lunes, 18 noviembre 2019, 12:12
Viernes, 18 Octubre 2013 09:07

¿Control solo en el sector no estatal?

Escrito por  Lissett Izquierdo Ferrer, Servicio Especial de la AIN
Valora este artículo
(7 votos)

Luego de tres años, la ampliación del cuentapropismo comienza a dictar la urgencia del necesario ordenamiento para que las ilegalidades no empañen el oficio de quienes sí cumplen con la ley.

   Las nuevas medidas en marcha desde principios de octubre, definen el alcance de cada actividad pues, al parecer, la Resolución 33 de 2011, la cual aprobó el Reglamento del Ejercicio del Trabajo por Cuenta Propia, no quedó totalmente explícita.

 

   Amauri Antonio Domínguez Pérez, subdirector de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC) de La Habana, considera que el cuentapropismo “no nació con todas las regulaciones necesarias; las licencias estuvieron muy abiertas, quizás por la premura de sacar adelante esa forma de gestión, aunque de todas maneras, la experiencia nos enseña sobre la marcha”, acota.

 

   Por su parte, Arian Piñero Álvarez, subdirector de empleo de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social en la capital, afirma que la intención “era que la gente ganara confianza con su actividad, pero luego surgieron personas quienes desviaron el sentido de su oficio”.

 

   Así comenzó a proliferar un ambiente de ilegalidades, el cual dio lugar a constantes violaciones tales como trabajar sin licencia, en sitios no autorizados, uso de materias primas y materiales de origen desconocido, y comercializar productos o prestar servicios distintos a los aprobados.

 

   Por esas y otras infracciones, según Guillermo Pérez Barroso, director de la DISC de La Habana, de enero hasta septiembre se han impuesto (de acuerdo al Decreto Ley 274), 33 mil 522 medidas contravencionales, lo cual representa el 31 por ciento de todas las multas aplicadas por este órgano del Consejo de la Administración Provincial.

 

   Del total de las sanciones, el 50 por ciento ha sido por ejercer sin la documentación legal, muestra de la exigencia constante de los supervisores sobre quiénes quieren evadir el fisco y laborar fuera de los marcos de la ley, aun cuando la dirección del país reconoció tales actividades.

 

   Pérez Barroso subraya que en el caso de las personas que trabajan en lugares no autorizados, se ha ido ordenando en la capital, pero no en su totalidad, y menciona como municipios con mayor cantidad de ilegalidades a San Miguel del Padrón, Habana del Este, Guanabacoa, Playa, Centro Habana y 10 de Octubre.

 

   En recorrido por las tres últimas localidades, se pudo corroborar que los cuerpos de supervisión cuentan en cada Consejo Popular con una pareja de inspectores los cuales deben conocer dónde están ubicados los trabajadores por cuenta propia.

 

   Cada localidad posee características específicas: en Centro Habana y 10 de Octubre es recurrente ejercer actividades legales o ilegales en lugares no autorizados, y esto incluye no solo las arterias principales, sino escuelas, hospitales u otras zonas establecidas por el CAP o los Consejos de la Administración Municipales.

 

   “El cuentapropista obtuvo la licencia sin que le explicaran todos sus deberes y derechos, así como las prohibiciones, entonces después pensó podía vender cualquier cosa y en cualquier lugar”, señala Jaqueline González González, directora de la DISC en 10 de Octubre.

 

   Entre las principales violaciones en Playa, al decir de Victoria Small Francis, directora del cuerpo de inspección del municipio, figura la inmigración de trabajadores por cuenta propia, y es la zona de Santa Fe la más afectada. 

 

   De forma general, en las tres localidades, al igual que en el resto de la capital, es constante la comercialización de mercancías prohibidas y de ilícita procedencia, sobre todo en la actividad de Productor Vendedor de Artículos Varios de Uso en el Hogar.

 

   Pero, ¿son los trabajadores por cuenta propia los únicos involucrados en tales violaciones?

 

   La DISC de La Habana posee una muestra de casi 300 tipos de artículos decomisados desde enero hasta la fecha, que evidencia la participación de personas provenientes del sector estatal en esas ilegalidades.

 

   Según Domínguez Pérez, los productos confiscados resultan de la compra al por mayor en la red de establecimientos para su posterior reventa; los elaborados con materia prima sustraídas de las fábricas, así como los que no se comercializan en el mercado minorista y están en manos de particulares a partir del desvío y complicidad de las entidades.

 

   Es condenable el acaparamiento de algunos para luego duplicarle los precios, pues quien paga es justamente el bolsillo de la población, cuando está obligada a comprarlos a montos elevados ante la escasez en la red estatal.

 

   Entre los artículos decomisados resultado de la sustracción a fábricas, almacenes y talleres figuran: plantas de fregado, reguladores de gas y agujas para máquina industrial de coser calzado, y otros provenientes de la Revolución Energética.

 

   Domínguez Pérez, señala que se detectó que la tela utilizada en los servicios necrológicos se emplea con fines artesanales en la tapicería de muebles, y concluye:

 

   “Ante esta situación, la Dirección de Trabajo y Seguridad Social, la ONAT y otros organismos encargados, trabajan junto a nosotros para hacer cumplir las nuevas disposiciones y contribuir al clima de orden, disciplina y exigencia como ha pedido el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros”.

Visto 2764 veces

Comentarios  

 
#5 R.Betancourt 21-10-2013 09:23
Este tema merece una historia, hay que remontarse a su origen, las plantillas infladas desde hace varios años. Se inflaron paulatinamente, pero en un momento dado a alguien se le ocurrio que habia que resolver este problema, pero no paulatinamente como debio ser, sino de golpe y porrazo. Sin un analisis de las consecuencias con metodos simples matematicos se decidio mas o menos asi, en cada centro, de cada 10 hay que quitar 3 o algo por el estilo. se hizo tan rapidamente, que de pronto entre los que se quedaron sin trabajo, los que se les dio una opcion que no era su perfil o mal remunerado, etc, ibamos a tener mas de medio millon de trabajadores en la calle. Alguien previo que podia surgir una explosion social y habia que buscar una solucion de inmediato.
Aparecio la ampliacion del trabajo por cuenta propia, para que una buena cantidad de gente montara su negocito y aflojar la presion de la olla, como se dice en buen cubano.Esto se hizo pues con la misma inmediatez, de pronto aparecieron disimiles opciones de trabajo por cuenta propia, unas bien pensadas o que ya existian, otras mal pensadas u organizadas. Asi pues, de donde iba a sacar madera un carpintero para hacer o reparar muebles que no fuera del desvio de recursos(robo), y para no hacer esto demasiado largo en toda una serie de profesiones igual situacion. No importa que hubiera materiales o productos en la tienda de divisas, siempre es mas barato obtenerlas en la economia subterranea. Y si los inspectores(los que no estan sobornados), piden un vale de venta, hay quien vende vales de venta falsos tambien.
El desvio de recursos es tan viejo como las plantillas infladas o aun mas viejo. Solo que subsistia en la clandestinidad, la gente ofertaba cosas de boca en boca y habia quien tenia hasta una exhibicion en algun lugar dentro de su casa. Con la autorizacion de vender articulos varios en una tarima, lo que se hizo fue permitir que saliera a la luz publica y se legalizara lo que hasta ese momento funcionaba en la clandestinidad. Se mezclo en una tarima algun que otro articulo artesanal y cosas del area de producciones industriales cubanas con lo ilegal y areglado el asunto.
Los que descubrieron hace rato el negocio de viajar a Ecuador o algun otro pais y traer con fines comerciales todo tipo de productos, salieron tambien de la clandestinidad y venden legalmente lo que antes vendian de boca en boca y a puertas cerradas. En cuanto a los acaparadores, se alimentan de las deficiencias del sistema economico que rige en las tiendas de divisa, donde nunca hay una oferta estable de nada, ya sea una bateria de un equipo electronico, un control remoto, perritos o salchichas, hamburguesas, detergente,pape l sanitario, etc. Aparecen hoy y a los 2 o 3 dias desaparecen sin saberse cuando volveran. Todo es muy simple, los acaparadores tienen dinero para invertir compran toda la oferta, que es debil, se acaba en la tienda y luego ellos venden el producto un tercio o mas por encima de su precio original. Ah, y para saber que comprar, le dan un dinerito al del almacen y el les da la informacion.
En esencia, tratar de frenar las irregularidades que el mismo estado ha facilitado por medio de regulaciones y prohibiciones es una tarea dificil. Es tratar de controlar lo incontrolable. En ultima instancia, volvera todo a la clandestinidad y seguira el desvio de recursos. Es ahi en los almacenes y en los centros de produccion donde hay que controlar, supervisar, aplicar todo el peso de la ley, etc, para tratar de evitar el desvio de recursos. Las irregularidades en los negocios por cuenta propia deben morir por inanicion y no con dudosas prohibiciones.
 
 
#4 dina 20-10-2013 14:33
en la paladar de mi cuadra en el vedado el queso que ofertan se lo roban de un hotel,pero...
eso es nuevo?
el estado no lo sabe?
 
 
#3 Miguel Gonzalez 19-10-2013 09:34
En Holguin los incumplimientos de las disposiciones continúan, recientemente se publicaron las disposiciones del Ministerio de trabajo y de Finanzas donde se prohíbe la comercializació n de productos adquiridos en la red. minorista, pero no se hace caso y siguen los revendedores no cuenta propistas, acaparando productos y elevando los precios, hasta cuando se permitirá esa indisciplina.
 
 
#2 jesus lopez 18-10-2013 17:55
Jesus;

En nuestras tiendas recaudadoras de divisa , se deben limitar la ventas de los productos , cuantas veces una persona llega y compra al por mayor en esos comercios ,para luego revender;en estos casos puede estar la complicidad de los dependientes o gerencias de las tiendas ,he estado de visita en el exterior y productos que se venden a rebaja de precios se limitan sus ventas
 
 
#1 Omar J. Fernández 18-10-2013 09:57
Desde siempre se ha sabido que el ROBO de los recursos del Estado es la principal fuente de surtidos de todo tipo al mercado no estatal... no se descubren las pirámides de Egipto con eso, lo que se necesita es acabar de ponerle coto y dejar de utilizar eufemismos como "desvío de recursos", "faltantes", "inventarios desactualizados " y fauna asociada...
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar