martes, 17 septiembre 2019, 16:35
Domingo, 01 Septiembre 2013 14:16

Idalis y Asley ríen janeiros

Escrito por  Joel García, especial para Cubasi
Valora este artículo
(2 votos)

Las dos opciones principales de Cuba en el XXIX campeonato mundial de judo, Idalis Ortiz y Asley González cumplieron felices, elegantes y con maestría lo que esperábamos de ellos. Dos títulos y la confirmación de que son los mejores de sus respectivas divisiones en una ciudad a la que volverán dentro de tres años: Río de Janeiro, Brasil.


La campeona olímpica, siempre risueña y con un físico muy diferente a las mastodontes de esta categoría, tuvo cuatro combates muy inteligentes y precisos. Cuando no hacía falta perder tiempo liquidó en segundos a la ecuatoriana  Marlin Viveros; cuando la rival se le resistía a atacar se dedicó entonces a hacerlo ella para superar a la alemana Jasmin Kuelbs; y cuando la historia parecía irle en contra se sacudió, por fin, con su primer éxito sobre la japonesa Megumi Tachimoto.

Ya en la final entró más confiada, aunque el público le chiflaba y pretendía desconocer su cetro olímpico y su clara ventaja antes de entrar al tatami. La brasileña Maria Suelen Altheman cayó estrepitosamente tras una certera proyección y ahí mismo enmudeció el gimnasio Maracanazinho mientras Idalis reía, reía, reía de felicidad, porque a la tercera fue la vencida, tras dos bronces en las citas universales del 2009 y 2010.

La corona de Asley cargó matices dramáticos. Llegó después de pelear cinco veces con ese corazón de guerrero indomable, al que poco le importó que el griego Ilias Iliadis, campeón olímpico y doble titular del orbe, se le cruzara en semifinales y declara de antemano que ?iba por su tercer oro?. ¿Qué le habrá dicho minutos más tarde del triunfo Asley? ¿El oro es mío, repártanse?

Su rostro en el podio fue suficiente para que todos lo guarden en su memoria. A punto de cumplir 24 años, el villaclareño ya sueña con ese título olímpico que se le escapó en los últimos segundos en Londres. Y tiempo queda para ello, pero el respeto que inspira hoy es de los más grandes que ha logrado un judoca cubano desde el retiro de Héctor Rodríguez, Manolo Poulot o Yordanis Arencibia.

Con este doblón dorado, Cuba ascendió de golpe al segundo puesto entre las damas, solo superada por Brasil (1-2-2), al tiempo que dejó a nuestro país como tercero en la tabla general por naciones con dos títulos, algo que solo pudieron alcanzar Japón (3-1-3) y Francia (2-2-3).

Mucho todavía quedaría por comentar sobre la faena de nuestros 14 judocas, que además de estas dos preseas, acumularon dos quintos puestos (María Celia Laborde y Kaliema Antomarchi) y par de séptimos lugares (Dayaris Mestre y Oscar Braison). ¿Podemos obnubilarnos con estos premios y la ubicación final?

Claro que no, pero de algo sí estoy seguro. Idalis y Asley rieron en la ciudad brasileña como campeones del mundo y cubanos auténticos.

Visto 1291 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar