jueves, 19 septiembre 2019, 15:47
Martes, 02 Agosto 2016 08:34

EN FOTOS: Hidroeléctrica Salto Piloto

Escrito por  Annaly Sánchez/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

La hidroeléctrica de Salto Piloto es la más antigua de Cuba, arribó a su primer centenario el pasado 15 de abril. La misma esconde un paraíso terrenal casi virgen.


Instalada en 1912, la hidroeléctrica Salto Piloto se sometió a un proyecto de actualización con equipamiento chino, que dotó a la instalación de una tecnología más eficiente y permitió elevar la capacidad de generación e incrementar el ahorro de combustible.

 

Situada entre los embalses El Salto y Hondo, muy cerca del poblado de Piloto, la instalación surgió para generar electricidad a la ciudad de Pinar del Río, unos 150 kilómetros al oeste de La Habana, y con la nueva tecnología produce poco más de dos giga watts al año.

 

Es considerada una joya de la hidroenergética cubana.

 

En la provincia pinareña existen diez hidroeléctricas, como parte de la búsqueda de energía renovable, una forma de conservar el medio ambiente y evitar la expulsión de gases contaminantes a la atmósfera.

 

Fotos: Annaly Sánchez/CubaSí

 

La primera tarea: llegar al puente de 100 y autopista.

alt

 

Desde allí salen «camiones» que llegan hasta la ciudad de Pinar del Río.

alt

 

alt

 

Nuestra parada: Consolación del Sur; debemos llegar en coche hasta la terminal.

alt

 

alt

 

De la terminal salen otros «camioncitos» hacia el poblado Piloto.

alt

 

A partir de este momento, solo quedan a disposición para trasladarse nuestros pies, y para eso, una parada de preparación en una cafetería de Piloto.

alt

 

alt

 

alt

 

alt

 

alt

 

A casi tres kilómetros del entronque Piloto se encuentra esta hidroeléctrica, que ha pasado a ser una joya de la historia de nuestro país...

alt

 

alt

 

alt


Pero es necesario continuar casi dos kilómetros más para llegar al Salto.

alt

 

alt

 

alt

 

alt

 

Bienvenidos al «Salto», como le llaman los habitantes del lugar (muchos dicen llevar años sin ir debido a la lejanía). Luego de atravesar haciendo camino entre subidas y barrancos, piedras y ríos, donde encuentras plantas que quizás no hayas visto nunca, llegas hasta este paraíso donde solo puedes sentirte libre, feliz, y que valió la pena cada arañazo de marabú, cada resbalón y cada picada de mosquito.

alt

Visto 1891 veces Modificado por última vez en Martes, 02 Agosto 2016 10:18

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar