Martes, 23 Julio 2013 05:34

Dejen de vigilarnos dicen estadounidenses, pero NSA seguirá espiando

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)
Más de 470 mil 200 firmas recoge hasta hoy el sitio digital Stopwatching.us (Dejen de vigilarnos), iniciativa de unas 80 fundaciones y organizaciones no gubernamentales estadounidenses.

La Asociación de Defensa de las Libertades Civiles (ACLU),y las fundaciones World Wide Web, Mozilla y Greenpeace EE.UU., están entre los demandantes para que termine esa práctica ilegal, la cual el presidente Barack Obama defiende en nombre de la seguridad.

Como Stopwatching.us desde diferentes sectores y flancos de la sociedad se exige detener el espionaje masivo que salió a flote en junio tras las revelaciones del excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden.

No queremos una Internet en la que el gobierno vigila secretamente todo lo que hacemos, aseguró Alex Fowler, uno de los responsables de Mozilla, el creador del navegador Firefox.

Sin embargo, pese al escándalo desatado por estas revelaciones, un tribunal autorizó que continúe el espionaje.

Una corte secreta renovó por tres meses el permiso a la NSA para seguir recolectando los datos de las llamadas telefónicas de millones de ciudadanos, informó la Dirección Nacional de Inteligencia.

"A la luz del continuo interés de la población por el programa de recolección de metadatos telefónicos, el DNI (director nacional de inteligencia, que controla a la NSA) decidió desclasificar y hacer pública" la renovación del permiso dado por esta corte, afirmó la dependencia en un comunicado divulgado.

La existencia de este proyecto fue dado a conocer por Snowden, en la actualidad un perseguido por Washington.

En un reporte del diario británico The Guardian, el exanalista sacó a luz una orden de la Corte de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera (FISC, por su sigla en inglés).

Mediante esa ordenanza se obligaba al operador de Estados Unidos Verizon entregar a diario y durante tres meses a la NSA la totalidad de los metadatos telefónicos, o sea, número llamado y duración de la comunicación de sus clientes abonados.

La FISC, integrada por 11 jueces designados por siete años por el presidente de la Suprema Corte, surgió en 1978, luego del escándalo de Watergate.

El programa de recolección de metadatos telefónicos fue creado por el Patriot Act de 2001 con el pretexto de la lucha global contra el terrorismo que proclamó el presidente George W. Bush y fue renovado por el Congreso en 2006 y 2011, en ambas ocasiones por amplia mayoría de los legisladores.

La representante demócrata Zoe Lofgren afirmó la semana pasada en la Cámara baja que tiene una muy clara impresión sobre este programa, que debe ser renovado a fines de 2015, el cual, sin dudas, se salió de los carriles de la legalidad.

Estas revelaciones de Snowden, confirman, según los propios estadounidenses, los temores de que desde cualquier parte los vigilan.

Además, de suscitar serias interrogantes sobre la protección de la privacidad, los límites del poder federal y los mandatos judiciales, que tienen consecuencias sobre los servicios más populares de Internet.

Y lo peor, es que el fisgoneo seguirá.

Visto 478 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar