lunes, 18 marzo 2019, 19:23
Viernes, 24 Noviembre 2017 07:40

Mundial de lucha sub-23: Cuba, sin guindas en pastel de podio hasta ahora

Escrito por  Harold Iglesias Manresa/Cubasí
Valora este artículo
(1 Voto)
Mabelkis Capote coqueteó con las preseas al ubicarse quinta de los 75 kg en el I Mundial sub-23 de lucha Mabelkis Capote coqueteó con las preseas al ubicarse quinta de los 75 kg en el I Mundial sub-23 de lucha Cortesía de la entrevistada

Estuvo a punto de conseguirlo la pinareña Mabelkis Capote (75 kg), al ubicarse quinta en su división como parte del I Mundial de lucha sub-23, con asiento en Polonia, y que cuenta con la presencia de más de 400 gladiadores de 65 países.


 En ella hubiesen hallado redención los clásicos Luis Orta (59 kg-eliminado), Daniel Gregorich (85-no se presentó), como tampoco lo hizo Lienna de la Caridad Montero (55 libre femenina), en ambos casos por lesión durante las jornadas previas de entrenamiento. Lo cierto es que Mabelkis, si bien mejoró su ofensiva, al concretar 17 puntos favorables en cuatro desafíos. Además, su saldo global fue de dos victorias y otras tantas derrotas, para en definitiva anclar quinta de un peso que albergó a 14 contendientes.

Inició su andadura con reñida sonrisa 2-0 sobre la rusa Anzhela Takaeva; luego dispuso de la estadounidense Rachel Ann Waters por superioridad técnica de 11-0; cedió por esa misma vía 0-12 de manos de la japonesa Yasuha Matsuyuki; y discutiendo bronce cayó por veredicto similar 4-14 cara a cara con la alemana Francy Raedelt.

En esta ocasión la discípula de Alexis Estrobajo no encontró los recursos defensivos para neutralizar las embestidas de oponentes de mayor empuje o nivel, como la nipona y la germana. De ahí que los marcadores en esos duelos resultaran tan desfavorables, especialmente por los tackles y desbalances lanzados por sus contrarias a las piernas de Mabelkis, quien pese a ello salió mejor parada de esta competición que del Mundial juvenil de Tampere, Finlandia, donde resultó eliminada en su primer combate ante la canadiense Dejah Slater, a la cual ya había doblegado acá en La Habana.

“Fueron combates difíciles todos. Es un mundial y todas las contrarias son de consideración. Creo que la ansiedad y el deseo de demostrar siempre me pasaron factura en la semifinal vs. La japonesa y luego ante la alemana. Me precipité en algunas entradas y ataques y quedé mal parada, errores que no te puedes permitir. La rusa a la que derroté fue bronce en el europeo de la categoría y actualmente es de las principales figuras de su división. Muchos de los mejores luchadores del mundo y medallistas en el mundial de París repitieron acá en Polonia porque son menores de 23 años. Eso te da la medida del nivel cualitativo de este torneo”, sentenció vía electrónica desde la sede Capote, visiblemente triste por no haber podido colgarse una presea.

Este viernes las mayores esperanzas están cifradas en la avileña Yudaris Sñanchez (69 kg), flamante subcampeona juvenil en territorio finés y quien en su primera batalla de octavos de final se las verá sobre el colchón con la búlgara Sofiya Georgieva.

Entre clásicos el capitalino Orta fue el primero en subir al colchón, pero su tránsito por este fue completamente efímero: hincó su rodilla 1-3 ante el iraní Meysan Dalkhani, a la postre séptimo. El oro, en una colosal lucha definida 15-14, el japonés Masuto Kawana se llevó el gato al agua sobre el ruso Sergey Emelin.

En los 98, el espirituano Reinier Díaz corrió una suerte similar ante otro representante de esa nación asiática, Amirhossein Hosseini, solo que 2-2. En su caso, con antelación había escrito en un comentario que era al que menos opciones de avanzar le veía, por su inexperiencia en este entorno supremo y porque aún debe crecer técnico-tácticamente para considerarse un luchador temible en una categoría bien complicada. El ruso Aleksandr Golovin superó 5-3 al finés Matti Kuosmanen en la disputa del vellocino.

A propósito, por países Rusia y Turquía reinaron en la greco con dos coronas per cápita, en tanto las chicas del Imperio del Sol Naciente continúan demostrando su hegemonía al lograr alzarse con los cuatro vellocinos en la primera fecha de la libre, sencillamente arrolladoras.

Además de Yudaris, por Cuba quedan aún en el ruedo los libristas Reinieris Andreu (57 kg), Lázaro Hernández (86) y Cristian Solenzal (65), aunque para serles sinceros, considero que aún en esta nueva categoría intermedia, no nos encontramos al nivel de las principales potencias del orbe. Confiemos en que alguno de estos cuatro legionarios nos haga creer y sonreír colchón mediante.

Visto 520 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar