miércoles, 21 febrero 2018, 09:44
Jueves, 31 Agosto 2017 03:50

Pareja abierta: lo que podía ser la Televisión Cubana

Escrito por  Antón Vélez Bichkov/ Especial para CubaSí

Digo, si Ud. todavía apuesta a la TV Cubana y le interesa un producto más ‘moderno’, visual y dramatúrgicamente hablando.


No es que estemos ante un dramatizado descollante, pero esta Pareja… puede servir de prototipo para lo que podría y, sobre todo, debía ser la TV nacional.


El gran mérito reside en la fotografía. La dramaturgia también tiene un plus, pero no es una labor enteramente original.   


A Elena Palacio ya la conocemos. La directora y guionista no se aventura con sus propias artes.


Siempre la vemos de la mano de obras adaptadas, con mayor o menor suerte, y rodeada de música de ‘importación’ (aquella que antes disfrazaban con un lacónico ‘DR’ –derechos reservados– y que hoy, pienso yo, debía sufragarse).


Tal música, no sólo adorna y da más variedad, sino resuelve un lado práctico (al menos para la Palacio… que no sé cómo lidiará con los permisos y las cuotas).   


Práctico también es ir a la literatura o el teatro. Lo básico está ahí. Sólo precisa de ajustes.


La historia es el bien más escaso de la industria. Por ello, los libros y las tablas la nutren con frecuencia.


Esta vez le tocó a Pareja abierta, escrita por Darío Fo y Franca Rame y visitada por el teatro nacional varias veces. Una de ellas con Susana Pérez y Roberto Perdomo en el elenco.


Transformar la verborrea teatral en imágenes no es fácil. Superar la barrera de lo meramente discursivo, de las catarsis y del ajuste eterno de cuentas, que es la base de la dramaturgia escénica, suele ser el gran escollo de los adaptadores.


La artificialidad innata del teatro enmascara la imperfección de diálogos y situaciones y se resuelve con la entrega y el rapport que se establece entre el escenario y la platea.


El texto, en realidad mediano, pues pocas veces vence lo ya dicho y ya oído, ganó en la perspectiva de Palacio más movimiento y colores.


Ya sea ilustrando, ya sea jugueteando con los recursos expresivos (aquí usados con economía), Elena se impone a la inercia y transforma el contrapunteo en actos (si bien no siempre logra sacudirse el aire teatrero, puesto que Pareja… es ‘químicamente pura’ en este aspecto y ella no consigue rebasar esa esencia).


La fotografía de Ana María González es su principal arma. Es ésta quien interpretó su voluntad y la volvió imagen.


González y el equipo de iluminación están al día en cuanto a tomas. No es sólo la textura y los tonos, que también merecen el aplauso. Es la composición y la intención de sus escenas, cuidadas, por momentos minuciosas, que le dan al telefilme una visualidad cosmopolita nada usual en la TV que nos ocupa.


Salvo el desmacheo de las locaciones (los balcones son en 21 y O; los interiores en alguna otra parte y a veces contrastantes con los demás ambientes de la casa), el resto es impecable.


La Habana en un raro esplendor. Como nunca se ve. Ni en TV, ni en cine, tan dedicado a la miseria.


Hasta la Calzada de 10 de octubre, venida a menos, muestra su belleza única, cuando aparece incidentalmente, en una toma oblicua y momentánea.


Santa Catalina en el ocaso, con la iglesia de San Juan Bosco dibujándose en el horizonte, es una foto de concurso.


Las actuaciones son un capítulo aparte. Yerlín, actriz-fetiche de la directora y Roque, muy visto y no siempre en su mejor faceta, pasean con tal propiedad por el libreto que no saturan aunque se pasen todo el tiempo en evidencia.


Pérez es un todoterreno de la actuación. Moreno también es un actor orgánico. Pero entre las tomas-uno, los maratones de escenas salteadas, sin coherencia, ni secuencia lógica y los bocadillos francamente impronunciables, no siempre rinden (aunque caigan de pie). El mal asola a otros intérpretes con condiciones.    


Es esto prueba de la importancia de un guión con modulaciones suficientes para que un actor se luzca. Incluso aquí que, como dijimos, tenemos un texto florido, pero no extraordinario.   


En un equipo esencialmente femenino, de directora, productora, fotógrafa y otras funciones trascedentes, la cámara y edición estuvieron en manos masculinas.


Lástima que la TV Cubana no consiga producir más de hora y media con esta calidad visual. Incluso directores con ‘fama’ naufragan al encarar las series y telenovelas que, desvirtuadas y todo, siguen de plato fuerte de las noches.


La propia Elena, artífice por vocación de todo esto, habría que ver cómo se saldría en un relato menos puntual y más extenso. Sería su prueba de fuego. Y de pasarla… su apoteosis.

Modificado por última vez en Lunes, 04 Septiembre 2017 09:01

Comentarios  

 
#8 Deniss 01-09-2017 13:02
Si por fa que lo retansmitan yo no lo pude ver tambien estaba trabajando y me gustaria porque sigo mucho el trabajo de Yerlin.
 
 
#7 nly 01-09-2017 08:35
me encantó, lo único malo fue la hora de transmitirlo para que más televidentes tuvieran la oportunidad de tan buena propuesta, felicidades a todo el elenco. Esperamos que lo retransmitan en un horario que se mas adecuado
 
 
#6 silvia 31-08-2017 14:47
me encanto la actuación de esta gran actriz,
 
 
#5 haydee 31-08-2017 10:56
yo no lo pude ver presisamente por el horario, yo no estoy de vacasiones.
 
 
#4 Abel 31-08-2017 10:28
Excelente propuesta, comenzó pasadas las 10;40 y terminó pasadas las 12:30 horario desacertado pero se disfrutó tanto, deliciosa Yerlín, increíble y muy acertado Roque, en fin todo lo demás también excelente, por favor la televisión cubana debia retransmitirlo en otro horario, no tiene nada para que lo pongan tan tarde.
 
 
#3 carlosvaradero 31-08-2017 09:54
Casi siempre sucede que los mejores programas se transmiten muy tarde, amen del tema que traten.
Si Pareja Abierta era ese programa que podia acaparar la atenciòn del televidente, me parece que quien lo programò para esa hora debiò tenerlo en cuenta.
La televisiòn sigue teniendo muchos fallos, ese es otro.
Saludos.
 
 
#2 carlosvaradero 31-08-2017 09:54
Casi siempre sucede que los mejores programas se transmiten muy tarde, amen del tema que traten.
Si Pareja Abierta era ese programa que podia acaparar la atenciòn del televidente, me parece que quien lo programò para esa hora debiò tenerlo en cuenta.
La televisiòn sigue teniendo muchos fallos, ese es otro.
Saludos.
 
 
#1 Salut ! 31-08-2017 07:29
Coincido con lo planteado. El horario mató en muchas personas la posibilidad de ver Pareja Abierta en su versión televisiva. Me quito el sombrero ante Yerlín Pérez, mi Arturita. Roque no se quedó atrás. Ay esa lata de puré de tomate perdida!!! Debieran retransmitirlo en mejor horario.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar