domingo, 20 octubre 2019, 18:39
Miércoles, 27 Mayo 2015 06:00

Denia Caballero: ¿Al infinito y más allá?

Escrito por  Harold Iglesias Manresa, especial para Cubasí
Valora este artículo
(4 votos)

En lo personal disfruto el atletismo como casi ninguna otra disciplina deportiva. Eso explica que hasta casi la medianoche estuviese intentando mostrarles una jornada de apertura en la Copa Cuba-Memorial Barrientos en Do mayor sin obviar nada.


Se imponía entonces comenzar por la discóbola Denia Caballero.

Y es que la villaclareña de 1.76 metros de estatura y 81 kg de peso tiene la alerta lanzada a todas sus rivales tras iniciar la temporada acá en La Habana con disparo cúspide entonces de 67.87 metros.

Halle y su discreto 57 y fracción hicieron pensar a no pocos en el velo gris de marcas endebles fuera de casa, pero la redención llegó a ritmo de corona en Hengelo, Holanda (65.46) el domingo último.

Entonces, con menos de 24 horas de recuperación tras la travesía de regreso a su guarida del Estadio Panamericano elevó su marca personal hasta 69.51 metros, para quebrar la anterior primacía de Maritza Martén (68.26) en el Barrientos, que databa del 31 de marzo de 1985.

Secuencia de tres sólidos disparos (68.52-69.51 y 67.24) no solo la convirtieron en dueña de cinco de los diez mejores registros de la incipiente temporada, sino que también la colocaron en una merecida órbita de estabilidad, a centímetros de los 70.08 con que la galáctica croata Sandra Perkovic comanda el ranking de este 2015. A sus espaldas quedaron la santiaguera Yaimé Pérez, —también extendió su tope hasta 66.23—, y la juvenil Rosalía Vázquez (56.66).

Por si fuera poco Denia se encaramó en la tercera posición del escalafón cubano de todos los tiempos, únicamente superada por Hilda elisa Ramos (70.88) y Maritza Martén (70.68). su disparo le mereció anteceder a Carmen Romero (69.08) y Yarelis Barrios (68.03) quien al parecer puede descansar tranquila, pues la continuidad de su reinado de América se perfila asegurado.

“Estoy impresionada, mis parámetros de fuerza y explosividad aumentaron, pero no esperaba llevar el disco tan lejos a comienzo de campaña. La sed de triunfo aumenta de cara a los Panamericanos de Toronto y el Mundial de Beijing.”
En Moscú 2013, donde las mencionadas Denia y Yaimé accedieron a la final, el podio lo coparon Perkovic (67.99), la francesa Mélina Robert-Michon (66.28) y Barrios (64.96).

De cara a  la justa multideportiva continental en la nacion de la hoja de Maple, precisamente su coequipera Pérez y las estadounidenses Shelbi Vaughan (64.52 este año) y Gia Lewis-Smallwood (69.17 de tope personal), se perfilan como los escollos de mayor cuidado.

“Denia debe mantener esa estabilidad. El objetivo inicial en cada competencia es al menos debe frisar los 64-65 metros. Búsqueda de un impulso final idóneo, darle el mejor ángulo de salida posible a su disco y optimizar el trabajo con los apoyos en el último momento del giro son detalles técnicos que buscamos mejorar”, concluyó su preparador Raúl Calderón.

Pero si Denia paralizó a todos los presentes, el sprinter Raidel Acea no fue menos. Rebajó sus 45.36 segundos cimeros y dorados de Veracruz 2014 en la vuelta al óvalo hasta 45.18, para destronar al otrora estelar Norberto Téllez (45.48 en 1996) como plusmarquista de la Copa Cuba.

alt

Acea dio una clase magistral de resistencia de la velocidad y dosificación de fuerzas a sus escoltas Yoandys Lescay (45.87) y Williams Collazo (45.96), plata y bronce respectivamente, y quienes lo vieron carburar con ocho cilindros-pulmones a partir de la segunda curva, entiéndase 200-250 metros.

“Mi entrenadora Eloína Kerr y yo hemos desarrollado esa estrategia basados en mi resistencia de la velocidad y hasta ahora funciona.  No era muy rápido en los 800 pero el cambio a la vuelta al óvalo, dado porque estaba haciendo parciales de 45 y fracción como volante en los relevos, al parecer se pinta positivo. Ya cuento con marca para el Mundial y en lo adelante quiero cerrar nuestra posta de 4x400.

“El empuje acá de Williams Collazo y Yoandys Lescay es muy positivo. No puedo descuidarme ni menospreciarlos. Solo pretendo potenciar el elemento competitivo, mi punto débil, para luego rebajar de 45 segundos.”

Los otros eventos disputados se movieron entre los deseos de demostrar, reafirmaciones y talento novel a granel. Bajo tales condiciones Roberto Skyers estampó crono personal de 10.17 segundos en el hectómetro, válidos para relegar a Reynier Mena y Yaniel Carrero, dueños de idénticos (10.26). Entre damas, la cienfueguera Arialis Gandulla (11.54) ratificó su supremacía, por delante de  Dulaimi Odelín (11.65) y Gretther Guillén (11.74).

Osmany Laffita (77.18 metros) en la jabalina aventajó al curtido Guillermo Martínez (75.60) en tarde que aseguró sentirse cortado; Andy González dominó con holgura y 3:50.64 minutos los 1 500; Lisneidys Veitía (52.63) se convirtió en reina de la vuelta al óvalo; José Luis Gaspar (51.20 segundos) y Zurian Hechevarría (57.26) se adueñaron del cetro en los 400 c/v; y el cadete de 15 abriles Juan Hechevarría, revelación con sus 7.96 en el salto de longitud.

Visto 2665 veces

Comentarios  

 
#3 pABg0nZ 28-05-2015 05:20
Es como el caso de Yipsi, que tenía una técnica buenísima y era muy rápida, según los expertos. En el caso de las dos discóbolas cubanas Yaimé Pérez y Denia Caballero creo que son muy atléticas, mientras que las contrarias son más bien gordas. En la impulsión de la bala, hubo una alemana que fue campeona olímpica en 1996 creo, y que era más atlética que las demás. A mí me parece que el tipo de las dos cubanas, se puede convertir en una ventaja si su técnica es buena.
 
 
#2 fidel1321 27-05-2015 15:16
Dios les bendiga. parece que domina muy bien todos los aspectos tecnicos del lanzamiento y esta en perfecto estado fisico en estos momentos y puede lograr aun un mejor disparo. felicidades, saludos
 
 
#1 Yo 27-05-2015 08:23
es increíble, porque no parece tener ni la estatura ni el somatotipo que lleva esta especialidad, donde generalmente son mujeres muy fornidas,,,,sal udos,,,,,
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar