viernes, 24 mayo 2019, 09:11
Miércoles, 24 Agosto 2011 08:16

Motivaciones tras 17 años entre paletadas y pistas

Escrito por  Harold Iglesias Manresa
Valora este artículo
(1 Voto)

Consagración es una palabra obligada en la vida del remero Yoennis Hernández quien ha dedicado 23 de sus 33 años a la exigente disciplina.




Consagración es una palabra obligada en la vida del remero Yoennis Hernández quien ha dedicado 23 de sus 33 años a la exigente disciplina, 17 de ellos en el equipo nacional, donde el abrir los ojos antes de aflorar el alba (5:20 AM) pudiera parecer titánico. La vida ha premiado su esfuerzo con ocho preseas en Juegos Panamericanos (5-1-2).

Pudiera parecer contradictorio, pero fue una foto que le mostraron el incentivo fundamental para iniciar la práctica del remo, en su natal provincia de Guantánamo, específicamente en el municipio de Caimanera, donde radicaba la academia provincial.

Ahora, de cara a su cuarta cita continental en Guadalajara confiesa con cierta nostalgia que no incursionará en el single, su modalidad preferida "pues todo depende únicamente de tu esfuerzo individual", sentenció.

En esa prueba atesora una medalla de cada color, iniciándose con bronce en Winnipeg’99 cuando aún era juvenil. Ahora tendrá la oportunidad de comprobar ante los monstruos del planeta que tan bien está para encarar la cita continental, pues a partir del próximo domingo cinco botes cubanos ― todos en la rama varonil― medirán sus fuerzas en el Campeonato Mundial de Bled, Eslovenia, clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Londres, y por ende contará con presencia récord de 1 217 remeros de 68 países.

Para los nuestros será vital quedar entre los 11 agraciados en sus respectivas pruebas, pues ese será el número de embarcaciones que obtenga visado por mérito propio.

De nuevo remando con Yoennis ¿Cómo se define?

Como un remero resistente, esa, según refiere, es su principal potencialidad: "reservar fuerzas y sacar esa dosis extra de estamina para el momento en que todos los contrarios comienzan a  disminuir el ritmo de paletadas es genial. Ver como la boga de tu bote gana terreno y comienzas a dejar atrás uno a uno a tus adversarios.
Siempre disfruté mucho rematar en los últimos 500 metros", explicó.

Sí porque en el remo todas las modalidades se disputan en tramos de dos kilómetros de recorrido, y precisamente el singlista es quién más percibe si su embarcación vuela bajito, por ser la más liviana (14 kilogramos de peso).

¿La prueba más difícil en la Capital de Jalisco?

"El ocho con timonel no solo ahí, históricamente los estadounidenses han dominado, y tras ellos casi siempre cruzan la meta los canadienses. Es la que con mayor fuerza practican en todas las universidades. Imagina que los estadounidenses son la primera potencia mundial y Canadá fue el último campeón olímpico. Aún así, con nosotros hay que lucharla, siempre vamos con mentalidad ganadora, no solo a esa, sino a todas las finales", sentenció.

¿Una anécdota al máximo nivel?

"En la Copa del Mundo, antes de Río de Janeiro’07 hicimos Janier Concepción y yo nuestro mejor tiempo de por vida (6:12 y fracción) que nos valió el cuarto lugar en el heat más rápido. Cedimos ante los franceses, campeones mundiales de entonces. En el otro hubiésemos sido segundos. Cosas del destino y los organigramas. Quedamos fuera de la final por un tilín".

Visto 2238 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar