miércoles, 13 noviembre 2019, 15:06
Jueves, 09 Junio 2016 07:47

Memorial Capablanca: ¿Un nuevo monarca o repetición?

Escrito por  Eyleen Ríos López
Valora este artículo
(1 Voto)

Cuando este jueves comience la edición 51 del Memorial Capablanca los seguidores del ajedrez volverán a debatirse en la interrogante de siempre: ¿Quién ganará del grupo Élite?

Se trata del principal colectivo de la emblemática justa, cuyas acciones se trasladaron esta vez al balneario de Varadero, y aun sin exhibir el rango de ediciones anteriores (2 mil 695 de promedio) todos los convocados tienen fuerza para apoderarse del cetro.

Lo más comentado en la isla pasa por la posibilidad de que la corona quede en casa, algo no sucedido desde 2009, cuando Leinier la alzó por última vez.

El Ídolo de Güines (2 723 puntos Elo) encabeza a quienes animarán la justa en el hotel Solymar-Arenas Blancas, pero vale recordar que en las tres últimas versiones no se impuso el de mayor nivel.

Sus seguidores le saben apto para romper ese “hechizo”, pero la tarea implicará superar a conocidos como el ucraniano Vassily Ivanchuk (2 710), seis veces monarca de estos concursos, y el húngaro Zoltan Almasi (2 688), dominante en el 2013.

De cuidado serán igualmente los debutantes Yuriy Krivoruchko (2 682), de Ucrania, e Ivan Cheparinov (2 687), de Bulgaria, así como su compañero Lázaro Bruzón (2 681), quien subió al trono en el ya distante 2002.

Leinier lo disfrutó inicialmente en el 2004, volvió a él en el 2008 y es el único local con tres liderazgos. Con dos aparecen el ya fallecido Guillermo García (1977 y 1980) y Jesús Nogueiras (1983 y 1984).

Estos últimos enfrentaron lides colmadas de soviéticos y representantes de otras naciones del área socialista, donde el juego ciencia era un deporte de primera fuerza.

Por cierto, fueron de la URSS 11 de los triunfadores entre  1962 y 1989, incluidos consagrados como el recién fallecido Viktor Korchnoi (1963) o el séptimo campeón mundial de la historia Vassili Smislov (1965 y 1973).

Hasta la “era Ivanchuk” la condición de más laureado estaba en poder del inglés Anthony Miles, quien estampó su firma en los pergaminos de 1995, 1996 y 1999.

El primer Gran Maestro de su país desató simpatías en cada  visita dado el estilo desenfadado con que acompañaba el talento que impuso sin demasiados contratiempos.

Su prematura muerte, acontecida en el 2001, causó justificada consternación entre quienes le conocieron y dejó al certamen sin uno de sus más peculiares y esperados animadores foráneos.  

Más amplia ha sido la “temporada” del “Chucky”, quien se declara atraído por la calidez de la afición cubana y es el visitante de más “peso” recibido en los últimos años.

Encumbrado por mucho tiempo entre los 10 mejores del orbe, venció en seis de sus siete presentaciones aquí y solo se vio privado de ese mérito en el 2014, cuando cerró a la zaga en ordenamiento comandado por el entonces filipino Wesley So.

Ahora tampoco está a su máximo nivel, y algunos dudan sobre si mencionarle o no entre los favoritos, pero su expediente justifica el riesgo.

Sin embargo, todo lo reseñado es solo mezcla de historia, realidades recientes y vaticinios, pues otra vez el destino de los acontecimientos dependerá de lo que suceda sobre los tableros.

Visto 1592 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar