viernes, 19 julio 2019, 21:52
Martes, 01 Abril 2014 05:22

Marco Rubio: El senador mentira

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(5 votos)

Adicto por completo a las falsedades, una vez más este político de Miami sufre un grave escándalo por mentir.  


Ahora lo denunciaron por llevar  ante el Senado de Washington una fotografía del 2013 que trató de hacer pasar como actual.

Esa imagen fue captada el 19 de noviembre último por un fotógrafo de la francesa AFP,   Juan Barreto, cuando el parlamento nacional invistió a Nicolás Maduro de poderes especiales.

La farsa supuestamente exhibía  una acción represiva de militares en el estado de Táchira, escenario de violentas protestas ultraderechistas.

Pero el senador de Miami fue aún más allá y, basado en su “prueba”, solicito a sus colegas la imposición de sanciones contra Venezuela y algunos integrantes de su gobierno.

Solo días antes, la subsecretaria de Estado, Roberta Jacobson, amenazó con desplegar castigos contra esa nación suramericana “si no abre espacios para el diálogo”.

¿En qué momento su nueva intromisión antichavista?, Cuando el presidente Maduro establece diálogos con casi todos los sectores del país, incluidos opositores.

De ahí que el Ministerio de Comunicación e Información de Venezuela haya calificado la versión de Rubio como “llena de mentiras palmarias”, incluida su nada creíble foto.

Esa entidad recordó que, si lo hecho por este senador hubiera acaecido en otro país del mundo, sería valorado como “un grave delito” cometido en la audiencia pública de una institución oficial.

No ha sido su única crisis personal desde que años atrás ostentó responsabilidades en la Florida.

A mediados de junio de 2012 publicaron su libro autobiográfico An American Son (un hijo americano), de 303 páginas.
Su texto mencionó el incómodo asunto de sus padres cubanos “exiliados” en Miami, sofisma que desmontaría el periódico The Washington Post.

Luego de investigarlo, el Post aseguró que los progenitores de Rubio abandonaron La Habana en 1956, o sea, unos 24 meses antes  del triunfo de la Revolución.

Entonces, ¿de dónde salió la mentira respecto al supuesto acoso, la huída y posterior refugio en Miami? Pregunta no difícil de contestar.

Pero la autobiografía An American Son tiene un valor, ayuda a conocer mejor al Senado de Estados Unidos y las razones que mueven el comportamiento de sus integrantes.

Uno de ellos, Marco Rubio, confiesa en páginas de ese libro:

“A veces me siento como si hubiera entrado a una compañía teatral, donde cada voto y cada declaración están calculadas para su máximo efecto político, en lugar para el beneficio público”.

Eso explica que, para lograr sanciones contra Venezuela, llegara a pulverizar los restos de su ética presentando al Senado fotos viejas y pacíficas como actuales y represivas.

Visto 3592 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar