martes, 15 octubre 2019, 20:45
Martes, 24 Junio 2014 15:55

Se estrena “Boccaccerías Habaneras”, una verdadera comedia cubana

Escrito por  Elizabeth López Corzo/Cubasí

“Boccaccerías Habaneras” es una película que se devora de principio a fin. El espectador se sienta en la luneta y no se cuestiona si el filme es más extenso de lo habitual porque estará tan concentrado en la historia- o las historias- que probablemente, al final, el público lo que pida sea más Decamerón de Boccaccio en las manos de Arturo Sotto.

 

Aparentemente “Boccaccerías Habaneras” no tiene que ver con el surrealismo de filmes anteriores de Sotto, como “Amor vertical” o “Pon tu pensamiento en mí”. El propio director alega que “Boccaccerías” es una película realista; pero si nos apegamos bien a nuestro gentilicio de cubanos, de sobra sabemos que ninguna historia contada sobre esta isla se escapa de la metáfora o la extravagancia. El surrealismo esta intrínseco en nuestro comportamiento. La boda del primer cuento, toda su parafernalia y lo que se arma en la fiesta es un ridículo tan pero tan simpático que no podemos más que llorar de la risa.

 

boccacerias-boda

 

Con el segundo cuento va igual, y con el tercero, y con la media historia del entreacto… todos son singulares y divertidísimos, absurdos, increíbles; pero en definitiva, posibles, porque en Cuba todo puede suceder.

 

Y me refiero a risa de la buena, al humor fino, al que hace reflexionar hasta al espectador más perezoso; nada que ver con comedias vulgares que manchan este género cinematográfico o denigran la identidad de sus personajes.

 

boccaccerias aquino

 

Claro que están los lugares comunes del cine cubano: el sexo, la ciudad deteriorada, las carencias económicas, el “invento” para sobrevivir al día a día…, pero en lo absoluto estos elementos nos resultan machacantes como otros filmes en los que se interesan más por vender la miseria que las múltiples historias de nosotros los cubanos. La crítica social que pudiera emerger de estos cuentos de “Boccaccerías” fluye espontáneamente y permanece en la memoria del público como algo positivo, no como un daño que sin compasión hay que restregarle en la cara a los demás. “Boccaccerías habaneras” no es más de lo mismo.

 

Arturo Sotto logró hacer una película redonda, una comedia con todas las de la ley, donde cada recurso (banda sonora, fotografía, dirección de arte) se emplea en favor de la dramaturgia y de la esencia del filme en sí mismo.

 

Al decir del propio realizador esta fue una película casi por encargo, la idea ya existía y él la llevo a cabo. Sin embargo esta condición no le frenó las alas al también guionista del filme, de hecho ganó en el pasado festival de La Habana el Coral al Mejor Guión.

 

boccaccerias yerlin

 

“Este proyecto fue un impulso”, afirma Sotto, a quien le interesaba saber qué podía sacar de este libro centenario y del que ya constaba una versión cinematográfica a cargo de Pasolini.

 

Sotto hizo una película para todos los públicos, pero la cinta está muy lejos de ser facilista. “Trabajé con mucha libertad haciendo el cine que yo quiero hacer, y no hice concesiones para el gran público”, aseguró.

 

Incluso le dio a una actriz debutante (Yudith Castillo) en la pantalla grande el papel protagónico del último cuento, que por cierto, tiene mucho peso.

 

“En el casting esa actriz fue transitando por varios personajes y yo notaba que iba creciendo, por eso creí que podía con el personaje de María del Carmen. A mí me gusta confiar en quien la gente no confía. Me pasó con “Amor vertical” hace muchos años y pienso seguir haciéndolo con jóvenes actrices y actores”, confiesa Sotto.

 

“Boccaccerías habaneras” es una película sobre la Cuba de hoy, pero bien que se acomodaría a cualquier otra geografía. Las peripecias de los personajes son, en definitiva, parte de la imaginería de nuestra civilización. Se trata de gente común que siempre tiene algo que contar y esas, sus historias, los convierten en personas extraordinarias.

 

boccaccerias3

alt

Modificado por última vez en Viernes, 27 Junio 2014 11:00

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar