martes, 18 febrero 2020, 19:15
Lunes, 16 Enero 2012 23:55

Blitz: Lo mejor para definir al campeón cubano de ajedrez

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros
Valora este artículo
(3 votos)

A partir de este año el campeón cubano del deporte ciencia ganará su título mediante partidas rápidas o Blitz.

Para quienes amamos el ajedrez en Cuba quizás la decisión tardó demasiado, pero más vale tarde que nunca, como dice el dicho. A partir de este año el campeón cubano del deporte ciencia ganará su título mediante partidas rápidas o Blitz, nombre internacional de la modalidad.

 

Faltaba el visto bueno de la Federación Internacional (FIDE) a esta especialidad para que la cubana se inclinara definitivamente por adoptarla para definir al monarca nacional, tomando en cuenta la disparidad entre los coeficientes Elo entre los contendientes.

 

A partir de este año la FIDE ha decidido llevar oficialmente un listado mundial de Elo tomando en cuenta solamente las partidas rápidas oficiales, y esto indudablemente, además de darle un impulso a los certámenes al efecto, hace crecer también el interés en los torneos a tiempo regular que usan estas variantes para dilucidar desempates.

 

Para Cuba era inevitable caer en este método para hacer un verdadero Campeonato Nacional, sin necesidad de sembrar a sus hombres de mayor prestigio, y sin perder credibilidad. Claro, los románticos siempre miraremos un poco por encima del hombro a esta variante que mata algo de la esencia del juego, pero se impone estar a tono con los tiempos vigentes y defender lo ganado con tanto esfuerzo.

 

Sí, porque ahora no es solamente Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón está a punto de llegar a los dos mil 700 y en el futuro pueden ser más. Por esta situación Leinier estuvo ausente en alguna ocasión, y eso resta atractivo a la pugna y valor a la corona conseguida sin su presencia.

 

Desde inicios del mes entrante comenzarán ya las primeras porfías por zonas en ambos sexos, y entonces comenzaremos a apreciar quiénes son los mejor preparados en esta especialidad donde la agilidad para interpretar el tablero cobra mucha mayor fuerza que el plan preconcebido.

 

Hasta títulos del mundo se han definido por esta vía, que ahorra muchísimo tiempo cuando la calidad es pareja, así que no debemos avergonzarnos para nada, ni siquiera quienes nacimos viendo el ajedrez jugado a su aire y a quien se demoraba un poco en el dominó le decíamos: ¡Vamos Kasparov, que esto no es ajedrez!

Visto 2375 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar