jueves, 19 septiembre 2019, 14:42
Jueves, 17 Julio 2014 06:42

Niños esclavizados en un hogar de México sufrieron abusos, dice el fiscal

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(0 votos)
Niños esclavizados en un hogar de México sufrieron abusos, dice el fiscal Niños esclavizados en un hogar de México sufrieron abusos, dice el fiscal

Un albergue en México donde se hallaron casi 600 niños y adultos esclavizados era escenario de abusos sexuales y maltrato físico, según los primeros testimonios de las víctimas, según la fiscalía mexicana.

Las declaraciones de 12 personas, entre menores y adultos, revelaron que en la casa hogar "La Gran Familia", en el corazón de la occidental ciudad de Zamora, eran sometidos a maltratos fisicos, psicológicos y abusos sexuales.

"Realmente quiero decirles que esta es una de las averiguaciones que más me ha impactado en el sentido de encontrar actitudes verdaderamente inhumanas", dijo el fiscal mexicano, Jesús Murillo, en una rueda de prensa en Ciudad de México.

La directora del albergue, Rosa del Carmen Verduzco, conocida como "Mamá Rosa", fue encarcelada el lunes tras un operativo en el hogar en el que participaron policías federales y soldados, y donde la fiscalía federal dijo que se encontró con que los niños vivían hacinados entre ratas, chinches y pulgas.

Murillo dijo que del lugar, rodeado de rejas, sacaron 20 toneladas de basura. La noche del miércoles, el sitio estaba resguardado por el Ejército, la Armada, y policías federales y locales, según testigos de Reuters.

La casa hogar, en el occidental estado de Michoacán, se dedicaba a atender no solamente a niños huérfanos sino también a adolescentes con problemas de conducta, incluidos delincuentes, quienes muchas veces quedaban internados en el lugar y perdían contacto con su familia.

Murillo dijo que en el albergue convivían 438 menores, entre ellos seis bebés, además de 159 mayores de edad, y el sitio gozaba del prestigio y la confianza de las autoridades.

Decenas de familiares, algunos de ellos hablando en lenguas indígenas, esperaban a las puertas del albergue en busca de sus familiares y todavía se podía respirar una atmósfera nauseabunda.

"Yo traje a mi hija porque me decían que era un lugar muy bonito, pero ahora veo que no, me dijo que le pegaban, que le quitaban su ropa y la dejaban sin comer", dijo a Reuters María Concepción Andrés, una indígena purépecha y madre de una niña de 14 años.

Los familiares esperan que se les someta a una prueba de ADN para demostrar el parentesco y recuperar a sus hijos.

MAMÁ ROSA GOZABA DE PRESTIGIO

En las redes sociales era posible encontrar fotos de Verduzco, una mujer de gesto adusto y cabello corto, con el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) y con ex gobernadores de Michoacán como Fausto Vallejo, que renunció hace un mes, y Leonel Godoy, su antecesor.

Era una mujer "muy reconocida en la sociedad zamorana", dijo el actual gobernador michoacano, Salvador Jara, quien ordenó una revisión a todos los albergues del estado ante la posibilidad de que haya más casos de abusos como los de La Gran Familia.

"Mamá Rosa" fue internada en un hospital de Zamora tras sufrir una crisis nerviosa después de su declaración ante las autoridades, pero el miércoles presentaba ya un buen estado de salud, según Murillo.

La investigación del hogar comenzó hace unos días a raíz de denuncias de familias que señalaban que no se les permitía ver a sus hijos, internados en el lugar.

Pero, según Murillo, cuando los policías entraron en el centro se encontraron con los cientos de niños viviendo en medio de comida descompuesta y plagas, a lo que se añadieron denuncias de abusos sexuales.

Según los testimonios, a los chicos no se les permitía salir hasta cumplir la mayoría de edad, pero a veces permanecían como en una especie de prisión con trabajos forzosos.

Los bebés que nacían en el albergue eran registrados como hijos de Verduzco, "sin que los padres biológicos pudieran llevar ninguna tutela o decisión sobre los menores, argumentando que los dejaría ir al cumplir la mayoría de edad", dijo el lunes el jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la fiscalía, Tomás Zerón.

Sin embargo, intelectuales mexicanos como los historiadores Enrique Krauze y Jean Meyer dijeron no creer en las acusaciones debido a que conocían bien a "Mamá Rosa" y su obra.

Meyer dijo que visitó el hogar en mayo y que no notó ninguna anomalía. Señaló que estaban reformando el comedor y la cocina de la casa con fondos de la presidencia.

Visto 1197 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar