viernes, 24 enero 2020, 03:10
Viernes, 29 Mayo 2015 09:58

José Parlá: estar en el Malecón es muy importante en mi carrera

Escrito por  Octavio Borges Pérez/AIN
Valora este artículo
(2 votos)

Estar en el proyecto Detrás del muro, en medio de la nada, en el Malecón, en esta XII Bienal de La Habana es un sueño, uno de los puntos más importantes de mi carrera artística, dijo.

 

Estar en el proyecto Detrás del muro, en medio de la nada, en el Malecón, en esta XII Bienal de La Habana es un sueño, uno de los puntos más importantes de mi carrera artística, declaró en exclusiva a la AIN el artista cubanoamericano José Parlá.


   
Son cuatro esculturas pintadas, a la entrada del Parque Maceo que tienen que ver con los fragmentos de ciudades, que pueden ser Nueva York, Miami, La Habanao Tokio, explica este artista, cuyas obras decoran la fachada de la sede de la revista Vogue en México y edificios emblemáticos de la Gran Manzana y está considerado uno de los más sobresalientes de su generación en los Estados Unidos.


    
Sobre sus piezas a la vera del mar capitalino señala también que cada una tiene dos lados, que son pinturas abstractas, pero a la vez realistas, porque se semejan al idioma de la pared, de la ciudad.


 
Abunda que pueden tener múltiples capas de pintura, como un palimpsesto que describe la historia de la ciudad, de una muralla, pero también de la sociedad y de las marcas que dejan  las personas.


   
Afirma que La Habana siempre ha sido un punto de inspiración en su obra  y en relación con las paredes, dice que siempre han sido para él la historia de la Humanidad, el sitio donde el hombre como género necesita dejar un trazo de noticia, lo cual es muy humano, muy especial y de cierta manera, una forma de comunicar con el público.


 
Precisa que no sólo es arte el que se encuentra en una galería o un museo donde asisten personas con privilegios, sino el que está en un sitio público, donde todo el mundo puede verlo y hay gente que no se imagina que sea arte y después descubren que lo es y eso les cambia la vida.
 


Recuerda que vino a La Habana en 2012 durante la XI Bienal y trabajó con su amigo JR, un artista francés con el cual realizó Los surcos de la ciudad, proyecto consistente en más de 20 murales desperdigados por toda la ciudad.


 
Son fotografías de ancianos tomadas por JR sobre las cuales  Parlá pintó sus dinámicos trazos, como se estilaba  a fines del siglo XIX o comienzos del XX,  cuando surgió ese arte y sólo se podían tomar imágenes en blanco y negro y muchos las hacían iluminar a mano.


 
Afirma que ambos creadores quisieron que la obras hablaran de las historias de las personas comunes  pero conectadas con las fachadas de los edificios con una apariencia como si tuvieran muchos años.


   
Ahora se siente muy satisfecho y feliz porque tuvieron gran acogida del público, ya que muchos  veían la figura de un abuelito vecino que vive en la misma cuadra, en lugar de los grandes personajes que habitualmente aparecen en  esas piezas.


 
Subraya que especialmente aprecia la reacción de los jóvenes, quienes en muchos casos han tomado esos lugares y los han convertido en sitios para practicar el boxeo o el juego de pelota.

Visto 3460 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar