lunes, 18 noviembre 2019, 16:23
Viernes, 27 Enero 2012 16:29

El soñador que trazó el camino de la libertad (+ Gráfico y Multimedia)

Escrito por  Adrián Loucraft Llanes
Valora este artículo
(1 Voto)

Hay fiesta en nuestra tierra. Once millones de ciudadanos celebran el nacimiento de José Julián Martí Pérez, el soñador que trazó el camino de la libertad.

 

En la Historia Universal el año cero marca el fin de una era y el principio de otra. En la Historia de Cuba el año cero es el 1853.

Hace 159 años brotó del vientre materno para fecundar el vientre de la Patria José Julián Martí Pérez.

 

Pinche para ver Gráfico interactivo sobre José Martí

 

Pinche para ver la Multimedia: Vida y obra de José Martí

Rebasó los horizontes de su tiempo y se ha extendido con asombrosa vitalidad hasta el presente. No hay un solo aspecto de nuestra realidad en el que, desde algún ángulo, no surja un destello de sus reflexiones.

 

Si tanto anhelaba la dignidad plena del hombre, se debía a que desde pequeño conoció las injusticias de la época. Entre los 9 y los 17 años se templó su carácter y comenzó a madurar un vigoroso ideario.

 

Martí fue sobre todo un pensador. Por supuesto, no fue un místico de ojos cerrados: su incansable actividad política era fruto de sus ideas.

 

Trabajó de numerosos modos y todo lo hizo bien. Pero el mejor ejemplo que nos dejó es  el de la coherencia entre pensar y obrar.

 

Sacrificó mucho para conseguir una república libre y democrática en comunión con toda Latinoamérica.

 

El 28 de enero el Himno se canta más fuerte. Homenajear al Héroe Nacional en su cumpleaños es imprescindible, pero sería en vano si no lo recordamos también los demás días preguntándonos ¿cómo puedo yo aplicar el pensamiento martiano a mi realidad concreta del siglo  XXI?

 

Tampoco podemos permitirnos idealizar a quien fuera de carne y hueso como nosotros. No hablamos del superhombre individualista que todo lo resuelve con sus fuerzas extraordinarias. Hablamos de un hombre imperfecto cuya fuerza era la convicción. Eso es lo que lo hizo grande.

 

José Martí murió con las botas puestas. Y aunque nació en occidente, fue sepultado en oriente, símbolo histórico de su consagración a toda Cuba.

 

Hay fiesta en nuestra tierra. Once millones de ciudadanos celebran el nacimiento del soñador que trazó el camino de la libertad.

 

Visto 3548 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar