jueves, 12 diciembre 2019, 03:00
Sábado, 02 Septiembre 2017 09:37

Judoguis desde Budapest: Cierre sin medallas

Escrito por  Joel García/ envíado especial
Valora este artículo
(0 votos)
Alex García. Alex García.

Cuba se despidió del torneo individual del XXXV campeonato mundial de judo con buenas actuaciones de Alex García (+ 100 kg) y Andy Granda (100 kg), pero sin medallas, al tiempo que la debutante Elianis Aguilar (+78 kg) no pasó del primer combate en la Arena Deportiva Laszlo Papp.


Los últimos integrantes de la selección nacional masculina finalizaron entre los 16 mejores del torneo y ambos pelearon el avance a cuartos de final hasta el último segundo, pero una mayor calidad del contrario y la falta de recursos técnicos para dominarlos los sacaron finalmente de las opciones de medallas.


Alex se enredó un poco en la apertura contra el polaco Maciej Sarnacki, número 33 del ranking y ganador del Open de Katowice este 2017, hasta que un claro wazari a 30 segundos del final le dio la victoria.


Acto seguido tuvo que exigirse hasta la regla de oro contra el holandés Roy Meyer, séptimo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, a quien le volvió a vencer por wazari cuando el cansancio se apoderaba de ambos luego de 5:27 minutos de combate.


Al matancero le tocó luego el turno más complicado de la mañana, cuando enfrentó al georgiano Guram Tushishvili, número dos del ranking universal en la temporada y que aguantó todas las embestidas ofensivas del antillano hasta aprovechar un contrataque y decidir con un wazari a solo 48 segundos de terminar el tiempo reglamentario.


Un novato en justas del orbe, Andy Granda, lució mejor que lo vaticinado por muchos, pues doblegó por ippón a los dos primeros contrarios: el bieloruso Mikita Sviryd, bronce en el campeonato europeo del 2016 y lugar 57 del ranking, y a Danilo Pantic, de Montenegro, campeón europeo juvenil en el 2015.


En su tercera salida subió el nivel al enfrentar al ruso Kazbek Zankishiev, sexto del actual ranking y que había eliminado minutos antes al campeón mundial del 2015, el japonés Ryunoske Haga.


No obstante, el yumurino salió sin complejos y logró no solo alargar la decisión a regla de oro, sino también defenderse como un consagrado en newaza, cuando el europeo pretendía una luxación de brazos. Al final, una penalización por pasividad le privó de haber conseguido un lugar entre los ocho mejores del mundial.


En el caso de la debutante en eventos internacionales, Elianis Aguilar, su disposición ante la veterana kazaja Gulzhan Issanova merece un aplauso adelantado, pero tres shidos en menos de cuatro minutos evidenciaron la lógica inexperiencia y nervioso que se apoderó de ella en el certamen más grande de esta disciplina.


De esta manera, Cuba cierra con la solitaria medalla de bronce de Kaliema Antomarchi (78 kg) la víspera, para el lugar 18 en la tabla general por países, y el noveno escaño entre las damas.


Mucho queda por comentar de lo visto en esta mundial, donde los 13 judocas cubanos ganaron 15 peleas y cedieron en 13; mientras cuatro de ellos no alcanzaron ni siquiera un éxito. El arbitraje no perjudicó en nada, en tanto la adaptación al cambio de reglamento por parte de nuestros muchachos ha sido buena en lo físico, no así en lo táctico.


Para este domingo está prevista la primer lid por equipos mixta en campeonatos mundiales –antes eran por separado- y Cuba comenzará frente a Rusia, según el sorteo realizado este sábado en la propia Arena Deportiva Laszlo Papp.

Visto 663 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar