sábado, 21 septiembre 2019, 11:46
Miércoles, 07 Marzo 2012 20:42

Nobel de EE.UU. reconoce aportes de Cuba a la salud mundial

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El sistema de salud cubano y sus programas de prevención de enfermedades son líderes a nivel mundial, destacó hoy el biólogo y profesor norteamericano Peter Agre.


El sistema de salud cubano y sus programas de prevención de enfermedades son líderes a nivel mundial, destacó hoy el biólogo y profesor norteamericano Peter Agre, Premio Nobel de Química 2003.

   En exclusivas a la AIN, el científico dijo que ello ha sido posible gracias a la Revolución, liderada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, a quien trasmitió su agradecimiento por los aportes en beneficio de la salud de la población cubana y de otros pueblos.

   Entre las realizaciones de la Isla, citó la mortalidad infantil por debajo de cinco por cada mil nacidos vivos, una de las más bajas del mundo, y la expectativa de vida de casi 80 años de edad.

   Recordó que antes de 1959 la mayoría de los médicos se hallaba en La Habana, y no existía cobertura sanitaria general.

   Esta es hoy gratuita y universal, aseveró también el director del Instituto de Investigaciones sobre Malaria Johns Hopkins, de Estados Unidos.

   Al referirse al programa cubano de control vectorial, liderado por el Grupo Empresarial de Producciones Biofarmaceúticas y Químicas, el catedrático significó que Cuba ha exportado conocimientos a varios continentes, fundamentalmente a pueblos africanos, donde la malaria constituye un grave flagelo.

   Datos de la Organización Mundial de la Salud corroboran que esa enfermedad, endémica en más de un centenar de naciones, mata a un niño cada 30 segundos; los menores y las embarazadas constituyen los grupos más vulnerables.

   Agre anunció que en estos momentos trabaja con un equipo de Baltimore en la búsqueda de productos que ayuden a combatir la malaria, proyecto que incluye el recorrido por otras naciones para propiciar la cooperación científica.

   En tal sentido, calificó de vacilante la voluntad política de algunos países industrializados a la hora de tomar medidas concretas para enfrentar la cruel realidad que viven las comunidades azotadas por esa epidemia.

   El experto, quien por tercera ocasión visita Cuba, participa en el Congreso Biotecnología Habana 2012, que concluye mañana en el Palacio de Convenciones de La Habana, con la participación de 600 delegados de unos 40 países.

   Consideró magníficos los resultados de la biofarmacéutica de la Isla, en la producción de vacunas y medicamentos, de gran impacto para la población mundial.

   Le llamó la atención el alto nivel científico de los especialistas cubanos, en particular los jóvenes, y además valoró de muy positivo al foro, por las posibilidades de cooperación e interacción que permite entre instituciones de diferentes latitudes.

   Destacó que Cuba, a pesar de ser una pequeña nación, se hace sentir con fuerza en el mundo, donde se reconoce su cooperación médica y científica en diversos Estados.

   Uno de los problemas fundamentales que impiden la lucha efectiva contra dolencias como la malaria, la tuberculosis y otras enfermedades contagiosas, es la ausencia de una cultura preventiva en las poblaciones, a diferencia de la Isla, donde existen programas de educación y promoción de salud, puntualizó.

   Resaltó los avances de Cuba en el campo de la biotecnología y ejemplificó el desarrollado de vacunas y medicamentos de alta efectividad en el tratamiento y prevención de enfermedades, lo cual se evidencia en sus indicadores sanitarios, comparables con los de naciones industrializadas.

   Respecto a su encuentro con Fidel durante visita a La Habana en diciembre último, el Premio Nobel de Química manifestó: “Fue increíble conocer a una persona capaz de realizar tantos cambios a favor de su pueblo”.

Visto 5491 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar