miércoles, 18 septiembre 2019, 07:14
Lunes, 26 Diciembre 2011 13:11

2011: un año que pasó 24 x segundo

Escrito por  Elizabeth López Corzo
Valora este artículo
(0 votos)

El cine cubano tuvo un año prolífero pues llegaron a feliz término varias películas que han sido éxitos en nuestras pantallas y allende los mares.




Se va acabando el año y es tiempo de repensar en las cosas que logramos, las que dejamos de hacer en estos 365 días que ya se despiden y las que seguimos soñando. Por suerte para la industria y para nosotros los espectadores, el cine cubano tuvo un año prolífero pues llegaron a feliz término varias películas que han sido éxitos en nuestras pantallas y allende los mares.

Pero lo mejor de todo esto no ha sido la cantidad- que demuestra en cifras el aumento en la producción cinematográfica- sino la diversidad de enfoques y temas llevados al celuloide por los realizadores, muchos de ellos, jóvenes.

Y hablando de esto, la Muestra Joven del ICAIC arribó a su primera década de existencia, como siempre, exponiendo lo más fresco de nuestro cine y las nuevas tecnologías, reflejando nuestra cotidianeidad, conflictos y felicidades, desde su visión. Lo más interesante de este evento no es solo el concurso de filmes, sino los espacios de debate que genera y la inmensa afluencia de público a las salas desde que se inaugura hasta que cierra.

La filmación de Siete días en la Habana, proyecto colectivo liderado por Benicio del Toro, trastocó nuestra ciudad y generó mucho interés hacia nuestra realidad. En los primeros meses del año prestigiosos cineastas como Julio Medem, Pablo Trapero, Juan Carlos Tabío, Laurent Cantent, Elia Suleiman y Gaspar Noé dejaron sus historias aquí, protagonizadas por un elenco estelar: Mirta Ibarra, Daysi Granados, Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, entre otros.

El filme recién se estrenó en el festival de La Habana y fue vendido a 40 países.

El Festival de Cine Francés, por supuesto, siguió siendo uno de los preferidos de los cubanos y se llevó este año muchísimos aplausos.
Pudimos ver una veintena de estrenos con filmes descollantes como Welcome, De hombres y de dioses y Océanos, este último es el documental más ambicioso hasta ahora realizado. Cautivador para cualquier tipo de público.

Uno de los mejores momentos del cine cubano este año fue el estreno del filme de Ian Padrón, Habanastation. Resultó todo un fenómeno, en apenas unas semanas cientos de miles de personas llenaron las salas de cine de la Isla para ver la historia de Mayito y Carlos, una historia sobre la amistad, sencilla, sin ambiciones y con la dosis exacta de humor y drama como para conmovernos a todos.

Habanastation recorrió varias ciudades de Estados Unidos, fue elegida para representar a Cuba en la candidatura por los Premios Oscar 2012, recibió el lauro al Mejor Filme en el Festival Traverse City, en Michigan, Estados Unidos y en el recién concluido Festival de Cine Latinoamericano de La Habana ganó el premio de los periodistas, el de la UNICEF, el Vigía y el Glauber Rocha.

Desde el verano a estos días el ICAIC siguió estrenando. “Marina” de Enrique Álvarez, llegó como lo que representa la imagen de la película: una brisa fresca y suave, intimista, muy diferente al cine cubano que nos hemos acostumbrado en los últimos años.

Y para seguir rompiendo esquemas siguieron los estrenos, algunos ocurrieron en el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana como La Piscina; el tan esperado Juan de los Muertos, “el primer filme cubano de terror”, que además ganó el Premio de la Popularidad en este certamen y “Fábula”, que se coló entre los tres primeros Corales.

En este momento las salas de cine proyectan Larga Distancia, para despedir el año y el que viene, la luneta nos reserva mucho más, empezando por Vinci y Verde verde. Dos cintas que, por lo que prometen, seguramente traerán polémica (lo que más enriquece el arte).

Visto 4100 veces Modificado por última vez en Domingo, 01 Enero 2012 14:13

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar