sábado, 14 diciembre 2019, 22:34
Jueves, 24 Marzo 2016 23:30

MIRAR(NOS): Para cuando mi nombre se extinga

Escrito por  Liz Martínez Vivero/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(2 votos)

Hace menos de 15 días yo comprobé una verdad que había leído en un libro.

 

A ustedes, que me dan confianza para despertarme los viernes.

 

Hace menos de 15 días yo comprobé una verdad que había leído en un libro. Las palabras del colega entrañable referían en aquel volumen que uno era propietario de cuanto escribía hasta cuando lo escrito aparecía en público. Daba cuenta de la responsabilidad social de un reportero aunque no remarcaba, por cuestiones de espacio supongo, que esta profesión pocas veces nos gana aplausos.

 

Por suerte y como he referido en otras ocasiones, yo lo sabía desde antes. La publicación de un texto firmado, sea cual fuere su naturaleza, nos pone irremediablemente en una picota y el veleidoso don de agradar a los otros jamás es una constante.

 

De tal suerte (buena o mala) entendí que el mero hecho de publicar mis experiencias y puntos de vista no será motivo suficiente para agradar a todos los lectores. Baste decir que cuando pasen los años, lo sé, no quedará mi nombre en sus cabezas: si acaso algunas verdades implícitas en los textos parpadearán a punto de extinguirse.

 

Mejor la pasa el que se decanta por las entrevistas. Trasciende por la excelencia de los interlocutores. Se prepara un poco, hace las preguntas precisas aunque sean idénticas a otras cien mil interrogantes y pone al descubierto intimidades de quien ya era grande por sí solo, mucho antes de la entrevista.

 

En lo personal, prefiero despertar polémica a no despertar ninguna reacción. También leí que no es el odio lo contrario al amor sino la indiferencia. Aunque sea para criticar, quiénes me leen, sugieren y se espantan; a fin de cuentas de insondable manera profundizan en estas letras que hoy escribo apurada.

 

Mis apuntes aquí servirían como manual de instrucción a quien presuma de conocerme. He sacado a la luz todo cuanto soy porque no es posible que alguien escriba de algo y no deje un pedacito de sí, como en otras palabras aclaraba una de mis defensoras.

 

Tendría que tener entonces doble o triple personalidad y releer cada columna para todos los viernes no contradecirme ni dejarme en entredicho. Repito, no es posible. Por naturaleza, el ser humano se contradice. Piensa hoy de una forma y va renovando su pensamiento a cada instante. Cambian intereses, aspiraciones y formas de vida.

 

No digo que cambie uno, porque esencialmente siempre lo que uno es sale a flote por mucho esfuerzo puesto en el disfraz. Lamentable para los hipócritas y el mejor resultado en lo que respecta a los sinceros.

 

El tema de este 25 de marzo iba sobre lo que pasa por nuestras mentes cuando somos testigos oculares o vivenciales (estos últimos serían protagonistas) de relaciones de pareja donde la mujer es mayor. Que nadie diga lo contrario, lloverían las críticas porque a lo que no estamos acostumbrados enseguida tiramos piedras.

 

Personalmente, no soy de las que se vería envuelta en un sentimentalismo de esos donde somos nosotras quienes aportamos mayores cuotas de experiencia. De tanto ver a Jennifer López y a Madonna estoy convencida, algún día se pondrá de moda pero siempre he sido una desfasada en materias del último grito o en torno a la tendencia más actual.

 

Yo no veo nada malo pero reitero, es mi criterio. Me gusta que me enseñen aunque aporto ideas en cada diálogo porque estoy viva y como viva tengo mis historias, bien lo saben.

 

Antes de que llegara este viernes yo pensaba por ustedes. Como si esta fuera una partida de ajedrez me adelantaba a posibles aperturas, ataques y en consecuencia llevé a cabo mi defensa. Simplemente pensé que serían también oportunas un par de declaraciones que me acerquen más a mis receptores, en resumidas cuentas, mis (con perdón del posesivo) motores impulsores para el intercambio.

Visto 1260 veces

Comentarios  

 
#5 Arquero 30-03-2016 13:12
Liz (disculpe el tuteo) su profesión es una de las más hermosas y no solo a veces no gana aplausos si no que hasta balas atrae, son muchos los periodistas que pagan con sus vidas luchando por lo que creen y denunciando lo injusto. Ahora yo siempre te leo, no opino a veces y estoy en desacuerdo alguna que otra ocación. Creo que siempre que le aportes a alguien aunque sea a una(o) solito es válido tu esfuerzo. Claro ni yo ni unos cuantos que aqui en tu pagina metemos la cuchareta no somos ni especialistas en letras (menos en periodismo) y no somos tampoco conocedores de muchas de las temáticas que nos traes, asi que somos como tú osea dices que te muestras y nosotros tambien damos nuestra experiencia de vida. Pero bueno sin querer ofender a nadie de los que a veces son criticos con tus escritos para mí son buenos y creo que nos ayudan a muchos...
 
 
#4 chicho 28-03-2016 14:16
Bueno, pasado el retrato hablado (escrito) de nuestra joven mensajera, el tema de esta semana...Intere sante, la mujer mayor. Personalmente, al igual que la periodista, creo resueltamente que en la pereja el hombre debe ser mayor, aunque, al igual que todo, esto no debe ser un cuadro cerrado y tiene tantas aristas como casos te encuentres. Todo pasa por el gusto personal, las costumbres y la filosofía de la vida que se tenga. Conozco casos que les va muy bien en esas condiciones, pero he visto muchos más en que no ha funcionado, pues el tiempo no se detiene y en su trascurso agudiza las diferencias, fundamentalment e las físicas. Esto es una custión muy personal...
 
 
#3 Yamila 28-03-2016 14:12
aunque muy pocas veces comento por falta de tiempo, es una necesidad para mi leerte cada viernes, creo que ya tus letras son parte de mi rutina, continua que hay personas que te siguen. Sldos
 
 
#2 myke 28-03-2016 11:20
t leí pronto, siempre t leo...entendí un poco que t encuentras contrariada o algo así x nuestra culpa...desde hac mucho t descubrí y donde he podido he pedido que t cuidemos x necesaria, nuestra prensa teme mucho mojarse en cualquier cosa y estos temas que elegist o t eligieron en una sociedad como la nuestra sacan ronchas con facilidad...mi único consejo (yo nunca los doy, entonces dejemoslo en recomendación) es que no t frenes, que nada lo haga sigue entregando x nos pero sobre todo x tí...salu2 y gracias x tu trabajo.
PD: y como siempre t sugiero intenta interactuar con el foro...pero ahora que lo pienso quizás sea mejor que aguardes y estés preparada.
 
 
#1 Scorpio63 26-03-2016 18:25
Liz, recuerdas esta frase: “En el ajedrez, como en la vida, la mejor jugada es siempre la que se realiza”. Con el artículo de hoy, veo que estás apostando por no perder la partida; y encontrar cada viernes ojos fervientes de leerte y admiradores que continúen junto a tus mensajes para la vida. Si, tienes toda la razón, en tus escritos se ve tu mundo interior y en ellos dejas una huella imperecedera; sino, no has pasado por esta vida de incertidumbre y constantes retos. Recuerdo en este instante a Jean-Jackes Rousseau que expresó… ”Una de las ventajas de las buenas acciones es que elevan el alma y la predisponen para hacer otras mejores.” Entonces querida Liz, en la partida de hoy, prefiero una apertura de la escuela del romanticismo, solo que en el medio juego, también muestres tus estrategias y nos enseñe ¿como se puede tocar el cielo?, como, vez esa tu vida ardiente, siempre estará lista para un enroque corto antes que te propinen el jaque mate. Saludos y ¿continuamos la partida?.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar