lunes, 09 diciembre 2019, 21:16
Viernes, 25 Septiembre 2015 13:16

Assange, Snowden y Manning, inmortalizados ante el Centro Pompidou

Escrito por  EFE
Valora este artículo
(1 Voto)
El escultor italiano Davide Dormino posa con su escultura 'Anything to Say?' (¿Algo que decir?) en la que están representados Edward Snowden, Julian Assange y Chelsea Manning. EFE El escultor italiano Davide Dormino posa con su escultura 'Anything to Say?' (¿Algo que decir?) en la que están representados Edward Snowden, Julian Assange y Chelsea Manning. EFE

Las esculturas de Julian Assange, Edward Snowden y Chelsea Manning, los tres "whistleblowers" (reveladores de secretos) más importantes de los últimos tiempos, recuerdan hasta el próximo domingo frente al parisino Centro Pompidou la importancia de la libertad de expresión.

La obra del escultor italiano Davide Dormino ha sido instalada esta semana en París, apadrinada por la actriz Catherine Deneuve.

El Centro Pompidou, tras recibir una proposición de Reporteros Sin Fronteras (RSF), acoge en su explanada este proyecto artístico de movilización ciudadana que consiste en tres esculturas -en bronce y a tamaño real- de Assange, Snowden y Manning, cada uno sobre una silla.

Durante el evento de presentación, Deneuve se sentó en la silla y leyó un texto de Irène Franchon, la neumóloga que destapó el escándalo Mediator, un medicamento para la diabetes cuyos efectos secundarios fueron disimulados por el laboratorio que lo fabricó.

Las estatuas del exconsultor de la NSA, de la exsoldado americana que publicó los documentos sobre la guerra de Afganistán y del fundador de WikiLeaks comenzaron su gira en Berlín y continuaron en Dresden, Ginebra y ahora París. Sus próximos destinos son Bruselas y Estrasburgo.

Jean-Michel Boissier, portavoz de RSF, comentó a Efe que les gustaría "llevar la obra también a España ya que se han creado leyes muy restrictivas en el campo de la información" y añadió entre risas que no cree que la puedan llevar a Estados Unidos ni a Reino Unido.

Dormino, quien asegura "trabajar desde la libertad y por la libertad", explicó que está en contacto con algunas asociaciones catalanas y que planean el paso de la obra por Barcelona.

La obra, "Anything to say?" (¿Algo que decir?), deja una cuarta silla vacía para despertar conciencias sobre asuntos como la intrusión en la vida privada, el acceso a la información o el control que ejercen los gobiernos sobre la gente.

Visto 1587 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar