viernes, 13 diciembre 2019, 05:08
Miércoles, 16 Marzo 2016 05:37

Iván Nápoles, la imagen de una época

Escrito por  Redacción Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Se trata de Iván Nápoles, uno de los mejores cámaras del audiovisual cubano, y está a punto de recibir el Premio Nacional de Cine 2016, el lauro que más añora un consagrado al séptimo arte.

No lo conozco de cerca, pero dicen que se trata de alguien muy humilde, tímido, callado. Sus más allegados amigos y compañeros de trabajo hablan de él con gran orgullo. Es Iván Nápoles, uno de los mejores cámaras del audiovisual cubano, y está a punto de recibir el Premio Nacional de Cine 2016, el lauro que más añora cualquiera que consagre su vida al séptimo arte en Cuba.

 

Quizás y precisamente porque se trata de alguien modesto, que no intenta sobresalir entre los demás, Iván puede haberse sorprendido cuando supo la noticia, pero lo cierto es que si le preguntamos a la vieja guardia del cine cubano el porqué del veredicto, todos responden con gran naturalidad: “Iván es todo una historia él solo, es la imagen de una época completa”. Y así continúan hablando sobre él como el amigo entrañable del cual están orgullosos; como el genio de la cámara atrevido al que envidiamos por haber presenciado tantos acontecimientos trascendentales en Cuba y el mundo; como el hombre y artista del que no se puede dudar que merezca un premio de esa envergadura.

 

Y no se puede negar. Iván pasa ya de los 80 años y aún está en activo. Desde que se unió al ICAIC en los inicios de la Revolución Cubana no ha cesado su papel dedicado al cine. Fue pionero junto al maestro Santiago Álvarez con el Noticiero ICAIC Latinoamericano y trabajó en más de mil emisiones de este entre 1960 y 1991.

 

Este informativo semanal constituyó uno de los mayores proyectos logrados por la industria cubana de cine por el alcance universal que tuvo y que ha mantenido décadas después, tanto así que ha sido declarado parte del archivo Memoria del Mundo de la UNESCO. E Iván fue parte de ello.

 

Como camarógrafo ha realizado también innumerables documentales, entre ellos, los memorables “Ciclón”, “Hanoi martes 13”, “79 Primaveras”... Entre sus mejores recuerdos profesionales figura su trabajo con otros grandes autores del cine cubano, como Julio García Espinosa y Humberto Solás.

 

Aunque su trabajo se concentra en lo documental- que muchos equivocadamente lo entienden como un género menor-, el lente de Iván se orienta hacia lo artístico. He ahí el abrazo del periodismo y el arte, del corresponsal de guerra con el poeta de la imagen, el saber mirar y mostrar lo que al público le interesa con la estética más digna.

 

Iván ha sido testimoniante del documental de Isabel Santos “Viaje al país que ya no existe” y ha protagonizado otros sobre su carrera.

 

Estuvo a cargo de 10 entrevistas de Biblioteca Contracorriente (también un proyecto del ICAIC) y se mantiene en activo trabajando con algunos realizadores cubanos. De hecho está a cargo de la fotografía del popular programa de TV “Con dos que se quieran”, que conduce Amaury Pérez.

 

El día 24 de marzo, aniversario 57 de la creación del ICAIC, Iván recibirá el Premio Nacional de Cine. El anunciado galardón no significará para él una pausa, mucho menos el colofón de su carrera, sino el inicio de un nuevo capítulo de la gran historia que él y su cámara han construido en los últimos 50 años. Todos los aplausos y felicidades para Iván Nápoles.

Visto 736 veces

Comentarios  

 
#1 r@f@ 16-03-2016 08:52
¡felicidades maestro!
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar