jueves, 22 agosto 2019, 15:47
Miércoles, 31 Agosto 2011 09:15

Sabor amargo entre vallas

Escrito por  Harold Iglesias Manresa
Valora este artículo
(12 votos)

Difícil para un amante de los deportes experimentar dos sensaciones tan contrarias en menos de una hora...

Difícil para un amante de los deportes experimentar dos sensaciones tan contrarias en menos de una hora como parte del XIII Campeonato Mundial de Atletismo en Daegu: la gloria por ver al campeón olímpico y recordista universal Dayron Robles (12.87) imponerse en la final de los110 metros con vallas, y luego la noticia de su descalificación. Un trago amargo en el que se diluyeron sus 13.14 segundos y se le antojó esquiva una vez más la corona en este tipo de lides.

La IAAF lo descalificó basándose en la regla 163.2 (por obstrucción), criterio refrendado además por el juez de pista, luego de que el equipo chino presentara una reclamación al considerar que Robles había tocado con su mano derecha dos veces el brazo izquierdo de Liu Xiang, desequilibrado en la penúltima valla para acabar en el tercer lugar cuando luchaba por la primera posición con Robles. 

«Es algo que puede pasar en las vallas porque vamos todos muy juntos», había dicho Robles antes de ser descalificado cuando fue preguntado por el forcejeo con el chino.

Me cuesta todavía creerlo, pero fue justa la descalificación. En la que pintaba como la final más competitiva del Mundial, con los tres hombres más rápidos de la historia situados en los carriles centrales —siempre reservados para los corredores de mayor casta y tiempos más veloces—. De ahí que Jason Richardson (13.11 en semifinales), David Oliver (13.40), Robles (13.32) y Xiang (13.31) ocuparan las líneas de la tres a la seis. A partir del séptimo obstáculo, cuando Robles y Xiang pugnaban por la punta y ambos estaban bien pegados al límite de sus respectivas líneas, se desató el incidente.

Lo cierto es que a la altura de la novena valla Dayron agarró a Xiang, en un gesto de braceo fuera de lo normal, apartando la presión que genera una «guerra» crucial como esa, y máxime tratándose de un vallista tan técnico como el guantanamero. Este encontronazo de brazos se repitió saliendo de la décima, del cual Robles salió mejor parado, pues le sacó un cuerpo a Xiang al cruzar la meta. Lo cierto es q ambos se vieron perjudicados, y como consecuencia, perdieron la concentración y el ritmo.

Tras la descalificación, el estadounidense Jason Richardson (13.16), se hizo con el título, mientras Xiang (13.27), se llevó la  plata, y el bronce fue al cuello del británico Andrew Turner (13.44).


El equipo cubano apeló la decisión, que fue desestimada por la IAAF.

LOS IMPLICADOS DAN VOCES

El entrenador de Robles, Santiago Antúnez, afirmaba que el incidente no  podía conllevar una descalificación.

«Llevo mucho tiempo en el atletismo y en las vallas y es muy difícil que no haya contacto. Dayron ha tenido contacto, Liu también, todos los vallistas alguna vez han tenido contacto de alguna forma», dijo Antúnez.

Sin embargo, Xiang no quiso polemizar, y lamentó el incidente. «Es la  primera vez que me pasa. Sentí contacto y perdí el equilibrio a esa altura decisiva, eso es lo que pasó. Siento mucho esta situación con Dayron porque somos  amigos, realmente no sé qué decir», explicó muy deportivo.

Así se desvanecieron los sueños de muchos, entre los que me incluyo, de ver la final más competitiva del Mundial con los tres hombres más rápidos de la historia: Robles, Xiang, campeón olímpico en Atenas-2004 y mundial en Osaka-2007, y el estadounidense Oliver, que había hecho la mejor marca de la temporada (12.94). Paradójicamente, emergió rey el texano de 25 años Richardson, quien se presentó en Daegu con dos títulos de110 metros con vallas y 400 metros en el Mundial junior de 2003.

«Esta victoria tiene un sabor agridulce, ya que nunca quieres ver a alguien tan talentoso como Robles ser descalificado, pero hay reglas que hay que respetar», afirmó el sorprendente campeón.

«Realmente esperaba hoy una mejor carrera porque tenía a los mejores atletas de 110 m con vallas a mi lado, pero choqué al igual que Liu Xiang en la novena y décima valla y no lo esperaba (...)», manifestó el cubano.

«No me gustó mi técnica de hoy... Yo estaba enredado con Liu Xiang en el último obstáculo, pero me siento muy bien ahora», agregó el actual monarca olímpico.

Hoy, sigue siendo inverosímil la noticia, Cuba y gran parte del mundo está conmocionada, pero la IAAF aplicó el reglamento con objetividad.

A todos los que tenemos fe en Dayron y confiamos en su sobrada calidad como atleta nos queda el sinsabor, pero la certeza de que muchas otras carreras exitosas nos aguardan. Por el momento, nos queda avistar en el horizonte el estadio olímpico de Moscú, escenario que acogerá la XIV edición en el 2013, escenario al que Dayron llegará con 27 años y… la pista se encargará de decir la última palabra.

Visto 4393 veces

Comentarios  

 
#8 alejandro 15-10-2011 07:52
Dayron es un tramposo y un perdedor.
 
 
#7 oscar isaac 06-09-2011 11:07
Todos están equivocados, todo fue obra de la casualidad, no estuvo premeditado, esto puede pasar.
 
 
#6 Libertad 02-09-2011 08:46
Todos somos libres de pensamiento, pero ¿se han imaginado corriendo a tamaña velocidad?, ¿creen ustedes que puedan concentrarse en tumbar al de al lado?, además, si fuera de esa manera como dicen, los 2 corredores se hubieran desestabilizado , no justifico a nadie y tampoco he tenido la oportunidad de ver nuevamente el video, fui deportista como muchos hasta la etapa juvenil y créanme que no sería tan fácil, uno se concentra para ganar y no perder tiempo en hacer trampas, máxime con tantas miradas puestas en ti.
 
 
#5 Alain 01-09-2011 20:21
señores de sobra sabemos que dayron es el mas completo de los corredores de 110 con vallas, no creo que tramposo sea el termino para calificarlo por este incidente, pero lo cierto es que la presión en algun momento lo superó y actuó cuando menos extraño, ademas y digo esto pq dayron miró al chino y en lugar de preocuparse por imponer condiciones que le sobran y de eso no hay dudas entró en un terreno que los perjudicó ; a ambos, mi primera reacción fue la misma que ustedes pero luego de ver varias veces el video de la carrera pienso que se equivoco y fallaron bien en este caso, asi que solo queda esperar las proximas carreras y que trabaje mas en la parte psicologica para que supere la presión que calidad le sobra, lo mismo le pasó a usain bolt y nadie piensa que alguien lo pueda vencer, se vencieron ellos mismos
 
 
#4 Camilo 31-08-2011 14:38
Completamente de acuerdo con el articulo de Harold, muy objetivo.
 
 
#3 Jose Antonio Susavila 31-08-2011 13:38
No creo que haya sido un agarre de manos de parte de Dayron Robles y mucho menos intencional, considero que puede haber sido todo accidental por lo estrecho de los carriles, si se ve bien la foto se puede ver al corredor de China con los brazos extrenadamente abiertos.....
?Siempre corre asi?
 
 
#2 SIN PERDON 31-08-2011 12:33
seguro que no, el tramposo es el chino, que modesto es dice que nunca le habia pasado que noble es, inocentico ese chinito, que no gana legal tiene que hacer trampa, que hagan una el chino y roble juntos carril por medio para que vea como lo deja plantado, con todo el respeto señor periodista para mi esta equivocado.
 
 
#1 Dayron Cuellar López 31-08-2011 11:15
Compañer o Harold no estoy de acuerdo con su opinión: ¨Lo cierto es que a la altura de la novena valla Dayron agarró a Xiang, en un gesto de braceo fuera de lo normal, apartando la presión que genera una «guerra&r aquo; crucial como esa, y máxime tratándo se de un vallista tan técnico como el guantanamero.¨
Si usted se fija bien en toda la carrera Robles hace el mismo gesto de braceo porque presisamente esa es su técnica, no es algo que comenzó a hacer cuando tenía al chino a su lado ni mucho menos cuando lo sobrepasó ;, simplemente que estaban ambos muy pegados a la raya, incluso Oliver en esa parte esta casi sobre la raya del carril del cubano.
Dayron Robles NO ES NINGUN TRAMPOSO.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar