno, refrán que siempre le escuchaba a mi abuelo paterno y no se me olvidan unas palabras de Fidel cuando dijo:" Hay que prepararse siempre para lo peor" y la Ley no está agonizando.... te aseguro, que cuando la revisen, la pondrán a la par de estos tiempos. Como Cuba, magnificamente cambió su Ley Migratoria, la Ley actual de ajuste Cubano, quedó fuera de contexto. Veran, (Como mismo sale el sol todos los días) que será más venenosa aún, aclimatada a la realidad que vivimos. Te aseguro, que lo que saldrá va ser una BOMBA; Llegar a la oficina de intereses de EE.UU será más difícil que llegar al planeta Marte y los cubanos que están divididos por mar, no por sentimientos de amor entre nosotros y no al amor ridículo a la tierra, tendrán un nudo Gordiano que resolver. Ellos son malos( gobierno estadounidense) , no porque lo diga yo, lo dice la historia. Yo, como el Che:"ni tantito así" y me muero como Silvio:
" Necio y como viví" sin trocar que hay muchos sentimientos HUMANOS( muy buenos) de ambos lados, que hay que resolverlos.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar