viernes, 18 octubre 2019, 10:07
Miércoles, 09 Marzo 2016 06:23

Preolímpico de boxeo: Juego de manos en busca de la decena

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Erislandy Savón Erislandy Savón

El gong sonará el viernes en el centro ferial La Rural, de Buenos Aires, Argentina. Allí, entre 240 boxeadores de 34 países, cuatro antillanos afinarán sus opers, swines, jabs y ganchos.

El gong sonará el viernes en el centro ferial La Rural, de Buenos Aires, Argentina. Allí, entre 240 boxeadores de 34 países, cuatro antillanos afinarán sus opers, swines, jabs y ganchos con el vocablo boleto en sus guantes, pues de su rendimiento allí dependerá la posterior presencia en el certamen boxístico de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Será el pabellón II del Complejo Riocentro, el que atestiguará el certamen bajo los cinco aros, para el cual serán convocados 286 púgiles en una decena de categorías masculinas y los 51, 60 y 75 kg entre las damas, quienes incursionaron por primera vez en el excelso panorama en la versión de Londres 2012, escenario en el que Cuba no contó con representante en los 69 y 75 kg.

En la geografía albiceleste, donde estarán en juego 25 visados para los hombres y cinco entre féminas, defenderán nuestra bandera los ases en la ciudad del Big Ben, Roniel Iglesias (69 kg), y Robeisy Ramírez (56), entonces en las categorías de 52 y 64 kilos. Completan la terna  Erislandy Savón (91) y Leinier Peró(+91), mientras ya pulen sus argumentos para enfrentar la hora cero Johanys Argilagos (49), Yosbany Veitía (52), Lázaro Álvarez (60), Yasnier Toledo (64), Arlen López (75) y Julio César La Cruz (81).

Igualmente contaba con visado inicial  Andy Cruz (56), pero este se vio urgido de ascender de división y eso justifica la presencia del cienfueguero Robeisy en suelo argentino.

Si en definitiva logran hacer el grado los cuatro, Ramírez e Iglesias tendrán la posibilidad de defender sus cetros de la capital británica, y probarse en otras divisiones, condición que a nivel de justas universales ostenta el triple rey Lázaro Álvarez (titular en 56 y 60 kg). Hace cuatro años precisamente el pinareño Álvarez  y Toledo bajaron del cuadrilátero del Centro Excel con sendas preseas de bronce.

Una radiografía al pugilismo en el nuevo milenio arroja que la versión de Atenas 2004 fue la más pródiga para el pugilismo antillano. Foja de cinco cetros, dos platas y un tercer escaño hicieron la diferencia. Sin embargo, cuatro años más tarde en Beijing, ningún puño hizo diana en el casillero dorado, siendo (0-4-4) la foja definitiva.  En el acumulado histórico, la Mayor de las Antillas atesora bajo los cinco aros 34 coronas, 19 subtítulos y 14 preseas bronceadas, que la colocan a la escolta de Estados Unidos (50-23-38).

Radiografiando protagonistas

Para nadie es un secreto que tanto Robeisy como Roniel tuvieron una temporada 2015 matizada por irregularidades y altibajos en materia de rendimiento.

De hecho, en los Panamericanos de Toronto nuestro exponente fue precisamente Cruz —a la postre monarca—, pues el cienfueguero de 22 años atravesaba por un periodo de sanción. Iglesias, en cambio, cedió en la final de su división a manos del venezolano Gabriel Maestre por votación dividida de 1-2. Luego en el examen mundialista de rigor supremo escenificado en Doha, Catar, el propio Cruz fue eliminado en cuartos de final, mismo segmento en el que cedió Roniel por dividido 1-2 frente al azerí Parviz Baghirov. Por fortuna cerró el año con éxito sobre su sempiterno rival doméstico, el santiaguero Arisnoide Despaigne.

De hecho, ambos merecieron la papeleta de agraciados por el prestigio y calidad probada en disímiles batallas, pero aún no se encuentran al 100% de sus capacidades.

La muestra más fresca la constituye la VI Serie Mundial de Boxeo, en la cual Ramírez marcha noveno del ranking de su división con una sonrisa, en tanto Roniel, con balance de 1-1 recala tercero.

En el caso de Savón, tras batir prácticamente con una mano en la final de la justa continental canadiense al colombiano Julio Deivi, sucumbió por unánime 0-3 ante el ruso Evgeny Tischenko.

 
Luego, en el Playa Girón cedió ante Frank Sánchez, quien incluso lo hizo morder el polvo en una oportunidad. Es cierto que durante buena parte del año la lesión en su muñeca lo aquejó sobremanera, y que el agotamiento de una temporada en extremo exigente igualmente afloró.

Confiemos que de cara al clasificatorio Erislandy, haya aproximado todas sus capacidades a los niveles idóneos.

Cierro con el camagüeyano Peró, en peso donde desde hace algún tiempo no contamos con ningún efectivo de respeto notable. Con 23 abriles y 1.92 metros de estatura, Pero tiene una desventaja notable de peso con respecto a sus principales oponentes. En la actual Serie Mundial ya archivó su primer desliz, en tanto no pasó de su estreno, tras ser sembrado en la cita del orbe de Doha. Su verdugo allí por 2-1 resultó ser el uzbeko Bakhodir Jalolov.

En lo personal no me gusta mucho su filosofía boxística. Entrar, intentar combinar y salir, no es típico de boxeadores súper completos, máxime cuando se carece de esa pegada estremecedora. Lógico, su veredicto airoso del Girón sobre el capitalino Yoandi Toirac, le concedió la papeleta rumbo a suelo argentino.

Ese es el panorama, el conteo regresivo comienza, será fin de semana de batallas, pues los taekwondocas Rafael Alba (+80 kg), Glenhis Hernández (+67), José Ángel Cobas (80) y Yamicel Núñez (57), estarán jugándoselo todo en el preolímpico de las Américas de Aguas Calientes, donde los dos finalistas emergerán agraciados rumbo a a la ciudad Maravillosa.

Visto 859 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar