viernes, 20 septiembre 2019, 22:31
Viernes, 20 Enero 2012 07:28

El Festival Sundance expone el fin del sueño americano

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(0 votos)

«No es un secreto que los tiempos son sombríos», dijo el jueves Robert Redford, cuyo Instituto Sundance para el cine independiente respalda el festival.

El Festival de Cine de Sundance se inauguró el jueves por la noche con la proyección de cuatro producciones, entre ellas un documental sobre la crisis de la vivienda en EE.UU., el fracturado sueño americano y valores rotos por la debilidad de la economía.

El documental The Queen of Versailles sigue al exmultimillonario hecho a sí mismo David Siegel y su esposa Jackie, que a simple vista no parecen estar muy en contacto con muchos estadounidenses que luchan con la crisis económica.

La película, que se estrenó el jueves por la noche en una abarrotada sala que bendijo la obra con sólidos aplausos, empieza con la pareja construyendo la casa de sus sueños: una gran mansión de más de 8000 metros cuadrados denominada Versalles, inspirada en el palacio real francés.

Pero la historia termina asumiendo muchas de las lecciones aprendidas por aquellos que han perdido sus hogares y empleos y experimentan los efectos de la crisis económica.

«El sueño americano siempre ha tenido esta idea de poseer una casa», dijo la directora Laura Greenfield a Reuters, pero el documental muestra a los Siegels lidiando con la recesión, al igual que muchos ciudadanos en Estados Unidos, y «cómo descienden y hacen frente a la situación», y al final terminan redescubriendo lo que es importante para ellos.

«Ellos adoptan esta cualidad humana que termina acercándolos a nosotros respecto a los excesos de América, a la pérdida de estos y al regreso a los valores esenciales», dijo Greenfield.

Versailles es una de las obras de alto perfil en Sundance, que muestra a los americanos cómo afrontar los problemas asociados con la crisis económica, la codicia y el replanteamiento de los valores.

«No es un secreto que los tiempos son sombríos», dijo el jueves Robert Redford, cuyo Instituto Sundance para el cine independiente respalda el Festival, la mayor cita de los cineastas independientes de EE.UU., a los periodistas.

A pesar de que los estadounidenses estén algo desesperanzados, incluyendo una «parálisis» en Washington, Redford dijo que el público de Sundance puede mostrarse optimista porque algunas películas «pueden reflejar estos tiempos difíciles... aquí no hay parálisis».

10 días; más de 100 obras

En total, se presentan más de 100 obras documentales y de ficción en el festival que dura 10 días en la localidad turística de Park City, Utah, al este de Salt Lake City.

Otras proyecciones en la noche del estreno incluyeron dos historias de ficción: Hello, I Must Be Going, protagonizada por Melanie Lynskey como una desmoralizada divorciada de 35 años que vuelve a vivir con sus padres, y Wish You Were Here, una cinta australiana protagonizada por Joel Edgerton como un hombre aferrado a una familia deshecha.

Searching For Sugar Man, que compite en la sección de documental, completó la alineación de la primera noche. Es una de las muchas películas que se presentan aquí centradas en músicos y cuenta la historia de dos fans que investigan el misterio de la caída en el olvido de una estrella del rock de los años 70.

El director del festival, John Cooper, dijo que las obras de la noche inaugural reflejan la selección de guiones más sólidos en un festival que se enorgullece tanto de lanzar carreras, como de premiar éxitos de bajo presupuesto como Pequeña Miss Sunshine y el documental Una verdad incómoda.

«Nos gusta el realizador que conoce las notas -algo que sonará bien», dijo.

De todas las obras de la inauguración, Versailles, de Greenfield, fue la más promocionada.

Sumándose a la moda, David Siegel demandó a los productores y al festival de Sundance por difamación por el material de promoción de la película, pero Greenfield dijo que no podía hacer comentarios a ese respecto.

Otras películas del festival en las que están interesados público y compradores son Red Hook Summer, de Spike Lee, con Cillian Murphy, Sigourney Weaver y Robert De Niro en el elenco interpretativo, y Lay The Favorite, de Stephen Frears, protagonizada por Rebecca Hall, Bruce Willis y Catherine Zeta-Jones.

Bachelorette, con Kirsten Dunst e Isla Fisher, habla de un grupo de mujeres jóvenes solteras que dejan al lado la amargura en una hedonista fiesta de despedida de soltera. Se espera la aparición de otras muchas estrellas, entre ellas Kate Bosworth, Chris Rock, Julie Delpy y Paul Simon, en la pequeña ciudad nevada que se transforma en mercado promocional y centro de fiestas del cine.

Redford habló de «los dos lados» de Sundance con el a veces ostentoso marketing haciéndole perder su caché, pero dijo que aún sigue siendo un lugar donde los realizadores independientes pueden encontrar un hueco.

Sundance ofrece este año un nuevo servicio a los cineastas a los que asesora sobre los últimos métodos de distribución por Internet, y Redford anunció más libertad y control para los realizadores al difundir sus obras y llegar a más audiencias a través de Internet.

«Es bastante obvio que estamos en un período de gran cambio», dijo en su discurso de apertura. «Tenemos que aceptarlo».

Visto 2547 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar