jueves, 21 noviembre 2019, 05:50
Viernes, 30 Octubre 2015 04:59

Sur Florida: Muchachos juzgados como adultos

Escrito por  Nicanor León Cotayo, especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Desde 1994, cuando les hizo explosión la violencia juvenil, sus magistrados han sido también fiscales y jurados, lo que representa un burdo conflicto.

Esa honda anomalía ha sido resguardada en la práctica por una disposición oficial que llaman direct file.

Un editorial del Nuevo Herald afirmó esta semana que esa “nefasta costumbre” debe terminar.

Al argumentarlo, escribió que, debido a eso, miles de delincuentes juveniles arruinan sus vidas.

Puntualizó que, aún cuando no todos los jóvenes con dificultades se van a enderezar, debemos atender mejor a la mayoría de ellos.

Agregó que el gobierno debe cuidar, salvaguardar y valorar la vida de esos muchachos, inclusive cuando violen la ley.

Dada la gravedad de la situación, el editorial del Herald, titulado “Menores juzgados como adultos” pidió a los legisladores floridanos que corrijan el mal en su próximo período de sesiones.

Volviendo a 1994 recordó que la direct file permitió a los fiscales enviar delincuentes juveniles arrestados al tribunal para adultos.

Ello, como parte de un arreglo  donde el muchacho acepta ser llevado a un reformatorio como medio de resolver su caso.

Tal acomodo, dicen observadores, suele tener lugar sin una audiencia en la Corte o un examen de las evidencias.

El proceso, recuerdan expertos en la materia, brinda a los fiscales —en vez de jueces imparciales-  una gran libertad para acusar a jóvenes de 16 y 17 años de delitos graves como adultos.

Con esa prerrogativa los fiscales pueden eludir audiencias en las que un juez determina si el acusado se juzgará como adulto o como menor.

La práctica, como recuerda el Herald, envía a los jóvenes —y cada vez más a los que han cometido delitos sin violencia— al sistema para adultos, mucho más recio.

Y eso, plantea el editorial, es sencillamente inaceptable.

Observadores añadieron que la Florida es el estado que más jóvenes envía al tribunal para adultos y que más menores encierra en prisiones para mayores de edad.

Durante el último quinquenio más  del 60 por ciento de los aproximadamente 12 000 jóvenes  enviados al sistema de tribunales para adultos de ese territorio estaban acusados de delitos sin violencia.

“Lo que estamos haciendo es creando mejores criminales”, declaró a periodistas Tania Galloni, del Southern Poverty Law Center.

Curiosamente, la fiscal del municipio Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, ha expresado su apoyo al método de enviar a los menores a la corte de adultos.

¿Pretexto? Que necesitan flexibilidad para mantener segura a la sociedad, aunque se sabe que ella es mucho más cuidadosa al decidir quien va a la de los mayores.

Lo más importante: que en el estado de la Florida se ejecuta un  gradual y sostenido crimen contra numerosos integrantes de su futuro. 

Visto 1561 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar