martes, 12 noviembre 2019, 16:34
Jueves, 03 Mayo 2012 10:53

Estados Unidos: Su fracturada imagen democrática ( + FOTOS y VIDEO)

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(5 votos)

En la ciudad de Los Angeles, así como en Washington, Nueva York, Oakland y muchas otras la policía desplegó un verdadero “arsenal de guerra” para reprimir a los participantes en esas manifestaciones.

 

Hace algunos días el presidente Barack Obama anunció que sancionarían a gobiernos extranjeros que usen tecnologías avanzadas para vigilar a “disidentes” y violar derechos humanos.

Lo manifestó el pasado 23 de abril en el Museo del Holocausto, en Washington, y anticipó a los presentes que su decreto comenzará por aplicarse a los gobiernos de Siria e Irán.

Obama afirmó que “impedir las atrocidades masivas y el genocidio es un interés de seguridad nacional básico y una responsabilidad moral básica de Estados Unidos”.

Horas después de ese discurso, el Departamento del Tesoro impuso  castigos a seis compañías o agencias de ambos países, incluida la congelación de bienes en territorio de Estados Unidos.

El presidente agregó que un llamado Comité de Prevención de Atrocidades, surgido en agosto último, será el encargado de recepcionar y evaluar informaciones y medidas sobre lo que denominen matanzas.

Pero, quizás por azar, Obama habló aproximadamente ocho días antes de que regresara a Estados Unidos la conmemoración del Primero de Mayo, casi sepultada como parte de una larga arremetida oficial contra los sindicatos.

Ahora, sin un llamamiento especial de estos, en diversos estados del país se movilizaron casi espontáneamente miles y miles de ciudadanos de todas las edades, razas y creencias religiosas.

Muy activos los seguidores de un heterogéneo movimiento que desvela a grandes banqueros y empresarios, así como a otras figuras muy ligadas al sistema: con distintos nombres, los indignados.

Un poco familiar llamado a la “huelga general” acompañó a quienes iniciaron pacíficamente sus manifestaciones contra las cada vez más duras condiciones de vida que padece el 99 por ciento de la sociedad frente a la opulencia del uno por ciento de esta.

Según reportes de prensa, el aeropuerto internacional de Los Angeles, en California,  cesó sus actividades el Primero de Mayo, y en otras terminales aéreas de igual categoría hubo expresiones de resistencia.

Precisamente en la ciudad de Los Angeles, así como en Washington, Nueva York, Oakland y muchas otras la policía desplegó un verdadero “arsenal de guerra” para reprimir a los participantes en esas manifestaciones.

Diversos noticieros de televisión en el mundo circularon escenas donde se ve a los uniformados golpeando a personas ancianas, mujeres, jóvenes, ciudadanos con la vista afectada por los gases lacrimógenos y un  saldo de numerosos heridos y detenidos.

Sólida prueba respecto a la crisis que ha venido desmoronando a los derechos humanos y civiles en Estados Unidos, sobre todo a partir de las medidas desplegadas por el presidente George W. Bush con el pretexto de combatir el terrorismo.

Lo nuevo no radica en determinar si la huelga general que convocaron era oportuna o no, como tampoco en medir hasta dónde llegó cuantitativamente  a lo largo y ancho de ese país.

Novedosa es la celebración del Primero de Mayo en Estados Unidos luego de años y años de aparente inercia, no ajena a las maquinaciones de quienes allí intoxican a su aparato educativo y mediático desde que un norteamericano nace hasta el fin de su vida.

Junto a ello han ido fortaleciendo gradual pero sostenidamente a sus fuerzas represivas, en un desesperado esfuerzo por mantener y alargar un poder que, tanto dentro como fuera, se  deshace al estilo de un reloj de arena.

Fue en tal escenario que Obama el pasado 23 de abril anunció que su flamante Comité de Prevención de Atrocidades recibe y valora informaciones sobre matanzas.

Antes de pronunciar ese discurso recorrió el Museo del Holocausto, y cuando llegó al Salón de la Memoria encendió una vela e hizo una pausa en silencio, conmemorando a los millones de victimas de las barbaridades  cometidas por los nazis.

 

 







Fotos de la represión policial contra miembros del movimiento de Ocupemos Wall Street durante el intento de rescatar la celebración del 1 de Mayo en EE.UU.

Visto 3386 veces Modificado por última vez en Sábado, 05 Mayo 2012 05:31

Medios

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar