lunes, 14 octubre 2019, 16:30
Martes, 08 Octubre 2013 12:49

El equipo de fútbol brasileño que idolatra al Che Guevara

Escrito por  Lorena Arroyo, BBC Mundo @bbc_arroyo
Valora este artículo
(11 votos)

Se trata del club deportivo Madureira, de la zona norte de Río de Janeiro, y aunque pueda parecer extraño que un equipo brasileño escoja la figura de un argentino para sus uniformes, la elección no es casual.

No se trata del nuevo uniforme olímpico cubano, aunque bien podría serlo, ni tampoco es el de un conjunto de Argentina, la tierra natal de Ernesto «Che» Guevara; un equipo de fútbol brasileño lucirá en sus camisetas la icónica fotografía del guerrillero tomada por Alberto Korda.

Madureira EC

Se trata del club deportivo Madureira, de la zona norte de Río de Janeiro, y aunque pueda parecer extraño que un equipo brasileño escoja la figura de un argentino para sus uniformes, la elección no es casual.

Este año se cumple medio siglo de una gira de los jugadores del primer equipo del club deportivo Madureira a Cuba. Fue en 1963, solo cuatro años después del triunfo de la revolución que el Che lideró junto a Fidel Castro en contra del gobierno de Fulgencio Batista.

En aquella visita, los brasileños no solo ganaron todos los partidos, sino que también tuvieron como invitado especial en uno de ellos a Guevara, quien entonces era ministro de Industria de Cuba.

Cincuenta años después, el club ha decidido rendir un homenaje al Che con su nuevo uniforme: granate para los jugadores de campo, y azul, blanco y rojo, con la bandera cubana en vertical, para el portero. En ambos, destaca la silueta de la icónica imagen del Che de Korda y su frase más célebre: «Hasta la victoria siempre».

Por el momento, solo el equipo de Fútbol 7 del club llevará este uniforme, aunque, según la prensa brasileña, la directiva podría aprobarlo como el conjunto oficial para el primer equipo de fútbol del Madureira, que lucha por la permanencia en la Serie C del campeonato brasileño.

Lo cierto es que el acto de presentación del uniforme tuvo una gran repercusión en la prensa nacional en un momento en que el equipo busca fondos para celebrar su centenario en 2014.

«El viaje prohibido»

Aparentemente fue la sed de recaudar fondos lo que llevó hace medio siglo al entonces presidente del club carioca, José da Gama, a emprender giras anuales por todo el mundo, aunque en ocasiones fuera a contracorriente.

«Tenía una visión empresarial en aquella época. Veía mercado donde nadie lo veía», dijo el historiador Ronaldo Luiz-Martins al diario brasileño Extra.

En esa época, el mundo estaba sediento de ver a equipos del Brasil de Garrincha y Pelé, campeones del mundo en Suecia '58 y en Chile '62. Y a Da Gama no se le pasó el potencial que tendría el llevar a un club brasileño al exterior.

De hecho, en la misma gira que lo llevó a Cuba, el Madureira también pasó por Colombia, Costa Rica, El Salvador y México.

En la isla, el equipo brasileño jugó y ganó cinco partidos frente al que entonces era el campeón local, el Industriales (5-2), al Municipalidad de Morón de Camagüey (6-1), a un conjunto universitario (11-1) y a la selección de La Habana, en dos ocasiones (1-0 y 3-2).

Madureira con el Che en 1963

Conocido por su afición a los deportes, el Che no pudo resistirse y el 18 de mayo se acercó a ver jugar al equipo brasileño en La Habana y al final del partido bajó al césped a saludar a los jugadores y conversó y se fotografió con ellos.

Y así se cerró un viaje muy especial para el equipo carioca, aunque no fue el único. De hecho, el Madureira presume en su página web de ser el conjunto brasileño que ha hecho la gira más larga en el exterior. Fue en 1961 cuando viajaron por Europa, Asia y Estados Unidos durante 144 días, en los que jugaron 36 partidos.

Un año después del viaje a Cuba, en 1964, en plena Guerra Fría, llegó otro de los viajes poco convencionales del «suburbano tricolor» que viajó a la China comunista de Mao Tsetung, pese a no contar con el permiso de la Confederación Brasileña de Deportes en lo que el periodista deportivo brasileño Luciano Borges asegura que fue descrito como «el viaje prohibido».

También en Argentina

Club Social Atlético y Deportivo Ernesto Che Guevara

El club Che Guevara argentino también rinde homenaje
a la figura del líder revolucionario.

Y aunque la figura del Che Guevara siempre ha estado ligada a los estadios, donde algunos hinchas y jugadores, como el propio Diego Armando Maradona, la lucen en banderas, camisetas y tatuajes, el caso del Madureira llama la atención por ser el de un equipo de fútbol profesional que ha elegido al guerrillero como su imagen oficial.

«No es un caso único, pero me parece curioso», le dice a BBC Mundo el catedrático de la Universidad de Barcelona Carles Viñas, quien recuerda que en Argentina hay varios clubes amateurs o de categorías inferiores que tienen al Che en sus uniformes, e incluso en sus nombres.

Uno de ellos es el Club Social Atlético y Deportivo Ernesto Che Guevara, integrante de la liga regional de la provincia de Córdoba, con sede en la localidad de Jesús María.

«La idea surge hace seis años cuando a la presidenta del club, Mónica Nielsen, se le acercaron unos chicos de la localidad de Jesús María para proponerle la posibilidad de formar un equipo. Ella les dijo que aceptaba, pero con la condición de que llevara el nombre de Ernesto Che Guevara», le explica su vicepresidente, Pablo Luna, a BBC Mundo.

Los jugadores del club, que ahora tiene siete divisiones desde la categoría sub 8 hasta la regional, llevan la imagen del Che estampada en sus camisetas, su firma y el lema «Hasta la victoria siempre».

El Che y el fútbol

El Che Guevara tenía lo que el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Barcelona y columnista deportivo Carles Viñas describe como una «relación distante y próxima con el balón».

La máquina del tiempo albiazul: El día que el ‘Che’ disfrutó de Millos
Che Guevara fue un fanático apasionado del fútbol.

El affaire del revolucionario con el fútbol empezó en el colegio cuando el Che empezó a jugar con sus compañeros. Como sufría de asma, el entrenador decidió ponerlo de portero para que se cansase menos y pudiera tener cerca su inhalador.

«También se cuenta que cuando el balón estaba distante, solía hacer una escapada como un portero delantero hasta que le daban las fuerzas y le daba un ataque de tos», le explica Viñas a BBC Mundo.

El historiador señala que en esos años el Che ya mostraba su «carácter rebelde», al jugar a ese deporte pese a la reticencia de su familia, que lo consideraba perjudicial para su salud.

Como aficionado, el Che siempre dijo ser seguidor del Rosario Central de su ciudad natal, un equipo que, sin embargo, se cree que nunca fue a ver al estadio.

«Dice la leyenda que lo hacía porque en su escuela todos los compañeros eran o del River o del Boca, que eran los grandes equipos del momento, y él, para siempre mostrar esta vía rebelde, se hizo rosarino», concluye.

alt

alt

alt

alt

alt

alt

Información adicional

  • Artículo Relacionado:

     

Visto 3185 veces

Comentarios  

 
#1 Ismael Gonzalez 08-10-2013 16:24
Se me ha encogido un poquito el corazon con estas imagenes desconocidas para mi de nuestro guerrillero heroico, q clase hombre de otro siglo se perdio alli era el mas completo humano del q he tenido noticias.

Gloria eterna al Comandante Guevara de su amigo del aeropuerto Jose Marti (lo conoci con 7 años en 1961).
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar