miércoles, 16 octubre 2019, 20:58
Jueves, 14 Enero 2016 18:30

Poetisa cubana Carilda Oliver se recupera de intervención quirúrgica

Escrito por  PL
Valora este artículo
(1 Voto)

La prominente poetisa cubana Carilda Oliver Labra se recobra de una intervención quirúrgica motivada por una fractura de fémur, a consecuencia de una caída sufrida en su domicilio el 31 de diciembre último.

"Avanza la recuperación poco a poco", comentó Carilda a Prensa Latina en conversación telefónica hoy desde su hogar situado en la calzada de Tirry número 81, del barrio de Pueblo Nuevo en esta ciudad, a 100 kilómetros al este de La Habana.

 

La Premio Nacional de Literatura en 1997, fue sometida el 1 de enero de este año a una operación que duró cerca de dos horas, por un equipo de especialistas del capitalino hospital Fructuoso Rodríguez, y dos días después regresó a su casa.

 

"Con los fríos y la humedad (de estos días) tengo un poco de dolor en la fractura que fue en la pierna izquierda la cual está inmovilizada. La derecha la muevo", señaló.

 

"Tengo buenos médicos especializados en ortopedia y fracturas en personas mayores que me atienden. También buena alimentación, me hacen análisis diarios, electros, la salud está bien, bajó un poco la presión al principio pero ya esta estabilizada", explicó.

 

Carilda precisó que recibe todos los días el plan de rehabilitación por una doctora del policlínico Carlos Verdugo y algo positivo -acotó- "es que muevo los dedos del pie izquierdo, con un poco de dolor, pero los muevo".

 

"El proceso es engorroso pero no estoy grave. He recibido muchas muestras de cariño de la población, no sólo de Matanzas sino de otras provincias, de las autoridades políticas y de gobierno, de la Uneac (Unión de escritores y artistas)", dijo.

 

"Estoy reconfortada con mi pueblo adorable. Recibo muchas flores. Esas son cosas que le llegan a uno. Hay que resignarse a la caída pero los resultados no son malos, han puesto de relieve el amor de lo oficial y de mi pueblo", subrayó.

 

Carilda, de 93 años edad, antes del citado percance mantenía una intensa actividad cultural signada por la pasión y el dinamismo, y su residencia de la barriada neopoblana es la sede del proyecto cultural Al sur de mi garganta.

 

Toma el nombre de la iniciativa comunitaria de uno de los poemas más emblemáticos de la anfitriona, que le mereció en 1950 el Premio Nacional de poesía, y le dio a conocer, aunque ya tres años antes alcanzó lauros en un concurso poético en Nueva York.

Visto 1338 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar