lunes, 24 junio 2019, 18:02
Martes, 01 Noviembre 2011 09:22

Yerbas Vivas: arte y tradición de Valencia en la Feria de La Habana

Escrito por  Carlos Ríos y Rosana Berjaga
Valora este artículo
(0 votos)

Entrevista al maestro artesanal valenciano José Carrasco, representante de la empresa de productos cosméticos Yerbas Vivas.




Cientos de personas están en estos días de trasiego en el recinto ferial más grande del país: Expocuba. La Feria Internacional de La Habana 2011, inició este noviembre, para lo cual se decoraron los distintos pabellones de esta plaza con los colores, las imágenes, diseños y productos de las distintas empresas que, en Cuba, buscan una oportunidad de comercialización.

Pero más que un lugar para el intercambio económico, Expocuba se torna un espacio también para el intercambio cultural.

España, es una de las naciones cuyos lazos afectivos con la Isla trasciende acuerdos bilaterales de negocios entre ambos países.
Uno de los stands expositivos de esa región ibérica invita al olfato.

caja1

Se trata de Yerbas Vivas. Es la primera vez que esta pequeña empresa visita La Habana, comenta su representante José Carrasco; pero esta línea de productos cosméticos -completamente naturales-, pretende cautivar al público cubano.

Vinimos a conocer esta tierra, a explorar mercados. Cuba, tiene fama por su sanidad y es una de las mejores a nivel mundial. Sabemos que muchas personas vienen a curarse acá porque tienen una medicina de primer nivel. Mis productos tienen propiedades paramedicinales, por eso pensamos que puedan ser de mucha aceptación aquí, y para este propósito, la Feria Internacional de La Habana (FIHAV) es una oportunidad excepcional.

En este peculiar stand, los olores son intensos. Pese a lo reducido del espacio, el aroma de los jabones de Yerbas Vivas inunda el Pabellón 3, espacio donde permanecerá hasta finalizar la feria, el próximo día 5 de noviembre.

jabones1

Traemos como propuestas jabones y productos cosméticos hechos a base de hierbas naturales o materiales nobles. Sobre todo plantas medicinales con aceites naturales y mucho de la sapiencia del Mediterráneo. Nuestros productos poseen el conocimiento de los árabes, los griegos y otras culturas de la zona, que han tenido gran influencia en nosotros los valencianos.

La empresa fue fundada en 1972 y su primer mercado fue la tradicional Feria Medieval de Valencia, donde José Carrasco, vestido de sacerdote, vendía su mercancía. Poco a poco, el legado de sus ancestros ganó clientes. Personas de toda España y parte del vecino Portugal, solicitaban sus productos. Pero esto no hizo que la tradición se perdiera y ahora es su hija quien recibe los secretos que antaño le fuesen revelados a él.

Nosotros elaboramos estos jabones de la misma manera que se hacía en los tiempos medievales. Tenemos mucho de aquellos monasterios donde se elaboraban productos curativos.

Lo especial de nuestros jabones es que no tienen ningún componente químico: son un 80 por ciento de aceites vírgenes, con rosa mosqueta y no se queman con sosa cáustica, por lo que conservan sus propiedades medicinales. Tampoco contienen grasas animales y su proceso de fabricación –en frío- no altera las propiedades de los elementos con los que se elaboran. Es decir que, además de asear, te hidratan y te ayudan contra algunas dolencias en la piel.

En España y Portugal tenemos un gran éxito. Imagina jabones contra la soriasis, la dermatitis, la escabiosis... Tenemos clientes fijos que repiten cada año.

Este producto es ante todo una tradición familiar. Es como hacer una buena paella: solo la experiencia te da el punto exacto. La nuestra no es una fábrica típica, lo que hacemos lleva un proceso muy artesanal, que requiere mucha paciencia y dedicación. Cada jabón es una obra de arte.

Visto 3683 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar