jueves, 12 diciembre 2019, 00:30
Viernes, 31 Marzo 2017 05:10

Regresa la pelota

Escrito por  Lemay Padrón Oliveros/Especial para CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)

Sin el revuelo mediático de la depauperada Serie Nacional, este domingo arranca la sub-23, el torneo del cual dependerá en buena medida que el otro recupere el prestigio perdido en los últimos años.


Hay un problema bien serio, cuya solución no está en Cuba, y es el diferendo con Estados Unidos, que provoca el éxodo de decenas de peloteros todos los años, pero lo que sí podemos hacer aquí es ponerle el mayor interés a la sub-23, antesala de la categoría élite.


No me refiero a la prensa o a los aficionados, sino sobre todo a los técnicos. Aunque los rudimentos del béisbol se enseñan desde las categorías menores, el calendario en esas edades es muy corto en Cuba, y es poco lo que se puede pulir.


Sin embargo, esta otra lid, todavía muy corta para las necesidades de los jugadores en plena formación, da un poco más de margen para trabajar con los talentos existentes. Todo el mundo quiere ganar el título, porque es el objetivo primario en cualquier certamen competitivo, pero aquí la batalla más importante es individual, con cada diamante en bruto enrolado en esas nóminas.


Para este año me gusta que cada equipo juegue también con los otros cuatro de su zona. Lo ideal sería efectuar desafíos a lo largo de todo el país, pero a falta de pan…


En estos tiempos de contrataciones en el exterior, algunos equipos pudieran resentirse en demasía de las ausencias durante la primera mitad del torneo élite, y no avanzar a la segunda. Es una consecuencia de los 16 equipos que son inoperantes, pero nadie los quiere eliminar.


Con un sub-23 más largo, y una Nacional entre no más de ocho equipos, nos evitaríamos esas ausencias, porque la fecha sería invernal, se le daría más juego a los jóvenes y mejoraría ostensiblemente el espectáculo, al reunirse en esas plantillas lo mejor de nuestra pelota.


Quedarían unos cuantos peloteros mayores de 23 años fuera de este modelo, pero se supone que los de más proyección estén contratados, y se podría hacer algo similar al fútbol olímpico, que permite tres mayores de esa edad en cada nómina.


Igualmente es una buena manera de formar técnicos (este año debuta Pestano), para que nadie llegue «de fly» al mayor espectáculo deportivo cubano. Por tanto, a la sub-23 hay que ponerle con todo.

Visto 571 veces

Comentarios  

 
#1 Chamartín 31-03-2017 15:23
Pero no es justo que se juegue a pleno sol. Al deporte nacional hay que echarle recursos para arriba, y para mi es absurdo que se ahorre corriente al no jugar de noche, lo cual castiga mucho a los jugadores y espanta a los aficionados.
Que se le planifiquen más Kwh a los estadios.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar