martes, 19 noviembre 2019, 16:52
Martes, 03 Noviembre 2015 06:13

Otra historia loca de Juan Padrón

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para Cubasí
Valora este artículo
(4 votos)

Este 2015, su hijo mayor, Elpidio Valdés cumplió 45 años y seguramente afloran recuerdos de cuando la animación se hacía a puro dibujo y necesariamente 24 imágenes lograban un movimiento.

 

Juan Padrón vuelve a la carga. ¿Acaso en algún segundo bajó la guardia? No. Todo este tiempo de aparente descanso se ha mantenido asesorando a los más jóvenes, con esa maestría que le precede y la admiración compartida cuando simplemente escuchamos que “metió” sus manos en un proyecto.

 

Este 2015, su hijo mayor, Elpidio Valdés cumplió 45 años y seguramente afloran recuerdos de cuando la animación se hacía a puro dibujo y necesariamente 24 imágenes lograban un movimiento.

 

Algunos colegas han hablado incluso del parecido físico entre “padre e hijo”. Mucho más allá de la ficción, lo más plausible de Elpidio ha sido trascender espacios entre nosotros cuando soltamos la “elpidiada” que más se avenga a nuestra situación en particular.

 

El avance de las nuevas tecnologías y toda la vorágine inevitable que trajeron consigo propició que le nacieran otros hijos: Pepito o Joseph Amadeus Pon Drácula, la prueba viviente de la efectividad del vampisol.

 

Le descubrimos - a Padrón- mitad vampiro desde entonces. En aquella historia una camada de ellos, europeos y norteamericanos, comenzaron a disputarse la patente del preciado líquido: garante de la supervivencia incluso en las acaloradas playas del Caribe.

 

La receta sustentada en piña colada desencadenó, a través de un boletín de Radio Vampiro Internacional, la encarnizada lucha ocurrió nada menos que en La Habana neocolonial y no pudieron dejar de estar presentes las igualmente intensas acciones de la lucha clandestina por derrocar al tirano.

 

Después de tanto aplauso sería imperdonable que el propio Juan no recordara sus inicios. A los 16 años, como dibujante de historietas humorísticas para el suplemento estudiantil "Mella". Y más tarde, incluso trabajó como camarógrafo de mesa de animación en la sección fílmica de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

 

Y ahora,  en tan sólo 15 minutos nos regala Xip Zérep contra los vampiros lácteos: una historia ciertamente futurista en el contexto también habanero pero del año 2367 cuando el superhéroe Xip… rescata a la ciudad de la invasión vampírica.

 

Elenco de lujo: Laura de la Uz, Osvaldo Doimeadiós, Rigoberto Ferrera, Teresita Rúa, Irela Bravo, Manuel Marín, Frank González y el propio Padrón prestan sus voces a los personajes del cortometraje.

 

El director asistente del animado, Ernesto Piña, comentó que Xip Zérep tuvo su origen, como Elpidio, en la década del 70. “Padrón se lo presentó a Santiago Álvarez y fue rechazado”.

 

Ahora, con los jóvenes de los Estudios de Animación del ICAIC, retomó el proyecto.

 

“Es un guion tan fresco, con una historia tan loca, que si lo hubiera creado un joven realizador de estos tiempos se lo hubieran censurado... Lo que pasa es que es Juan Padrón, ya en su momento de gloria”, aseguró Piña al portal Cubacine.

Visto 1687 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar