sábado, 20 octubre 2018, 23:27
Jueves, 01 Febrero 2018 06:45

USA-demócratas: Signos de interrogación

Escrito por  Nicanor León Cotayo
Valora este artículo
(1 Voto)

Observadores comentaron este miércoles que, al parecer, los republicanos explotarán más el tema de la inmigración para dividir a las huestes demócratas.


Un periodista de El Nuevo Herald, Alex Roarty, lo comentó al analizar eventuales puntos flacos del Partido Demócrata.

Señaló que durante el primer año de gobierno de Trump, ese partido ha centrado principalmente sus debates en sistema de salud y matrícula universitaria gratuitas e incluso en la destitución del presidente.

Sin embargo, ganan conciencia que ningún argumento los divide más que cuando abordan el tema de la inmigración.

Teniendo en cuenta el resultado de los comicios de 2016, analistas esperaban que ambos partidos darían preferencia,  entre otros, a temas migratorios y de economía, ya que en futuras escaramuzas electorales dependen del voto latino y afroamericano.  

El tema de la inmigración se ha convertido hasta cierto punto  en manzana de la discordia entre ambos partidos.

Según el periodista Roarty,  los demócratas consideran que el problema de su partido depende del liderazgo que lo encabece y además está conformado por legisladores de edad avanzada, en su mayoría blancos como Chuck Schumer de Nueva York y Nancy Pelosi de California.

Martin Quezada, un senador estatal demócrata de Phoenix. Dijo “hay una clase más vieja que está en el poder y que todavía no acepta a los inmigrantes y el tema de la inmigración. Por eso se vuelve cada vez más un punto focal”.

Otros consideran que lo esencial del futuro de su partido radica en involucrarlo más en el tema migratorio.

Quezada agregó: “no sé cómo los demócratas “pueden    mirar a los ojos a nuestros dreamers, sus familias, o a ellos mismos, y decirles que confíen en que nuestro partido los respalda”.

El periodista Alex Roarty agregó que las críticas en ambos casos fueron muy similares: los demócratas estaban cediendo innecesariamente en un tema que, además de causar graves daños sustanciales a un bloque clave de votantes, habría sido un ganador político si el partido hubiese insistido más.  

Los demócratas no han respondido de manera pasiva, ya que casi todos los líderes del partido han condenado las decisiones de Trump e, incluso, en una ocasión, se fueron a los aeropuertos el día en que se anunció la prohibición de viaje a algunos países musulmanes.
Muchos dicen que el Partido Demócrata se ha movido sustancialmente hacia la izquierda en materia de inmigración en comparación con una década atrás, cuando muchos demócratas prominentes hacían énfasis en la seguridad fronteriza y canalizaban temores de que los nuevos inmigrantes pudieran quitarle los empleos a la clase trabajadora.

Angel Padilla, director de políticas del grupo liberal de apoyo Indivisible expresó que “Los demócratas dependen de estos grupos,  gente de color y  familias de inmigrantes.
En opinión de Padilla, los demócratas deben luchar contra las políticas que consideran racistas, sobre todo si se tiene en cuenta que muchos de sus votantes forman parte de la comunidad negra.

Observadores alertan que Trump podría encontrar nuevas formas de lucha contra la inmigración antes de las elecciones de noviembre próximo.

Y que los demócratas, no obstante, advierten que el partido tendrá que encontrar una mejor forma de responder al complicado tema migratorio.

“Todavía queda tiempo, mucho tiempo para que los demócratas arreglen eso”, dijo Quezada, senador estatal por Phoenix. “Eso es lo que todos los estudios nos dicen, que los demócratas deben representar algo. Y tenemos la oportunidad de hacerlo, podemos hacerlo. Y tengo la esperanza de que lo hagamos”.

No es posible olvidar que el presidente achaca gran parte de los problemas internos que sufre Estados Unidos, a la presencia de numerosos inmigrantes.

Visto 618 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar