martes, 22 octubre 2019, 09:40
Martes, 05 Julio 2016 06:18

Ciclismo rumbo a Río: ¿Tres mujeres en busca de poder?

Escrito por  Redacción Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)

Una disciplina pionera en el panorama de los Juegos Olímpicos de la era Moderna. Hablamos del ciclismo.

Podrá parecer paradójico, pero China y Vietnam, dos de los países con mayor tradición y número de ciclistas, no poseen títulos en la historia de ese deporte bajo los cinco aros. De hecho, Vietnam siquiera atesora preseas.


Lo cierto es que un aproximadamente 580 pedalistas de 77 nacione,s se darán cita en busca de la gloria en Río de Janeiro.
 

Cuba dispone de cuatro plazas, pero en definitiva serán Lisandra Guerra y Marlies Mejías, en pista, además de Arlenis Sierra en la ruta, las que defenderán el pabellón tricolor.


Viene a mi mente el recuerdo de Beijing 2008, madrugada del 18 de agosto, velódromo Laoshan, Yoanka González embalada, sus piernas perdidas en el intenso ritmo de pedaleo, la fenomenal holandesa Marianne Vos prácticamente inalcanzable y la villaclareña aferrada a sus 18 puntos para emerger de plata y en calidad de única ciclista cubana capaz de escalar al podio de premiaciones en ese entorno supremo en el cual Francia (41-27-22), Italia (32-16-9), Gran Bretaña (26-26-23), Holanda (16-16-11) y Estados Unidos (14-18-20), lideran el medallero histórico.


Desde entonces, o incluso un poco antes, las féminas han intentado sacar la cara por sus homólogos, en medio de limitaciones relacionadas con el elevado costo de las bicicletas (puede oscilar entre 4 000 y 9 000 euros el precio de una bici profesional de fibras de carbón o vidrio), las precarias condiciones de entrenamiento en el velódromo Reinaldo Paseiro, que de inicio cuenta con una pista obsoleta de 333 metros en lugar de la de  250 oficialmente aprobada por la Unión Ciclística Internacional, hasta la necesidad de preservar escenarios competitivos serios que estén en  correspondencia su posible presencia y permanencia en la élite.


Decir que nuestras tres mosqueteras pudieran darnos la alegría mayor de una presea en suelo carioca no sería festinado, pero sí bien complicado.


Veamos en qué condiciones y con qué cuentan las nuestras para enfrentar el reto en el Velódromo Olímpico de la zona de Barra y las arterias de Río.


Lisandra Guerra: Es la más experimentada de las tres pedalistas. Con 28 años y natural del municipio de Colón en la provincia de Matanzas, marcha en la posición 38 del ranking Mundial de la velocidad (583 puntos), dominado por la alemana Kristina Vogel (2 555); y en el puesto 17 del keirin (1 125), donde Vogel igualmente reina . La potencia y la velocidad natural constituyen sus principales virtudes. Ha ido progresando en el escenario olímpico: décima de la velocidad en Beijing 2008, sexta en Londres y… Su avance más reciente en junio último la colocó en calidad de subtitular en la Copa Cottbuser de Alemania, además de reinar en el keirin, ante rivales de mucho aval cualitativo. No solo por su experiencia y condición de multimedallista en circuitos de Copas del Mundo y certámenes del orbe, también por el excelente momento que atraviesa, gracias en alguna medida a la preparación que sostiene en uno de los centros de entrenamiento de la UCI, la colocamos en rol de candidata de mayores opciones a asirse a un metal.


Marlies Mejías: Artemiseña, menuda, por su físico pocos dirían que la atleta de 24 años se codea con las mejores del Omnium, la prueba más exigente del ciclismo de pista. Comenzó a pedalear a los 13 años junto a su hermana gemela y considera que la rapidez innata es su principal arma. La discípula de Leonel Álvarez intenta llegar en la mejor forma posible a la ciudad Maravillosa luego de sufrir un accidente que la alejó por espacio de casi tres meses de su bicicleta, justo en uno de sus mejores periodos competitivos. Escollos aparte, marcha en el escaño 19 de su modalidad amparada en 875 unidades. También con 24 abriles comanda el ómnium la británica Laura Trott (2 800), un hueso duro de roer en cualquier contexto. Marlies prefiere las pruebas de velocidad entre las seis con que cuenta el ómnium, mientras confiesa que debe mejorar la resistencia en las pruebas de grupo. Ubicarse entre las cinco primeras de su prueba sería muy meritorio.


Arlenis Sierra: Se erigió como la revelación del ciclismo de ruta al imponerse en los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Desde entonces Arlenis se ha enfrascado en luchar a sangre y fuego en una modalidad que exige trabajo de equipo, estrategias de grupo y en la que casi siempre de antemano se halla en desventaja, pues salvo en el panorama continental, se ve expuesta a batallar en solitario. Ganadora del giro a Costa Rica en mayo de este año, y subtitular del certamen continental de ruta, Sierra aparece ubicada en la plaza 47 del escalafón, dueña de 237 rayas. Comanda las acciones la sueca Emma Johansson (1 343.5).


Esta es la radiografía a nuestras mosqueteras del ciclismo. El velódromo olímpico de Barra espera. Los amantes del deporte también. Agosto, sin ese fervor de otras ocasiones, lo confieso en el plano más latente… dirá.

Visto 1902 veces

Comentarios  

 
#1 Cubana 05-07-2016 09:21
Si tienen cuatro plazas por qué no Iraida también en ruta que ha demostrado tremendo coraje en las competencias en que ha participado y ha ganado?
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar