sábado, 26 mayo 2018, 03:55
Lunes, 08 Enero 2018 06:58

CRÍTICA DE CINE: Star Wars, que las fuerzas no te abandonen

Escrito por  Darío Alejandro Alemán Cañizares/Especial para CubaSí

Sí, es el inicio, el preludio de horas viendo estallar en mil pedazos flotas de naves espaciales, combates de sables de luz y alguna que otra revelación inesperada. Sí, es Star Wars, la saga que ha atrapado a millones de fanáticos desde antes que yo naciera y ahora hace lo mismo conmigo. Estoy ante su Episodio VIII, Los Últimos Jedi. Me rindo a sus pies y me roba descaradamente 152 minutos de vida. Termina, no sin antes prometer que nos volveremos a ver. Y yo, aquí, sigo removiendo la lengua y esforzando el paladar en busca de los ingredientes que me dejaron ese sinsabor en la boca.

La crítica especializada la ha alabado, aunque con ciertas reservas. Los neófitos en este universo, esos que no han visto más de una vez cada episodio, la consideran la mejor de las partes. Los fanáticos, una disimulada decepción. Yo, ni lo uno ni lo otro. Los Últimos Jedi (de Rian Johnson) hizo lo que cualquier película suele hacer por estos tiempos: demagogia a golpe de trailers. Se maquilló, se engalanó, me propuso la mejor de las citas y, al final, nada realmente especial. Sin embargo, no todo de nuestro encuentro resultó fatal.

***

El primer gran problema vino de antemano. Con su mera llegada, a menos de un año de la última película de la saga, rompió la magia que caracteriza a Star Wars como fenómeno de masas. En apenas dos años han salido tres filmes, y aunque Rogue One fuese un blockbuster que emocionó a todos con la fugaz aparición de Vader, la mística que encierra la espera masoquista se deshizo. La tradición que significaba torturarse alegremente por solo seis episodios en casi cuatro décadas fue pisoteada por la avaricia de Disney, el nuevo boss que ha descubierto en el universo de George Lucas una mina de dólares. No obstante, si rodaran una entrega por mes, igual los fanáticos seguirían el destino de la soap opera más exitosa de la historia.

Para los entendidos en el tema, pocas cosas de Star Wars encandilan más que sus villanos. Con el astuto Emperador Palpatine y el poderoso Darth Vader, a los héroes solo les quedaba cumplir con su tarea de salvar el día sin nada más interesante que aportar. El Episodio VIII, por su parte, nos presenta al nuevo paladín del lado oscuro, Kylo Ren (Adam Driver). Este personaje parece reunir todos los requisitos para ser un villano recordable: la fuerza en él es intensa, es hábil con el sable de luz, usa máscara, mató a su padre a sangre fría… sin embargo, decepciona. Por lo que se nos ha mostrado hasta ahora, parece más un adolescente propenso a los berrinches que el heredero del manto de Vader. Es torpe, impulsivo y no muy perspicaz, defectos que ni el Anakin de las precuelas desarrolló con tanta naturalidad.

Aunque los cabos sueltos son parte de la naturaleza de este tipo de filmes, al Episodio VIII se les deslizaron unos cuantos importantes. Por ejemplo, Snoke. El personaje resultaba una incógnita desde su aparición en El Despertar de la Fuerza, pero así como vino se fue, y lo peor, a mitad de película. Al parecer los guionistas sacrificaron su desarrollo en pos de engrandecer la figura de Kylo Ren. El desfigurado Snoke pasó sin penas ni glorias, tan lleno de misterios como cuando llegó y sin la más mínima esperanza de ser vuelto a tomar en cuenta.

El otro gran cabo suelto fue Rey (Daisy Ridley). Aunque se jugó con la idea de conocer sus orígenes, al final, repentinamente, la protagonista echó a un lado su curiosidad y se fue a salvar la galaxia. Hay fe –sé que la hay- en que en el próximo episodio está cuestión se aclarará, quizás a la manera de El Imperio Contraataca y su mítica línea de: “Luke, yo soy tu padre”.

***

Aunque es merecedora de críticas, no es necesario agarrarse del clavo caliente de los efectos especiales para salvar a esta película. Las espectaculares escenas computarizadas, en la industria cinematográfica norteamericana, son una variable a despreciar si de comparar se trata. Es lógico, cada año los efectos especiales serán más y más despampanantes; así que es injusto equiparar Los Últimos Jedi con cualquier otra entrega de la saga bajo este argumento. No obstante, si algo positivo tuvo el Episodio VIII fue el haber superado el fiasco de El Despertar de la Fuerza, la cual, en su intento de evocar nostalgias por Una Nueva Esperanza, no logró más que un innecesario remake.

Tampoco soy del criterio de que el tono jocoso de esta película haya empañado el resto de su dramaturgia. Más bien resulta refrescante, y hasta necesario, ante tantos altos y bajos en la trama. Quizás si los chistes hubiesen llegado de la mano de 3CPO y R2-D2 nadie se fijaría en el “exceso de gracia”, pero –mala suerte- la entrañable pareja apenas suma 10 escenas en 152 minutos de metraje. Seamos indulgentes y asumamos de una vez que Han Solo ha muerto.

El argumento del filme, reconozco, me atrapó en ciertos momentos. Su solidez se debe a la tensión ocasionada por los giros repentinos de la trama: la derrota de los rebeldes, la desesperanza de Luke y las dudas de Rey y Kylo Ren. Pero, como en los cuentos de hadas, todo toma su clásico rumbo en el desenlace y las fronteras entre el bien y el mal se delimitan con marcadores fosforescentes para decirnos que el próximo episodio tendrá el final que todos esperamos. Realmente, lo que espero es equivocarme.

Para mi sorpresa, no fue de Rey ni de Kylo Ren la película. No. Fue de Luke (Mark Hamill), el mejor Luke de todos, el que abandona su condición de Jedi para abrazar su lado más humano. He aquí el gran acierto del filme. Por primera vez vemos a un héroe de antaño caído, falible, destrozado por su naturaleza imperfecta. El poderosos Luke Skywalker no se debate ya entre la luz y el lado oscuro, sino entre el miedo y la confianza, la culpa y el perdón. Su sacrificio final resultó, quizás, su mayor acto de heroísmo.

***

Ahora, solo queda esperar por el siguiente episodio, o blockbuster, o spinn off, o lo que decida Disney. Rumores hay decenas. Por mi parte, esperaré unos días para, con más calma, volver a disfrutar de Los Últimos Jedi. Para el próximo año o finales de este 2018, de seguro vendrá otra película; y los críticos volverán a afilarse las uñas, los neófitos prepararán sus alabanzas y los fanáticos sus caras largas. Yo solo pido una cosa, y es que al siguiente director, sea quien sea, la fuerza lo acompañe.

Modificado por última vez en Viernes, 19 Enero 2018 11:12

Comentarios  

 
#4 Yordan Quintana 26-02-2018 17:00
Star Wars ha sido la franquicia de medios más exitosa de la historia, esa, mi opinión como fanático loco, conozco la historia de SW y sus personajes como la de Cuba pero, todavia no me identifico con la nueva trilogía, JJ y Riam... que puedo decir?? le falta magia, encanto. Riam dijo que quería una historia distinta,ni JEDIS ni SITH,pero STAR WARS es eso mijo,la lucha entre JEDI y SITH,el lado oscuro y el lado luminoso siempre opuestos..un sith misterioso,un jedi pesimista,rebel des acabados, que verguenza, para mi son solo 6 peliculas y hago espacio para los spin-off,la fiebre de SW no ha ido bajando tiene y tendrá seguidores siempre pero de los filmes al estilo Lucas...
 
 
#3 Xiphos 16-01-2018 17:09
Hola seguidores de Star Wars!!!... los saludos por si acaso son los últimos que quedan en este mundo, o quizás en Cuba!?... bueno, soy un fan de esta obra pero luego de la VI parte "A new hope"... siento que solo "Rogue One" ha sido una película digna de ver de esta afamada y bien recibida saga por el paso de las décadas... el enlazar o contarnos que pasó y como la resistencia se hizo de los planos de la Estrella de la muerte, y los escasos min en que Vader realiza la mejor de las escenas de combate de toda la saga, al menos como Vader... sin contar la pelea con Obi Wan en la que cae cortado por la espada de su antiguo maestro, lo hace una peli que los seguidores no se pueden perder!!!... luego de eso, ni "El despertar de la fuerza" ni "Los últimos Jedis" se hacen dignos de la saga... como yo no llegara a director de Cine en Hollywood a ver si hacemos algo que engrandezca la saga no el "tápate con colcha" que están tirando últimamente... Snoke, el señor Sid que tutela a Kilo Ren sale de la nada luego de la “caída” del primer imperio galáctico fundado por Darth Sidios y su discípulo Darth Vader y se jacta de un conocimiento de la fuerza del lado oscuro que ni impresiona ni le sirve para nada… recuerdo un momento en que por poco apago la peli y paso a ver otra cosa que no me robe el preciado tiempo que estaba dedicando a ver esta última entrega… Snoke, señala que es el responsable de los contactos que han tenido Rey y Kilo Ren, que no puede ser vencido, que Kilo no puede ni desafiarlo y que puede leer su mente… intenciones… y acto seguido Kilo mueve el sable de luz de Rey para atravesarlo por la mitad… y no en un chispazo de acción en la que él no hubiera concebido este acto… si no, que dura algunas escenas Kilo moviendo la espada hasta posicionarla en un lugar mortal y encenderla sin Snoke darse la más mínima cuenta… wow!!!… por poco dejo de seguir siendo fan de la obra!!!... recuerdo aquel memorable Emperador (Darth Sidius) que con Vader a su lado provoca a Luke a que tome la espada y lo elimine y en un abrir y cerrar de ojos Luke halar su sable de Luz hacia él y ejecutar un golpe que no llega a su fin por el bloqueo que ejerció el sable de Luz de Vader, mientras que el Emperador se quedó inmutable porque sabía que Vader respondería así…
Ahora voy a la parte de Luke Skywalker… en “EL despertar de la fuerza” sale en 1 min… para quitarse la capucha que le cubre la cara y Rey ofrecerle su sable de Luz, acompañada la escena con una atmósfera casi caballeresca, Templaría… de entrega de su vida hacia el lado de la Luz… y en esta última parte se retoma la idea, para completarla con algo risible… Luke lanzando la espada a sus espaldas… y a eso súmale, la frase… ”los Jedi deben desaparecer”… wow!!!... la Galaxia desesperada, los últimos hombres y mujeres de la resistencia luchando contra el nuevo imperio, contra Snoke y Kilo Ren, incluso soldados clones que fuera de su “programación” genética a acatar las órdenes de la República y luego del Imperio y ser mejores que los soldados droides y demostrado esto en las Guerras Clon, abandonan contra todos los pronósticos y luchan del lado de la “Resistencia”… es el mismo Luke que buscó el viejo Ben Kenobi y a Yoda en su exilio para aprender sobre la fuerza de la Luz?... el mismo que sigue a su padre y se presenta ante el Emperador, sintiendo que Vader no ha sido vencido en la totalidad de su alma por el lado oscuro?... el mismo que convierte a su padre, o ayuda a la conversión casi imposible de su padre?... nos encontramos a un Luke exiliado más pesimista que Yoda en su exilio, y que hace un supuesto Acto de heroísmo al “ayudar” a lo que queda de la “Resistencia” a huir… a huir ¿¿¿…en el Halcón milenario¿ …va!... por favor, me dio ganas de meterme en el fimsl y decirles al otro lado de la cueva por donde salen…
-vamos, de uno en fondo y con los brazos arriba para que nos vean, que en esta nos rendimos todos!!!.
 
 
#2 miembrodelpri 09-01-2018 20:38
Eso de que los fans van a seguir yendo aunque fuera una peli al mes, no es cierto, la fiebre star wars ha ido bajando, ya no es lo mismo, seguramente Disney al ver que cada vez se le va mas publico, acabara haciendo un reboot , o sea reiniciara toda la saga, como se hace con el universo de superheroes cuando se han agotado las ideas y el publico, dudo yo que disney empiece de inmediato con una nueva trilogia si percibe el agotamiento y cansancio del publico

Star Wars no funciona como franquicia porque ha pesar de ser cine comercial, era un cine de Autor, es dificil que sobreviva la magia sin George Lucas, es como imaginar una secuela del señor de los anillos escrita por fulanito y filmada por fulanito, NO FUNCIONARIA
 
 
#1 Ihosvany Martin S. 08-01-2018 15:01
Para mi Star Wars ha sido la mejor Saga desde la primera vez que la vi en 2002 cuando tenia 10 años que vi los AT-ST y a Lord Vader y ahora que tengo 26 todavia me impresiona la imagen oscura de Vader, y estas partes nuevas han hecho lo mejor tambien dandole a Star Wars el espacio de que no se quede en el olvido por las nuevas peliculas que estan saliendo al mercado, yo apoyo esta Saga asi vengan millones de criticas, ahora con Disney y Lucas Arts al mando se mantendra viva la historia creada hace mas de 30 años por George Lucas
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar