lunes, 09 diciembre 2019, 11:59
Miércoles, 01 Febrero 2012 17:37

¿Cómo nos sostendremos?

Escrito por  Yuris Nórido
Valora este artículo
(1 Voto)

En menos de veinte años, la demanda de alimentos en el mundo aumentará el 50%… pero con el modelo predominante, no se incrementarán en igual medida los recursos.

Un grupo de expertos y funcionarios, integrantes del Panel de Alto Nivel sobre Sostenibilidad Global de la ONU, acaban de hacer público un informe que no dice nada nuevo, pero resulta sumamente perturbador: En 2030, la demanda global de alimentos habrá aumentado un 50%, la de energía un 45% y la de agua un 30%.

El planteamiento implica una pregunta incómoda: ¿Cómo responderá la economía mundial a esas exigencias?

Según el informe, los actuales modelos de consumo de los países desarrollados son sencillamente insostenibles. Se hace imprescindible un nuevo rumbo, de lo contrario, las consecuencias de la crisis serán extraordinarias.

Por supuesto que eso también se sabe hace mucho tiempo. Lo que sucede es que algunos han querido taparse los oídos y otros, haciendo gala de un optimismo delirante, opinan que el desarrollo científico creciente bastará para abastecer al mundo.

El panel ha hecho una advertencia: El actual modelo económico "nos está empujando en forma inexorable hacia los límites de los recursos naturales y los sistemas ecológicos que hacen posible la vida a nivel planetario".

Es obvio que ningún adelanto tecnológico o científico podrá “crear” nuevos ecosistemas.

De manera general, la solución está a la vista: hay que plantear y hacer cumplir nuevas reglas de juego. Pero, ahora mismo, ¿quién está en condiciones de hacerlo? ¿A quién le toca hacerlo? Y lo más importante: ¿qué podemos hacer?

Los miembros del panel advierten que la actual crisis financiera "fue causada en parte por reglas de mercado que alientan la mentalidad cortoplazista y no premian las inversiones sostenibles". Agregan: "Nuestro informe deja en claro que el desarrollo sostenible es más importante que nunca dadas las múltiples crisis que afectan actualmente al mundo".

En todo caso, esas son solo palabras. Incluso los causantes de la crisis pudieran estar de acuerdo. El reto es hacer viable, en las condiciones actuales del mundo, un modelo de desarrollo sostenible.

Las sugerencias del panel son a todas luces insuficientes:   

-Poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles.

   
-Incluir en el precio de los bienes el verdadero costo ambiental de producirlos.


-Todos los productos deben llevar en sus etiquetas información sobre su impacto ambiental.

 
-Los gobiernos deben elaborar indicadores de rendimiento económico que van más allá del PBI y miden la sostenibilidad.

   
-Los gobiernos deben cambiar la regulación del mercado financiero para promover inversiones más estables y sostenibles.

  
-Crear un fondo global para la educación…

O sea, se dice: hay que hacer esto, pero no se especifica la manera de hacerlo. Los gobiernos de las grandes potencias podrían decir que con esos objetivos trabajan. Pero es evidente que no piensan (ni pueden) afectar a los grandes grupos económicos.

Dentro de veinte años, sin un cambio radical de modelo, puede que la riqueza sea mayor, pero estará mucho peor repartida. Y si es menor, de todas formas será menos equitativa.

En el mundo actual asistimos a singulares paradojas: El documento señala que si bien los índices de pobreza a nivel global han disminuido, tanto el número de personas con hambre como la desigualdad en la distribución de la riqueza han aumentado.


También apunta a que el acceso a agua potable ha mejorado, pero al menos 2.600 millones de personas en el mundo carecen de sistemas de sanidad aceptables. Las mujeres, por otra parte, siguen siendo "frecuentemente excluidas" de las oportunidades a nivel económico...

Lo cierto es que el panorama es bastante desolador. A la situación de ahora mismo, que ya es de por sí casi catastrófica, habrá que sumar los efectos de un aumento de la población en países subdesarrollados, el aumento de los precios de los alimentos, la reducción de las reservas naturales de energía…

¿Cómo nos sostendremos? ¿Hasta dónde llegará la crisis? Son preguntas que los gobiernos ahora mismo no están atendiendo, demasiado ocupados en las peripecias de la actual debacle.

Muchos de los objetivos y medidas recomendadas por este panel, coinciden con las incluidas en un borrador de la ONU para la conferencia sobre desarrollo sostenible que tendrá lugar en junio dos décadas después de la Cumbre de la Tierra de 1992. ¿Seguirán siendo papel mojado?

Visto 3792 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar