martes, 18 junio 2019, 09:36
Martes, 30 Agosto 2011 05:23

Tema inmigración ilegal reaviva polémica política en EE.UU.

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

El controversial tema de la inmigración ilegal en Estados Unidos regresó al pico mediático, mientras Washington envía señales antagónicas.




El controversial tema de la inmigración ilegal en Estados Unidos regresó al pico mediático, mientras Washington envía señales antagónicas y organizaciones civiles preparan apelaciones a tribunales de justicia.

Una jueza federal de Birmingham bloqueó este lunes y hasta finales de septiembre una criticada legislación antiinmigrante que había sido programada en Alabama para entrar en vigencia el jueves próximo.

Opositores a la medida, entre ellos el propio Departamento de Justicia y la influyente Unión Americana para Libertades Civiles (UALC), habían pedido hace meses a la magistrada Sharon Lovelace que actuara al respecto.

En su veredicto resumido en dos páginas de texto, Lovelace explicó que "de aquí al 1 de septiembre no había tiempo suficiente para que autoridades pudieran discernir sobre la constitucionalidad (o no) de la ley."

La gobernación del estado sureño defiende una de las normativas más drásticas con respecto a los inmigrantes y analistas políticos llegaron a calificar al proyecto como xenófobo y racista.

El pasado 2 de junio el gobernador Robert Bentley promulgó la ley HB-56, considerada aún más estricta que una ya controvertida reglamentación de Arizona.

La nueva norma permite a la policía estadual detener a una persona que no porte documentos de prueba de su permiso para estar en Estados Unidos si existe una "sospecha razonable" de que está indocumentado.

Además exige a las escuelas públicas determinar el estatus migratorio de los estudiantes y niega el acceso a educación superior a extranjeros sin papeles lícitos.

Organizaciones civiles como la UALC presentaron recursos legales para solicitar a tribunales de Washington la inhabilitación definitiva de políticas similares en Georgia y Arizona, además de Alabama.

No obstante, a modo de respuesta, la administración del presidente Barack Obama reactivó el mes pasado un programa especial que incluye "deportaciones express" por medio de vuelos directos hasta la capital de México.

A un costo de 11 millones de dólares, el sistema está diseñado para que los indocumentados capturados en frontera sean inmediatamente subidos a aviones en un pequeño aeropuerto de Tucson.

Unos 12 millones de inmigrantes sin papeles viven en Estados Unidos y el ritmo en el cruce de frontera ha llegado hasta nueve mil personas por semana.

Obama prometió una reforma migratoria desde 2008.

Frente a la vacilación federal, estados como Carolina del Sur han amenazado con oficializar medidas antiinmigrantes territoriales aún más radicales que las ya sancionadas por sus vecinos en la costa meridional.

Visto 2132 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar